¿vale la pena?


Una bolsa de los sueños, el viaje de vacaciones con la familia e incluso aquella televisión de 40 pulgadas. Dispara la primera piedra que nunca sacó la tarjeta de crédito para comprar a la hora y pagar después creyendo que en el futuro las finanzas no serán problema.

La pregunta es tal actitud vale la pena? El concepto de "comprar ahora, pagar después" no es exactamente nuevo. Muchas personas cultivan este hábito usando como justificación el hecho de que en los próximos meses y años van a ganar dinero suficiente para compensar el exceso de gastos en el pasado. La cuestión es que a veces esto puede no suceder. Ver abajo lo que usted debe tener en cuenta antes de ir por ese camino.

Los riesgos del parcelamiento

Hay personas que recurren a la parcelación para comprar un artículo que, a la vista, no tendrían condiciones de adquirir. El problema es que las parcelas crean la ilusión de que esa compra es posible cuando, en algunos casos, no es adecuada para el presupuesto financiero de la persona o de la familia. El resultado más adelante no puede soportar los costos de la parcela, ya que es necesario pagar cuentas más prioritarias o porque ha sufrido algún tipo de revés financiero, como la pérdida del empleo.

El análisis de escenarios es esencial

Por eso, antes de comprar ahora y dejar para pagar más tarde se necesita un momento de reflexión. ¿Cuál será el impacto de esas parcelas en la vida financiera? Si usted pierde su fuente de ingresos, conseguirá continuar arcando con este valor? ¿La compra es tan importante que necesita ser hecha inmediatamente, incluso si usted no tiene dinero para eso? ¿Hay algún tipo de interés incrustado? Es de primera importancia que usted haya pensado en todo esto y montado una estrategia para el pago del valor total de la adquisición.

Ahorrar para comprar a la vista puede ser una opción más fácil y segura de lo que usted se imagina

Si el elemento que se va a comprar no es absolutamente esencial para la vida de la familia, como una televisión nueva o un par de zapatos, una opción más segura es ahorrar un valor fijo cada mes hasta alcanzar el valor para adquirir el elemento que desea. Este método es interesante incluso para que usted pueda evaluar hasta qué punto el producto es tan importante para usted. ¿Es realmente necesario comprar otro par de zapatos cuando usted tiene tantos? ¿Necesita una bolsa en su guardarropa? En vez de partir directamente a la parcelación en la tarjeta de crédito al cambiar de actitud usted pasa a consumir de forma más consciente, evaluando si la compra es necesaria.

Con planificación, es posible parcelar sin pasar aprieto en el futuro

Adoptar el modelo de "comprar ahora, pagar más tarde", sin embargo, no es siempre perjudicial. Si se practica con sabiduría y control, puede ser una opción para realizar aquel viaje de los sueños, comprar la tan soñada casa propia o el auto del día a día. Sólo tienes que planear. El primer paso es comprobar si usted tiene una reserva financiera para ayudarle en caso de algún imprevisto. A continuación, analizar el valor total del bien y optar por un número de parcelas cómodo para sus ingresos. Es importante chequear la cuestión de los intereses y nunca comprometer más del 20% de la renta familiar con un parcelamiento de cualquier especie.

Consumir de forma consciente es la clave para una vida financiera sana. Con estos consejos, seguramente será más fácil montar su estrategia de adquisiciones futuras. ¿Tienes alguna duda? ¡Deja tu comentario!

comentarios

comentarios