Saltar al contenido

¿Quieres resultados? ¡Haga el derecho y pare con la conversación!

Hola amigo lector. Recientemente tuve que dar entrada a la renovación de mi CNH y, envuelta en este proceso de nuestra “burrocracia”, empecé a pensar sobre ese asunto e intentaré abordarlo en consonancia con nuestro tema principal, el dinero. Sigue el texto hasta el final, por favor.

Usted ya ha notado cuántos son los documentos que tenemos CNH, RG, CPF, Título de Elector, Carnet de Trabajo, Documento Militar (para hombres), Pasaporte, Certificado de Nacimiento, Certificado de Boda, Carteras de Clase (CRM, OAB …) , tarjeta del PIS / PASEP, tarjeta del INSS, sin contar el sin número de tarjetas de banco, crédito, plan de salud … ufa! Es mucha cosa.

El hecho de simplificar siempre tiene, pero falta buena voluntad. ¿Es porque? Fácil cuanto más complicado, mejor! Había un proyecto en tramitación para unificar todos los documentos … quién sabe que nuestros nietos vean eso, pues nunca más he oído hablar de él.

Lectura recomendada Costo Brasil entender lo que es por eso que afecta tanto a su bolsillo

¿Usted también ha notado que en nuestra famosa “carta de conductor” va escrito la ciudad donde la misma fue emitida? Pues es, si usted cambió de ciudad y desea renovar la CNH, ¿qué pasa? Por supuesto, usted tiene que pagar una tasa para trasladarla al municipio donde está.

¿No es el máximo? ¿Más una tarifa? En un país donde el gobierno es tan correcto, los impuestos son tan bajos, me quedan en estado de éxtasis sólo de pensar en pagar más una tasa. ¡Cuánta felicidad! Aquí viene la pregunta ¿pero no es Cartera NACIONAL de Habilitación? Hasta donde lo sé, es.

Si es nacional, ¿cómo puede usted pagar para transferirla? La respuesta está en la punta de la lengua del sistema patrocinado “respeto Nacional el hecho de que el ciudadano puede conducir todo el territorio y no necesariamente el lugar de emisión del documento.” Personal elegante, no? Esperando hasta demasiado. Es el cúmulo del absurdo, pero es real. Lo peor, seguimos sujetándonos a ese personal.

Después del advenimiento del Nuevo Código de Tráfico brasileño, mucho ha cambiado; se creó la industria de las multas, las autoescolas comenzaron a ganar más, así como a los médicos que hacen los exámenes y por ahí va.

Vídeo recomendada 3 Las actitudes para cambiar su vida financiera  

Y aún crearon el CFC, que por tener la misma sigla del gas que destruye la capa de ozono, no podría ser buena cosa. La idea es noble Centro de Formación de Conductores. Pero, en la práctica, lo que vemos en el día a día son los viejos problemas de siempre detrás de los volantes.

Es que el show de horrores comienza yo pude escoger entre hacer el curso o pagar “sólo” la tasa de la prueba y leer una apostilla sin vergüenza en casa. Por supuesto, escogí el más barato. ¿Qué aprendí? Nada. ¿Cómo fui en la prueba? Acerté 29 de 30 preguntas.

¿Soy un conductor mejor hoy que ayer? Dudo mucho. ¿De qué modo una apostilla para allá de sospechosa puede enseñar de una sola vez nociones básicas de ciudadanía, dirección defensiva y primeros auxilios?

Ya que vamos a hacer, que hagamos derecho, o dejemos de vez de payasada. Es la misma conversación que enfrentamos todos los días como orientadores financieros todo el mundo quiere el camino fácil, la fórmula mágica. Quieren que viejas ecuaciones resuelvan nuevos desafíos. ¡No!

¿Quieres ser rico? ¿Quiere que su dinero más? Repito deje de hablar blanda y haga el derecho! Sólo vamos a cambiar el sistema cuando dejamos de aceptar cualquier cosa que hacen con nosotros, como, por ejemplo, la payasada de la CNH. Así, los bancos sólo van a cambiar la postura, cuando hicimos de hecho nuestra parte, invirtiendo en otro lugar.

Dar más crédito a los que ya están en deuda, en vez de educar, es como poner una tirita en un leproso no ayudará, sólo ocultar una o dos heridas. ¡Un abrazo y hasta la próxima!

Lectura recomendada La inversión por parte del banco o una firma de corretaje?

¿Quieres resultados? ¡Haga el derecho y pare con la conversación!
5 (100%) 2 votes