Saltar al contenido

Regalo para el D√≠a de los ni√Īos? ¬°Educaci√≥n Financiera!

¿Vamos a hablar de dinero? El Día de los niños ya está cerca, fecha en que crece el consumo de productos infantiles y, consecuentemente, la necesidad de un dinero extra. Pero ¿qué hacer cuando no se tiene una reserva de capital para este día especial? En ese caso, siempre es fundamental mantener la calma, evitando locuras, y tener en mente que incluso sin una planificación previa todavía es posible comprar regalos para los hijos y utilizar esa situación para iniciar a su hijo en el camino de la educación financiera.

Así, si la condición financiera de la familia está muy apretada, lo ideal es tener una conversación franca con los niños, buscando mostrar la importancia de ella para la familia y encontrar algo que ella desea dentro de la realidad financiera del momento. La conversación llamará la atención del niño para que perciba que lo que ella vio en una propaganda no es lo que ella necesita en el momento.

Una buena sugerencia para ahorrar es cambiar el regalo por la realización de un paseo. Este momento que la familia pasa junto puede valer mucho más que un presente físico. El viaje o el paseo queda en la memoria, además de ayudar a mejorar la cultura y el conocimiento del niño. Reforzar que quien no planificó la compra de regalos para el Día de los niños debe comprar un regalo de menor valor ahora, preparándose para comprar algo que agrade más al niño en su cumpleaños o en la Navidad.

Si la situación financiera no es tan complicada es interesante comprar un buen regalo. Sin embargo, antes de la adquisición del producto son necesarias dos actitudes la realización de encuestas de precios y un análisis de las mejores formas de pago. Además, es fundamental analizar si el presente no traerá costos extras para la familia o incluso para el niño.

La mayoría de la gente todavía no se ha atendido a la importancia de saber negociar en nuestro cotidiano y el Día de los niños es una gran oportunidad de mostrar a los niños cómo hacerlo, llevando a su hijo a la compra, siempre con el presente preestablecido en la su cabeza. Cada vez más temprano, los niños están expuestos al mundo de las finanzas personales. En la escuela, en casa o incluso en la calle con los amigos, el dinero ya es parte fundamental de sus vidas.

Pero cómo educarlos financieramente de la forma correcta?
A partir de lo que puse en mi libro “El Niño del Dinero”, he elaborado diez consejos para que su hijo empieza a ahorrar

  1. A partir de los dos años, cuando los niños empiezan a demostrar deseos propios, ya es el momento de iniciar la educación financiera, mostrando el proceso de cambio del dinero por productos;
  2. Reserve las fechas especiales para dar juguetes a los niños, mostrando así que ella no puede tener todo a la hora que desee;
  3. A pesar de estar en desuso, los cofritos todavía son óptimas formas de mostrar la importancia de la economía para los niños;
  4. Conoce algunos de los deseos del niño y demuestra cuánto tendrá que guardar para realizarlos. Cuando llegue a ese valor, acompáñala en la compra, que será una conquista;
  5. Desarrolle juegos y juegos que estimulen a los niños a pensar en cómo utilizar dinero y cómo es importante ahorrar;
  6. Demuestre desde temprano la relación entre el dinero y el trabajo, lo que se puede hacer llevando a su lugar de trabajo;
  7. Haga que los niños participen en las reuniones financieras de la familia y de las decisiones sobre viajes, compra de material escolar y compras mayores. Esto también se puede hacer en las listas de supermercados;
  8. Explique a su hijo que no todo lo que se demuestra en las publicidades tiene un real valor para el cotidiano y que la adquisición de esos productos puede proporcionar frustraciones;
  9. Analizar y, cuando percibe que el niño ya posee un cierto entendimiento sobre el valor del dinero, dar una mesada, con la cual ella deberá adquirir productos que desea;
  10. Abra un ahorro para el niño, donde dirigirá parte de la mesada para que en el futuro el niño tenga una reserva. Haga un seguimiento conjunto de cuánto de dinero que ya posee.

Un último cuidado que los padres deben siempre tomar es dirigir la compra de regalos para fechas especiales, como el Día de los niños, cumpleaños y Navidad, evitando con eso que los niños se vuelvan excesivamente consumistas, posibilitando una reserva financiera mayor para comprar regalos y reforzando la magia que rodea esos momentos.


Reinaldo Domingos es un profesor, consultor y terapeuta financiera. También es autor del libro “El Niño del Dinero” (Editora Gente) – http//www.omeninododinheiro.com.br – y creador del DiSOP – Instituto de Educación Financiera.

Foto de crédito a Marcio Eugenio.

Regalo para el Día de los niños? ¡Educación Financiera!
5 (100%) 4 votes