Saltar al contenido

¬ŅPreocupado por el alza de los mercados?

En ese momento del inicio de 2018 y con el Ibovespa acumulando alta de casi el 15% y sucesivos récords históricos, los inversores pueden estar cuestionando hasta dónde los mercados de riesgo tendrán fuerza para proseguir. En nuestra visión, todavía hay espacio para ganar nuevos niveles, antes de que sea arriesgado seguir ampliando la exposición.

Nuestra tesis es que el escenario económico global de recuperación respalda la elevación del precio de los activos en todo el mundo, con pocas posibilidades de sustos, excepto aquellas intrínsecas a los propios mercados, en los moldes de lo ocurrido un poco antes del Carnaval, cuando tuvimos pérdidas acentuadas mercados en corto período de tiempo, todas ya prácticamente repuestas.

Vamos a basarnos ni declaraciones de formadores de opinión para ejemplificar el buen momento vivido por los mercados en todo el mundo. Comenzando por la mayor economía del planeta, Estados Unidos, el gobierno declara que puede crecer en 2018 por encima del 3,0% y que algo similar debe perdurar hasta 2020.

El nuevo presidente del FED y el futuro

Ahora mismo, en una declaración en el Congreso de Estados Unidos, el nuevo presidente de la FED (Jerome Powell) dijo que el fuerte crecimiento, a corto plazo riesgos equilibrados, graduales aumentos de las tasas de interés, buscando el equilibrio y evitando el sobrecalentamiento de la economía.

Tanto el gobierno estadounidense como varios dirigentes regionales del FED asumen que los recortes de tributos van a mejorar la productividad. Esto impacta directamente en la mejora de los precios relativos de los activos y permite a las empresas elevar la distribución de beneficios a los accionistas.

Crecimiento de China

Continuando nuestra vuelta alrededor del mundo, China proyecta crecer por encima del 6,5%, incluso con el gobierno ajustando algunas variables y priorizando un poco lo social. Xi Jinping sigue siendo el “todo poderoso” y en algún nivel en comparación con Mao Tse-tung (gran líder), y la gente nacional ‘s de que el Congreso apruebe rutas en la reunión de esta semana, el fin de la reelección de limitación. Con eso, el presidente podrá gobernar por más tiempo y hasta después de 2023, ajustando la economía y manteniendo crecimiento aún acelerado.

En el mismo nivel, podemos colocar a la India que espera crecer en el año fiscal que comienza ahora en marzo algo con el 7,0% o el 7,5%, aprovechando para ordenar mejor la economía. Japón celebra lo que parece ser su salida histórica de proceso deflacionario, volviendo a crecer. En el campo, tenemos la estabilidad en el comando con Shinzo Abe es un poco más energía. Además de Kuroda pasado en la conducción de la política monetaria y la búsqueda de la inflación hacia 2.0%. Destacamos aún el modelo exportador revigorizado que acumula 14 meses de expansión de las exportaciones.

La zona del euro

Yendo a la zona del euro, todos los discursos de dirigentes refuerzan la recuperación económica y con inflación por debajo de la meta. Mario Draghi del BCE (Banco Central Europeo) y el alemán Bundesbank Weidman, indican que no sólo es Alemania, que está tirando de crecimiento de la región, a pesar de las discrepancias entre los distintos miembros. El propio banco central tiene consistentemente alto sus proyecciones de crecimiento del PIB.

Si algún cortocircuito puede ocurrir en Europa, el foco está en Italia y el Reino Unido. El primero tendrá elecciones ahora en los primeros días de marzo, pero el partido cinco estrellas ya cambió su discurso (suavizó) en cuanto a dejar la Unión Europea. Con el Brexit, en que pese duras discusiones, ya es posible vislumbrar menos radicalización y hasta la unión arancelaria post-Brexit ya está en el radar.

El Brasil complicado

Incluso el Brasil complicado en sus tres poderes y desequilibrado en los fundamentos va a conseguir crecer el PIB próximo al 3,0% en 2018. Con empresas ya ajustadas y mercado internacional más activo, será posible surfear en esa ola más favorable, con ganancias de productividad, mayor rentabilidad y ampliación de distribución de beneficios a los accionistas. Todo ello en un ambiente de inflación baja, intereses aún cadentes, inversores institucionales y gestores con baja exposición al riesgo y ampliada propensión al riesgo en ese inicio de año. Esto es garantía de flujo perenne de recursos para el mercado y aún sin la correspondiente oferta de nuevas acciones.

Ciertamente vamos a tener la volatilidad presente, pues estamos tratando de inversiones de riesgo. Sin embargo, para aquellos que buscan retornos a más largo plazo en sus inversiones, el momento parece positivo para adquisiciones de renta variable con fuerte contenido fundamentalista.

Después de todo recuerda Pablo Neruda “Usted es libre de tomar decisiones, pero es un prisionero de las consecuencias.”

¿Preocupado por el alza de los mercados?
5 (100%) 1 vote