Saltar al contenido

¬ŅQu√© vendr√° despu√©s de las agencias y de los corresponsales bancarios?

Entre los años 2000 y 2003, el Banco Central creó las resoluciones que dieron origen a la figura del corresponsal bancario, que tenía como principal objetivo “promover la inclusión financiera”. En la década siguiente, mientras la cantidad de agencias bancarias se mantuvo relativamente estable, el volumen de corresponsales creció a unos 160.000 puntos en 2012.

Hoy, a pesar del crecimiento de los canales digitales, los puntos físicos y otros canales de atención continúan desempeñando un papel importante en la atención a clientes. Según la última encuesta de Febraban realizada en 2015, el total de transacciones realizadas en puntos físicos (agencias bancarias, ATM y corresponsales bancarios) fue de 23.600 millones, lo que representa el 45% del total.

Disfrutar! ¡Informe gratuito del Tesoro Directo con los mejores títulos para usted!

Caída en el número de corresponsales bancarios

El estudio muestra también que, en 2015, el universo de agencias físicas sufrió una ligera caída (de 22,9 mil en 2015 para contra 23.100 el año anterior), también verificada, de forma más acentuada, en los correspondientes, PABs y PAE (puestos de atención). El total de puestos cayó de 45.500, en 2015, ante 51 mil, en 2014. Y los corresponsales bancarios pasaron de 346.500, en 2014, a 293,8 mil en 2015.

De acuerdo con Gustavo Fosse, director Sectorial de Tecnología y Automatización Bancaria de FEBRABAN, los ajustes están relacionados a factores como la coyuntura económica del país (falta disposición para invertir) y la política de eficiencia operacional de los bancos.

En paralelo, el Instituto Data Popular apunta todavía un volumen de sub-bancarizados y desbancarizados de cerca de 50 millones de brasileños, casi el 40% de la población adulta.

Recomendado libro electrónico gratuito riqueza personal es posible

¿Quién va a atender a las personas desbancarizadas?

En este escenario de cierre de más de 60 mil puestos bancarios físicos sólo en 2017 y de la falta de disposición para invertir en la apertura de nuevas agencias y corresponsales, la gran pregunta es ¿quién va a atender a las decenas de millones de personas que no tienen (y no quieren tener) una cuenta?

Esperamos que en los próximos años esta laguna, que viene siendo dejada por las instituciones financieras por cuestiones de reducción de costo, sea rellenada con soluciones de fintechs.

¿Por qué no, por ejemplo, utilizar la tecnología para habilitar a pequeños comerciantes y autónomos con smartphones para ofrecer servicios típicos de los correspondientes, como la venta de recarga, productos digitales e incluso la recepción de cuentas?

¿Y si el smartphone proporciona recursos que no están disponibles en los terminales de caja y POS, por qué no ir más allá y ofrecer también nuevos productos, como pasajes de autobús, consultas de la situación del CPF y créditos prepagados de TV por suscripción?

Si hoy tiene cada vez menos sentido invertir en la apertura de puestos bancarios y la demanda de servicios en esos canales sigue siendo gigantesca, el uso de la tecnología de nuevas fintechs puede ser la mejor alternativa. En vez de participar en una licitación para adquirir una lotería, quien sabe en el futuro bastará descargar una aplicación.

¿Qué vendrá después de las agencias y de los corresponsales bancarios?
4.8 (96%) 10 votes