Saltar al contenido

Su bolsillo y la economía hablando de tendencia

Su bolsillo y la economía hablando de tendencia El primer semestre de 2013 para el mercado secundario de acciones brasileño fue extremadamente dañino, con el índice Bovespa sumido en caída de más del 22% en seis meses seguidos de pérdidas.

Tenemos que resaltar el efecto producido en el índice por las acciones de Petrobras y OGXP, entre otras. La primera necesitando de aumento de precios de derivados no autorizados por el gobierno y la segunda ante el caos que tomó el grupo EBX, de Eike Batista.

Sin embargo, tuvimos un desempeño mucho peor que otros importantes mercados del mundo, muy en función de indicadores de coyuntura malos, especialmente la inflación alta y persistente y las cuentas externas e internas en franco deterioro.

A pesar de eso, vino el segundo semestre y el Ibovespa consiguió mostrar dos meses seguidos de pequeñas alzas (llegando al tercero), pero que deben ser conmemoradas.

Esto ocurrió mucho debido a la recuperación económica estadounidense, la desaceleración controlada de China (aún con un crecimiento por encima del 7,5% del PIB en 2013), el inicio de recuperación de la economía de Japón, con un crecimiento interanual del PIB del 3,8% y algunos señales de mejora emitidas por Europa, especialmente Alemania y el Reino Unido.

Sobre Europa, tenemos que considerar que el proceso es asimétrico y que algunos países todavía mostrará la recesión en 2013, como España y Portugal. Sin embargo, la zona del euro, que incluye a 17 países, ya ha logrado salir de la recesión en el segundo trimestre de 2013, con un crecimiento confirmado del 0,3%.

La situación que se plantea es lo que esperamos para el resto del año. Evidentemente, nuestra bola de cristal no muestra una situación muy clara, pero podemos aventurarnos en algunas hipótesis. Tres grandes discusiones están para tener paradero a corto plazo

  • Siria. La postura de los países desarrollados y de la ONU puede definir la situación de equilibrio en la región y ciertamente afectará precios de commodities y metales nobles, principalmente, pero también el equilibrio de monedas y mercados accionarios;
  • Reducción de los estímulos. El FED (Banco Central estadounidense) está en vías de empezar a retirar estímulos de flexibilización monetaria y eso alterará el mercado de cambio y modificará la estructura de intereses internacional. En caso de que esto ocurra, no debe ser de forma abrupta ni comprometer todo lo que ya se ha conquistado en términos de recuperación económica;
  • Techo de endeudamiento. Esta discusión nos remite al entendimiento entre la Casa Blanca y el Congreso estadounidense, ya que la previsión es que el techo de endeudamiento sea alcanzado a mediados de octubre, con la deuda llegando a 17 billones de dólares. No es racional diseñar “default” para Estados Unidos, pero probablemente la situación es dejar Obama aún rehén del Congreso con autorizaciones cortas de nuevo techo.

En lo que se refiere a Brasil, las indicaciones son de mantenimiento del modelo económico, con cierto énfasis para inversiones, básicamente los relacionados con infraestructura y concesiones de puertos y aeropuertos, carreteras y ferrocarriles.

Sin embargo, la recepción del sector privado no ha sido de las mejores, ya que hubo mucho cambio en marcos regulatorios, hay retrasos en obras públicas y licencias ambientales; y las tasas internas de retorno (TIR) ??sugeridas por el gobierno en las concesiones aún no son atractivas al capital local y externo.

Bueno, poniendo todo eso en la licuadora, mi expectativa es que tendremos un segundo semestre mejor para el mercado accionario local, aprovechando para surfear un poco en esa ola de recuperación económica global, principalmente para sectores ligados al segmento de commodities.

Sin embargo, no guardo mucha esperanza de que sea suficiente para restablecer las pérdidas del primer semestre. De otra forma, con una tasa de cambio mejor controlada y cierto alivio en la inflación, será posible para las empresas ganar competitividad, ya que seguramente no tendremos reforma fiscal de fundamental importancia.

Como se ve, eso nos remite a la expectativa de mantenimiento de la volatilidad y gran dificultad de las personas físicas en la elección de las opciones de inversión. Así, mi sugerencia es entregar buena parte de los recursos destinados a la inversión para competentes gestores.

Sugiero evaluar y usar la herramienta de comparación de fondos de inversión que ofrecemos en nuestro sitio (www.orama.com.br), para elegir la mejor alternativa de riesgo y retorno.

Para todos de nosotros, sigue existiendo la opción de elegir y recordar la frase Hugh Macleod diciendo que “el precio de ser una oveja es el aburrimiento. El precio de ser un león es la soledad. Selecciona una o la otra con mucho cuidado “. Hasta la próxima.

Foto financial symbols, Shutterstock.

Su bolsillo y la economía hablando de tendencia
5 (100%) 1 vote