estadisticas web Saltar al contenido

Renegociación de deudas Intercambiar deuda cara por deuda barata

Renegociação de dívidas Trocar dívida cara por dívida barata El año de 2012 cerró con la menor tasa de interés ya vista en el país, según cifras constatadas por la Anefac (Asociación Nacional de los Ejecutivos de Finanzas, Administración y Contabilidad). La tasa media de interés al consumidor practicada en el mercado se situó en el 5,44% en diciembre. El número es el menor de la serie histórica de la asociación, que inició ese tipo de investigación en 1995.

Esto es lo mismo que decir que, al año, los intereses cobrados por el mercado se situaron en el 88,8%. La cuenta de Anefac considera las tasas practicadas en el comercio, en el cheque especial, en la tarjeta de crédito, en préstamos personales y de CDC (Crédito Directo al Consumidor) para financiamiento de automóviles.

Si el promedio del mercado es un número bastante positivo, que confirma las acciones del gobierno para disminuir la tasa básica de interés Selic (hoy en el 7,25% al ??año), la realidad sigue siendo de tasas altas para el consumidor. La Proteste (Asociación Brasileña de Defensa del Consumidor) mostró que bancos y financieras cobran casi el 500% de CET (Costo Efectivo Total) anual en préstamos personales. Esto representa una tasa del 16% al mes de CET.

¿Qué muestran estas cifras? Que las tasas sólo van a bajar de verdad si los consumidores se atreven a los contratos firmados y que los bancos y financieros sólo van a practicar efectivamente tasas menores si son cobradas por sus clientes. Ahí es donde la razón de este artículo la forma de sustituir una deuda cara por una deuda barata?

¿Cuanto cuesta?

El primer paso es saber exactamente cuánto cuesta el dinero. En términos bastante simples, la tasa de interés es el valor que el banco cobra para conceder crédito. ¿Y cómo saber si la tarifa es cara? La tabla abajo, cuya fuente es la Anefac, sirve como un parámetro para verificar las principales modalidades

dinheirama_tabela_juros_pessoa_fisica

Por lo que se ve en la tabla, la tasa más alta es la de la tarjeta de crédito. Según la Anefac, esa es la menor tasa cobrada en el rotativo de la tarjeta desde el comienzo de la encuesta, en 1995. Y a pesar de eso, esa modalidad sigue siendo la más cara desde entonces – y la más peligrosa si se utiliza sin planificación.

La tasa alta es inversamente proporcional a la facilidad de obtención de crédito – a usarlo, simplemente pasar la tarjeta e introduzca la contraseña. Los 192,94% de la tasa anual significan que si la deuda del rotativo se desplaza por un año, prácticamente se triplicará.

En la misma comparación, el crédito de financiación de vehículos es la línea de crédito más barata. Esto ocurre principalmente porque, en caso de incumplimiento, el banco tiene que reanudar el vehículo para minimizar su perjuicio (tiene garantía). A continuación, aparece el préstamo personal ofrecido por bancos, que cuenta como “garantía” de pago de las parcelas el débito automático de la cuenta corriente del cliente (lo que también justifica tasas de interés menores).

Y aunque la tasa calculada por Anefac para los préstamos personales parezca baja, un levantamiento de Proteste, hecho en enero, mostró que la tasa real varía de cliente a cliente. La asociación de defensa del consumidor simuló un préstamo en bancos y financieros en tres situaciones diferentes

  • R $ 2.000 en 12 veces;
  • R $ 6.000 en 12 veces;
  • R $ 6.000 en 24 veces.

¿El resultado? En 12 meses, la tasa mínima de préstamo personal es la vista en el préstamo de R $ 6.000 en 24 veces hecha en Itaú 49,12% al año, o 3,38% al mes. En la encuesta de Anefac (con datos de diciembre, hay que resaltar, frente a la encuesta de la Protesta hecha en enero), eso porque mide las tasas medias y la Protesta, el costo efectivo total de uno (lo que incluye gastos, seguros y otras tarifas).

dinheirama_tabela_juros_credito_pessoal

¿Cómo cambiar la deuda?

Negociar es el segundo paso para cambiar una deuda cara por una barata. Si la deuda es en la tarjeta, mire bien la factura en busca del CET. Allí es posible verificar la tasa de interés cobrada. Si es el caso de uso del cheque especial, vale mirar el extracto detallado de la cuenta corriente para encontrar la tasa de interés cobrada por usar el límite.

Este texto del Dineroma trae lecciones interesantes sobre cómo tratar la tarjeta y el cheque especial (haga clic para leer). Teniendo una renta comprobada, es posible hacer un préstamo consignado y usar el dinero para quitar toda la deuda del cheque especial o de la tarjeta.

En otras palabras, es más ventajoso pedir un préstamo personal para pagar una deuda que entrar en el cheque especial. En cifras, se cambia una tasa de interés del 7,82% al mes por una de 2,93% al mes. En el consignado, las tasas pueden ser aún más pequeñas que las del préstamo personal. Compruebe en la empresa donde trabaja si hay esta opción de crédito con descuento en nómina.

Lo mismo ocurre con la tarjeta de crédito en lugar de pagar sólo el mínimo de la tarjeta (lo que rueda la deuda en el rotativo, que tiene la tasa más cara del mercado, del 9,37%), es preferible hacer un crediario y pagar la cuenta mensualmente, con una tasa de 4,06% al mes.

El que compra por impulso está más sujeto a ese tipo de problema con intereses altos – y es justamente el consumidor que más necesita control para conseguir intercambiar las deudas caras por cucarachas. Los números de enero de la Fecomercio-SP (Federación de Comercio del Estado de São Paulo) muestran que no sólo el número de paulistanos endeudados aumentó en este inicio de año como ellos también continúan endeudándose con las modalidades más caras de crédito.

El total de familias endeudadas pasó de 1,65 millones en diciembre a 1,75 millones. Un año atrás, ese número era de 1,52 millones. Según la Fecomercio-SP, ese movimiento de más deudas a comienzos del año es común, gracias tanto a las compras de Navidad como al período de pago de cuentas como IPVA, IPTU y material escolar.

El estudio, que tiene en cuenta datos de la PEIC (Investigación de Endeudamiento e Incumplimiento del Consumidor), muestra que la tarjeta de crédito es el motivo de las deudas para el 68,2% de las familias, seguido por carnés (17,2%), financiamiento (12,3%), crédito personal (8,6%), cheque especial (6,8%), financiación de casa (5,6%) y otros (6,8%).

En otras palabras, 7 de cada 10 personas tienen deudas en las dos formas más caras de crédito existentes en el mercado la tarjeta y sobregiro.

La Fecomercio-SP atribuye esos números, principalmente, al consumo de las familias con renta de hasta diez salarios mínimos. Las cuotas de ingreso más bajas dependen del crédito para mantener el patrón de consumo – es decir, usan la tarjeta y el límite de la cuenta como complementos del salario.

Al eliminar la deuda del especial o de la tarjeta, suspenda el uso. Pida al gerente del banco que termine con el límite de la cuenta y deje la tarjeta de lado de la renegociación en adelante. Para salir del hoyo, hay que parar de cavar. Para salir de una deuda, hay que dejar de aumentarla.

Espero que el artículo pueda ayudarle. Hasta la próxima.

Foto de freedigitalphotos.net.

Renegociación de deudas Intercambiar deuda cara por deuda barata
5 (100%) 2 votes