estadisticas web Saltar al contenido

Sea proactivo y haga la diferencia

Seja proativo e faça a diferença Todas las personas poseen habilidades y un potencial a ser liberado. Cuando ese potencial no es trabajado es necesario controlar las actividades delegadas todo el tiempo. Así es como reconocemos el liderazgo [Bb] , la figura de un líder. Al observar su equipo vemos qué tipo de perfil se encuentra. Personas motivadas? ¿Qué hacen la diferencia? ¿O un grupo que hace el famoso “arroz con frijoles” y no trabaja la creatividad?

La iniciativa, o mejor, la proactividad necesita ser constantemente estimulada. Para conquistar un equipo que realice sin necesariamente necesitar órdenes, que crea e inove con las situaciones presentadas en el día a día no sólo reproduciendo situaciones, necesitamos liderar de manera segura, delegando actividades. A menudo cito que en una empresa tenemos el gerente que fiscaliza y controla las acciones de los empleados. Y tenemos el líder en cargo de gerencia que desarrolla los potenciales de sus subordinados.

Incluso quien por naturaleza sale al frente tomando actitud necesita de incentivo para no desanimar y continuar dando soluciones, resolviendo problemas y encontrando nuevas salidas. Trabajar la iniciativa de las personas mostrando que ellas deben ser una solución y no un problema es desarrollar en ese individuo el paradigma de la persona completa.

Estimulada por el líder, es decir, su jefe directo, una persona puede ser proactiva y tener las cuatro áreas de su desarrollo interconectadas de manera única mente, corazón, cuerpo y alma. La mente desarrolla el control para tomar decisiones y evaluar las situaciones. El corazón en equilibrio activa la facilidad de relacionarse y confiar, mientras que el cuerpo representa la parte física que necesita estar en sintonía. El alma representa la necesidad de hacer la diferencia, es decir, de crear, crecer, actuar y ser reconocido por ello.

Las personas, de manera general, todas, sin excepción, tienen potencial [Bb] . Lo que falta hoy son líderes que desarrollen el potencial de las personas. El verdadero líder es quien ve esa capacidad humana antes de que el individuo vea. Un funcionario que llega en el horario, golpea punto, sigue su rutina, almuerzo, vuelve al trabajo sin retraso y termina sus actividades puntualmente al final del expediente, por ejemplo, no siempre es sinónimo de competencia. El profesional puede ser regido, responsable con horarios y no por eso él puede ser considerado proactivo.

La capacidad de innovar está más allá de seguir convenciones. Es la unión de la responsabilidad con hacerlo. Cumplir mis obligaciones y voy más allá porque lo necesito para sentirme vivo, productivo y en constante mutación. Para algunos, esa actitud es natural y, si bien estimulada, con elogios e incentivo, se transforma en gran potencia. Si no, una persona con todas estas habilidades puede acomodarse, llenar de frustraciones y consecuentemente convertirse en reactiva. Por eso es tan necesaria la figura del líder que ve las potencialidades y las administra a favor de los funcionarios y del progreso de la empresa.

Esta motivación ocurre de dentro hacia fuera, no de afuera hacia adentro. La construcción de individuos proactivos, sean los que tienen iniciativa [Bb] por naturaleza, o no, sucede con habilidad y competencia del gestor que posee la capacidad de mirar más allá de las necesidades básicas del trabajo desarrollado. Este gestor logra ver la mente, el corazón, el cuerpo y el alma de su equipo y sale por delante, pues tiene un trabajo de calidad y agrega valor a las pequeñas actividades profesionales que administra. Es decir, gana todo el ciclo profesional. Y más que eso se crean individuos satisfechos y preparados, o mejor, profesionales proactivos, en el sentido completo de la palabra!

Crédito de la foto de stock.xchng.

Sea proactivo y haga la diferencia
4.8 (95%) 8 votes