Saltar al contenido

Su historia no est√° hecha de boletos pagados, sino de experiencias vividas

Organizar la vida financiera es un gran desafío para muchos, y por eso la premiación en dinero sigue siendo vista como la mejor forma de reconocimiento por las empresas. Sin embargo, al tener ese pensamiento dejamos de lado las oportunidades de vivir momentos más felices. Al final, has luchado tanto para superar la meta propuesta por el jefe que merece aprovechar de la mejor forma.

Promover una experiencia obliga al colaborador a vivir algo diferente. Esto da el verdadero significado a los premios – el reconocimiento por haber hecho la diferencia. Ofrecer un momento diferente al colaborador va a estimular su creatividad y aumentar su bienestar.

Cabe al gestor ser un agente motivador del equipo y una acción que promueve experiencias puede ser la clave para esa motivación. Las campañas de incentivo sólo tienen significado cuando muestran que el colaborador no es sólo un número en el registro de la nómina, sino parte de la esencia de una organización.

Disfrutar! ¡Informe gratuito del Tesoro Directo con los mejores títulos para usted!

Para guardar en la memoria, y no en el cajón

Una experiencia puede ayudar a la integración del grupo o del equipo y va a generar valor a la historia del colaborador. La gente necesita vivir momentos inolvidables, con experiencias inesperadas para alcanzar el bienestar. Y así vuelven al día siguiente y cuentan para los compañeros experiencia vivida y eso genera una espiral positiva en el ambiente corporativo.

El valor percibido de una experiencia es mayor que un bono en efectivo. Sea colaborador o cliente, la realización de vivenciar un momento especial hace que la felicidad causada por la premiación sea permanente. Esto es porque cuando ganamos ese regalo, es un viaje, un salto en paracaídas o un spa de día, nos sorprende y llena de alegría.

Descargar gratis Guía completa de las inversiones

En esta modalidad de premios la experiencia comienza cuando la persona recibe el voucher. Todo se vuelve expectativa, desde elegir, marcar la fecha hasta el día de la vivencia. Después de eso, la sensación perdura y se incorpora a la historia personal. A diferencia de un producto o el dinero en sí, una experiencia genera recuerdos permanentes que salen del cajón y nos acompañan por la vida. Y son esas memorias que hacen nuestra vida valer la pena.

Premiación y reconocimiento

Este concepto de premiación y reconocimiento de funcionarios y colaboradores trae la oportunidad del individuo a realizar cosas que probablemente no haría o invertir por cuenta propia, pero que son completamente realizadoras y, por qué no, agentes de transformación. Al contrario de lo que pueda parecer, no es necesario aplicar una cantidad astronómica con poco inversión es posible implantar las más diversas campañas de incentivo, haciendo que cada uno se sienta importante y reconocido.

eBook gratuito recomendado Tener una vida Rica depende sólo de ti

¿Qué tal reflejan sobre lo que realmente vale la pena? En primer lugar, hay que entender que la vida necesita ser vivida. La experiencia no se quita o se pierde. Un auto puede ser robado, la joya puede perderse, o incluso convertirse en producto en el Mercado Libre, pero las experiencias proporcionadas, quedan en el recuerdo, se incorporan a la historia personal y son para el resto de la vida.

Su historia no está hecha de boletos pagados, sino de experiencias vividas
4.8 (95%) 8 votes