Autoconocimiento: sin él, todo y ningún dinero son la misma cosa

Autoconocimiento sin él, todo y ningún dinero son la misma cosa


El sábado pasado, me enseñaron mi curso “7 Pasos para la construcción de su planificación financiera.” En él, he abordado los más diversos temas referentes a la vida financiera de las personas, desde la elaboración del presupuesto doméstico hasta la definición de estrategias de inversión.

Durante ocho horas, pudimos intercambiar ideas sobre absolutamente todo lo que se refiere a las finanzas personales. Los participantes compartieron sus experiencias de vida, sus dificultades en lidiar con dinero, sus dudas y sus anhelos en cuanto al futuro financiero de cada uno.

Además de haber ampliado mis conocimientos a partir de la visión de las personas allí presentes, fue muy interesante constatar de cerca algo que siempre digo en mis conferencias en lo que se refiere a la planificación financiera, no existe el correcto o incorrecto, sino el más adecuado para cada uno individual.

Cada persona tiene su remuneración, sus gastos, sus sueños y sus metas financieras. ¿Cómo dice el dicho, “todo el mundo sabe dónde están las prensas de callo.” Y ningún consultor, por mejor que sea, tendrá la respuesta que usted busca, simplemente porque el único lugar donde esas respuestas se pueden encontrar está dentro de usted.

Lectura recomendada La planificación financiera donde a empezar y cómo hacer

El trabajo de un consultor es orientar, dar las herramientas, mostrar las posibilidades, pero la decisión final sólo puede ser tomada por una persona usted! Y para que usted tome las decisiones correctas, es necesario, antes que nada, que usted se conozca bien a sí mismo, sus necesidades, aspiraciones y perfil.

La planificación financiera es de fundamental importancia para la vida, ya que es una herramienta que nos permite gestionar nuestras finanzas de la mejor manera posible. Sin embargo, por mayor que sea la importancia del dinero en nuestras vidas – y que nadie dude de esa importancia -, él es sólo parte de un todo mucho mayor.

Para que podamos tomar las mejores decisiones financieras, necesitamos comprender cómo vemos la vida. ¿Cuáles son sus prioridades? ¿Qué anhelas para tu futuro? ¿Cómo te gustaría que fuera tu vida dentro de cinco o diez años?

A partir de estas y otras preguntas (y sus respuestas) es que cada uno de nosotros podrá definir la mejor manera para gestionar nuestro dinero. ¿Qué coche comprar? ¿Debo vivir de alquiler? ¿Cuánto ahorrar por mes? ¿Dónde y cómo debo invertir mi dinero? Observe que responder a estas preguntas requiere autoconocimiento.

El dinero debe trabajar para nosotros, es decir, debe ayudarnos a obtener las cosas buenas que sólo él es capaz de proporcionar. Es responsabilidad de usted descubrir lo que le gustaría que le proporcionara y, a partir de ahí, trazar su planificación para alcanzar ese objetivo.

Lectura recomendada Planificación Financiera 5 pasos para cambiar su vida de forma permanente

Una vida financiera próspera no significa necesariamente una cuenta bancaria muy gorda, coches de lujo, mansiones, ni nada de eso. Significa, sí, que usted utiliza sus recursos de la mejor manera posible para alcanzar sus objetivos, independientemente de cuánto sea la cantidad necesaria para ello.

Sin metas propias, usted nunca llegará al éxito financiero, aunque ame a millones de reales, simplemente porque el éxito no está en cuanto usted tiene, sino en saber usar lo que tiene de forma adecuada. Y la única manera de hacer esto es conocerse a sí mismo.

Foto “Thinking businessman”, Shutterstock.