Saltar al contenido

Regalo de forma creativa e inteligente, sin herir tu presupuesto

Hay una parte de nuestro presupuesto personal que es alcanzada en gran parte por las emociones. Y los sentimientos pueden ser positivos (en su mayoría), pero también negativos.

Hablo de los momentos en que usted decide (o necesita) regalar a otra persona.

En la mayoría de los casos, comprar un regalo para alguien es algo positivo y agradable. Es un momento donde estamos buscando materializar aquello que la otra persona representa para nosotros.

Por otro lado, usted también puede verse «forzado» a tener que comprar algo para una persona que usted no aprecia tanto, pero que por una cuestión social o para evitar las limitaciones decide hacerlo.

Independiente de cuál sea el motivo, este es un proceso que implica el uso de recursos financieros, y como tal, necesitamos reflexionar sobre algunas cosas para hacerlo dentro de nuestro presupuesto.

Herramienta recomendada: Controlar el presupuesto con esta hoja de cálculo

Emoción de compras

Ya sabemos que en los procesos de compra y venta, hay una gran parte emocional en la toma de decisión.

Un área relativamente nueva de las finanzas, la llamada «Economía Comportamental», explica que, a pesar de ser seres racionales, nuestra relación con el dinero ocurre de forma extraña, o nada racional.

Cuando las compras involucra valores elevados (automóviles o una casa, por ejemplo) solemos reflexionar bastante. Algunos montan por escrito aquella famosa lista de pros y contras, y así analizan en detalle todos los puntos involucrados antes de ejercer su poder de elección.

Y entre los motivos, allí están nuestras emociones, bien presentes, sea para nuestra alegría o para nuestra desesperación. Al final, suele haber un abismo (muchas veces profundo) entre el «querer» y el «poder», y las emociones crean un peligroso «puente ficticio» entre ellos.

Cuando el asunto son los presentes, muchas veces nos quedamos en una verdadera «falda justa» sobre qué hacer. Situaciones como regalar a sus afiliados de boda, o a su amigo rico (siendo usted alguien con menos posesiones), pueden ser motivos de preocupación y vergüenza.

Lectura recomendada: Cómo su cerebro trucos que cuando se trata de dinero

Algunas ideas que respetan su presupuesto

Ahora vamos hacia el lado práctico de la cosa, buscando el bienestar de su bolsillo. Al regalar a alguien, independientemente de la situación, considere primero su presupuesto.

No tiene sentido que comprar un regalo para alguien y luego quedarse en apuros financieros debido a eso. Usted tampoco tiene que aparecer con las manos vacías. ¿Y cómo resolver esto? De forma creativa e inteligente.

Tal vez usted tiene habilidades para crear un regalo con algunas cosas que usted ya tiene en las manos. Piense en objetos baratos (y hasta usados) que puedan recibir alguna personalización de su parte.

Una caja porta objetos, una taza, o una foto ampliada, todos firmados por usted y los demás miembros de su familia, incluyendo un mensaje de cariño, son algunos ejemplos.

Si usted tiene don para la escritura, podrá escribir una carta a la moda antigua, expresando sus sentimientos y emociones en relación a esa persona. Colocar en una cajita de papel junto con un chocolate, u otro quitute, por ejemplo.

Quien reciba el regalo va a percibir que usted lo hizo todo con celo y dedicación, donando algo muy valioso que el propio dinero: su tiempo.

Lectura recomendada: día de los niños: Lecciones para el regalo con el amor, la ciudadanía y los valores

Regalos caros pueden ser compartidos

En los casos más complicados, como los regalos de boda, usted puede unirse con otras personas y juntos, comprar algo más caro y expresivo para los novios.

Así, todos los que estén en situación financiera limitada podrán regalar. El resultado final será positivo para todos.

Un regalo barato, significativo, y que transforma vidas

Ahora voy a dejar una pista de regalo que considero la mejor, por reunir algunos buenos atributos:

  • Precio bajo;
  • la durabilidad;
  • Fuerte impacto en la vida del presentado;
  • Demostración de inteligencia por parte del donante;
  • Posibilidad de ser donado después para otros, impactando más vidas;
  • Fácil de ser encontrado y comprado;
  • Portátil, pudiendo ser usado en muchos lugares.

¡Estoy hablando de los libros! Me encanta ganar libros y de igual forma, creo que son una gran opción de regalo.

Sólo que la elección necesita ser bien hecha. Usted necesita ser perspicaz para investigar y descubrir algunas preferencias sobre el regalo.

Desde un clásico sobre el tema de predilecto de la persona, hasta un raro ejemplar usado, que se puede encontrar en un sebo, un buen libro contiene palabras capaces de transformar completamente la vida de una persona, generando un impacto positivo inolvidable.

Recomendado Video: Aprender las finanzas, el espíritu empresarial y el liderazgo de leer buenos libros

conclusión

Lo importante, al final de cuentas, es que usted encuentra una forma interesante de expresar su afecto hacia el regalo, sin que esto genere problemas financieros para usted.

Al final, los presentes son símbolos de algo que es imposible de ser medido o materializado, que es el valor de una verdadera amistad, de un profundo amor, o de ambos.

¿Tienes sugerencias de regalos buenos y baratos? ¡Comparta con nosotros aquí en los comentarios! ¡Un gran abrazo y hasta la próxima!

4.8
14