Saltar al contenido

Usted también debería invertir y valorar sus amistades

Hoy la reflexión es sobre amistad. ¿Cuánto de su tiempo se dedica a los amigos?

¿Cuántas veces al mes puedes parar para tomar un café con uno de ellos, hacer una llamada para poner el chat al día o simplemente enviar un mensaje preguntando cómo las cosas están?

Hablamos tanto en tener metas y propósitos, hablamos tanto en no dejarnos abatir cuando las cosas no funcionan, en no tener miedo de cambios ni de salir de la zona de confort.

Pero, si pensamos bien, todos estos puntos, para dar cierto, siempre se apoyan en algunas bases poderosas en nuestras vidas. La mayor de ellas quizás sean los amigos.

Como dicen por ahí, amigos son la familia que uno puede elegir, por eso una amistad sólo dura si tiene sentido, si hay que cambiar, qué evolucionar en conjunto.

Muchas veces las personas cambian tanto que algunas relaciones ya no van hacia adelante. Pero lo que queda … ah, querido lector, es cada día más fundamental.

Una vez leí un libro que decía que cuanto más envejecemos, más necesitamos de aquellos que nos conocieron cuando jóvenes.

Son ellos quienes van a recordar tantas cosas que olvidamos, van a reforzar que fuimos capaces de vencer tantas batallas, que tuvimos coraje para realizar un cambio tan necesario, o que pasamos de la mejor manera posible por una de esas tempestades de la vida. Sin ellos, muchas veces la gente se olvida de quién es. ¡Y eso no puede suceder!

Afortunadamente tengo la suerte de tener amigos de larga data. Tengo amigos que están a mi lado desde hace más de 20 o 30 años.

Sí, son amigos de infancia, a quienes yo recurro, o recurren a mí, siempre que lo necesito. Entonces nos acordamos de tanta cosa que ha pasado y nos hacemos más fuertes para enfrentarnos a lo que vendrá.

También tengo amigos de poco tiempo pero que ya tienen su inmensa importancia!

¿Esta vez decidí invitarle a reflexionar sobre sus amistades y la puesta en práctica algunas actitudes para cuidar mejor de ellas, combinado?

Y si te sientes medio aislado, sin amigos para llamarlos, ahora, nunca es tarde.

Siempre es tiempo de conocer personas que tienen propósitos e intereses similares a los nuestros. ¡Basta con permitirse!

El hecho es que, entre tantas inversiones que solemos hacer, este es uno de los más certeros y con menor riesgo, por lo tanto, necesitan formar parte de nuestra cartera de la vida, combinado?

7 sugerencias para cuidar mejor de tus amistades

  1. Dar un “Hola” de vez en cuando – una amistad necesitan consistencia, por lo que es necesario que, a pesar de que de vez en cuando, se pongan en contacto con ese amigo, tomar un “Hola”, preguntar cómo es su vida. Si está lejos o demasiado ocupado, vale un mensaje, un e-mail o una llamada!
  2. Un café de vez en cuando – Ver sus amigos en persona siempre que sea posible es muy importante. No siempre es fácil, especialmente si hay mucho trabajo y poco tiempo. Pero ¿qué tal, en su gestión del tiempo, colocar espacio en la agenda para por lo menos un café con un amigo a lo largo del mes? Usted verá que hará una diferencia increíble! ¡Se gana en la correcta!
  3. Para escuchar y no sólo hablar – Una verdadera amistad nos exige saber escuchar. No basta con encontrar al otro y usarlo como esponja para despejar todo lo que todavía no ha hablado para alguien. Preste atención a los límites y, además de hablar, esté dispuesto a oír. Todo el mundo quiere ser oído. Muchas veces eso es lo que alguien necesita para rescatar aquella fuerza interior tan necesaria.
  4. Para hablar cuando sea necesario – A veces es necesario para hablar. Un amigo de verdad necesita decir ciertas cosas que todos los demás no dirán. Es así que usted hará la diferencia en la vida de alguien que no está consiguiendo ver las cosas de una manera tan clara o que simplemente necesita un empujón para cambiar ciertas actitudes. Es claro que cada uno tiene sus opiniones, y la verdad, en cierto modo, es relativa. Pero no deje de opinar si es necesario.
  5. Respetar el espacio del otro – respetar el espacio, el tiempo y otros límites es la clave. Si uno quiere salir, pero el otro quiere quedarse quieta en casa, respete. Si uno no quiere beber, y el otro quiere tomar todo lo que puede, respete. Es mucho más agradable y probablemente duradera una relación donde hay respeto mutuo.
  6. Perdona – frecuencia con que su amigo no puede hacer ciertas cosas para usted, o puede estar a su lado en ciertas situaciones. Es parte de la vida y del ser humano, no sabemos lo que pasa con el otro. Por eso, procura enfocar en la parte buena y en las tantas veces en que él estuvo de tu lado. Perdone también actitudes o palabras que pueden haber salido sin querer. Nadie es perfecto.
  7. Sin cargo – La amistad no cargada. No se debe exigir presencia, por cierto, eso es algo que puede matar una amistad. Un amigo estará a su lado siempre que pueda estar, pero usted no sabe lo que pasa internamente dentro de él para exigir ayuda, tiempo o cualquier otra cosa, combinado? Deje fluir sin cargos.

Usted también debería invertir y valorar sus amistades
5 (100%) 2 votes