Saltar al contenido

Usted, el encargado bancario y su dinero

Usted, el gerente bancario y su dinero ¿Cómo camina su relación con el gerente del banco? La pregunta suele causar escalofríos en muchos de mis amigos. No porque no les guste a sus gerentes bancarios, pero porque no saben exactamente cuál debe ser la relación entre su trabajo y su vida financiera depositada en el banco.

La mayoría de ellos, hay que resaltar, no tiene mucha noción de finanzas, inversiones [Bb] y economía doméstica. ¿Será el diagnóstico la causa para la deficiencia en la relación gerente / cliente? Dos reflexiones básicas surgen

  • ¿Será que la manera en que nos relacionamos con los gerentes responsables de nuestros servicios bancarios influye en nuestro presente y futuro financiero?
  • ¿Será que el interés por el tema, la investigación previa y el acceso a la información son incluso actitudes capaces de mejorar esta relación y hacerla más productiva e inteligente?

En primer lugar, la cuestión profesional
Es necesario dejar de lado el glamour de la profesión gerencial del banco, vigente durante mucho tiempo en Brasil, y entender lo que realmente hacen estos profesionales y porque relacionarse con ellos de manera correcta puede hacer la diferencia. Como profesionales contratados por la institución financiera que representan, los gerentes tienen claramente la misión de luchar por lo que sea mejor para el banco.

No se asuste, ni se desespere. Sólo entienden ellos son contratados mediante objetivos y metas preestablecidas y su remuneración está casi siempre ligada a los resultados que él alcanza y (o) superar. ¿Sabe ese gerente que “empuja” ciertos productos, sin muchos cuestionamientos o análisis de sus finanzas? Usted ya debe haber vivido esta típica situación desagradable.

Pero, claro, estos son los profesionales mediocres, figuras cada vez más raras ante la enorme profesionalización y maduración del sector. Los bancos inteligentes determinan metas inteligentes, lo que significa invertir más en relación y menos en productos masivos y reconocidos mal para los bolsillos de los clientes. Pera allá, ni tanto tampoco, no es?

El lado del cliente
Pues es, son muchos los brasileños desinformados y aún es grande la oferta de productos valorados por este (enorme) grupo de la población. Valorados porque la “inversión” inicial suele ser baja y el retorno está vinculado a sorteos y promociones. Es juego, pero la mayoría no lo sabe. O sabe y admite tener gusto. Por supuesto, el título de capitalización es sólo un ejemplo, pero que es bastante representativo.

Desafortunadamente, todavía perdura la visión de que, como clientes, podemos extrapolar en las expectativas y exigir que todo sea cumplido sin mayores problemas. Por cuestiones culturales y de educación, somos débiles al tratar con la frustración. Una negociación exitosa [Bb] , capaz de traer buenos frutos financieros, sólo ocurre cuando están a la mesa un buen gerente y un buen cliente.

¿La relación realmente interesa?
Después de unas pocas palabras sobre cada lado de esta importante ecuación, finalmente llego al clímax del artículo la relación es importante, pero valorarlo e invertir en su realización son actitudes aún más cruciales. El gerente está allí para atenderle (sí, para otras cosas también), pero ¿sabrá usted por qué decidió visitarlo o pasar lejos de su escritorio? Si la respuesta le parece muy simple, desconfíe.

El brasileño se informa poco sobre el universo financiero [Bb] disponible a su alrededor, esperando que alguien indique la luz al final del túnel o el producto mágico. El gerente lo hace, pero no sin aprovecharse de la situación-sin mala intención, es importante subrayar – y hacer lo que su contrato requiere buenos negocios para el banco.

¿El cliente? Ah, él sale pseudosa, ya que no tiene base para evaluar si el negocio fue realmente interesante. ¿El gerente? ¿El Banco? Ellos siempre hacen su parte, atendiendo bien y vendiendo sus productos de acuerdo con nuestra expectativa y racionalidad financiera. Cuando no se tiene objetivo, expectativa o conocimiento, cualquier producto sirve.

Experimente visitarlo con más detalles sobre los productos y alternativas de inversión [Bb] que va a ofrecer. Experimente llevar artículos del área para debatir estrategias y posibilidades. Experimente sorprenderte positivamente más veces. Cuando se sabe con quién está tratando, y eso vale para el gerente, la discusión cambia de rumbo. Los resultados también.

bb_bid ??= “74”;
bb_lang = “es-BR”;
bb_name = “fixedlist”;
bb_keywords = “invertir dinero, padre rico, bolsa de valores, cerbasi, mercado de acciones”;
bb_width = “500px”;
bb_limit = “5”;

Crédito de la foto de stock.xchng.

Usted, el encargado bancario y su dinero
4.8 (95%) 8 votes