Saltar al contenido

Presupuesto del gobierno para 2014: más una obra de ficción

Presupuesto del gobierno para 2014: más una obra de ficción Está en discusión y para aprobación en el Congreso más una obra de ficción científica. Comienzan las discusiones del presupuesto del gobierno, enviado para 2014. Todos saben qué presupuesto se hace para pautar comportamientos y estimar escenarios, pero también sabemos que cuando sale fuera del escenario factible deja de cumplir su función orientadora.

Pues bien, en el presupuesto de 2014 el gobierno estimó crecimiento del PIB del 4,0%, con inflación del 5%. Los parlamentarios están proyectando crecimiento para el año del 3,8%, con una tasa de inflación del 5,8%.

Sólo para recordar, la última encuesta del Banco Central (BC) contenía proyecciones de los analistas para el crecimiento del 2,11% y la inflación del 5,93%. Sólo la inflación de los parlamentarios es que llega cerca de lo proyectado por el mercado. En términos de crecimiento, ambas fuerzas (gobierno y políticos) pasan lejos.

Ocurre que, para los parlamentarios, cuanto más inflación y crecimiento alto, mejor. Los fondos serán más grandes y la distribución abundante. Para el gobierno, cabrá tratar de ajustar todo eso y contingenciar los gastos. Es importante que esto tendría que ser hecho, pues las posibilidades de crecer un 3% o más son casi ninguna. Así, los ingresos no se realizarán y los gastos deberían ser cortados.

Lo difícil será pensar que los gastos serán cortados en el año de elección y de formación de coaliciones partidistas. Difícil también para el BC que tendrá que usar la política monetaria al agotamiento si quiere mantener la inflación aún dentro de la meta (o cerca del techo, como parece ser la meta de la presidenta Dilma).

Difícil será también el BC mantener discurso reciente que «la política fiscal tiende a la neutralidad». Los economistas que ya no creían en eso, ahora tienen más argumentos para dudar.

Todo esto se complica aún un poco más con la votación ocurrida el 12/11, en la que se aprobó el presupuesto impositivo. Cada parlamentario tendrá, en teoría, destinación de recursos de casi R $ 14 millones y el gobierno tendrá la obligación de destinar el 15% para educación.

El presidente de la República, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy que el presidente de la República, José Luis Rodríguez, «no tiene nada que envidiar a los demás». ¿El presupuesto del gobierno parece más una obra de ciencia ficción, concuerda?

En fin, lo que queremos con ello es demostrar que el gobierno debería ser más diligente con nuestras cuentas públicas y cumplimientos de metas, como forma de agregar más credibilidad para su actuación. En un año de elecciones mayoritarias, en la que las medidas populistas deben prevalecer, esto resulta extremadamente complicado.

Vamos a tener que necesitar suerte y tomar un paseo en la mejora externa para no tener más degradación de nuestras cuentas públicas.

¿Te gustó el artículo? Yo te invito a seguir nuestro análisis diario en Orama TV (clic para ver los vídeos) y Orama Blog (clic para ver). Gracias y hasta la próxima!

Foto «2014, year of recesión», Shutterstock.

4.8
14