Saltar al contenido

¡Prefiera el lado de los ganadores!

Juros compuestos La pregunta que todos hacemos es ¿qué hacer para hacerse millonario, para ganar una buena cantidad de dinero que, en el peor de los mundos, sea capaz de traernos seguridad y confort? Cada uno, probablemente, tiene una respuesta. Hasta ahora, la que creo ser la más cercana al ideal es manteniendo una vida regada, con los gastos bajo control, de humildad y, principalmente, quedando al lado de los vencedores.

Después de algunos años trabajando con el mercado financiero, viendo diariamente a gente construyendo imperios o convirtiéndose en polvo en un único movimiento equivocado, percibo que los ganadores estuvieron siempre del mismo lado. Esto no quiere decir que prefieran no correr riesgos. Ellos, más que nadie, saben que el riesgo existe y que sus ganancias tienen íntima relación con él. Y por eso, muchos decidieron apostar. Una apuesta en aquel activo que puede subir, otra apuesta en el sentido opuesto. ¡Todos apuestan!

¿El primer millón? Leyenda?
En lo que se refiere al mercado financiero, llegar a ser rico en los días de hoy a través de la renta variable es perfectamente posible. Por cierto, esa es una certeza que recorre todo Brasil. Sin embargo, para alcanzar esa riqueza son necesarios, además de conocimiento de causa (hoy en día existe un mundo de informaciones accesibles), sangre fría y un bocado de suerte.

Sí, es posible mantener una planificación que le garantice una inversión mensual que, con un retorno anual del 10%, le permita alcanzar, en 10 años, su primer millón. El mito del millón es mucho mayor que la dificultad real de alcanzarlo. Por supuesto, todo dependerá de qué lado elegir. En otras palabras, hay que querer llegar al millón y no esperar que caiga del cielo.

Un ejemplo práctico
Trimestralmente, los bancos e instituciones financieras publican sus balances y demostraciones de resultados. En los últimos tiempos, todos nosotros (incluso yo) los colocamos, en ciertos momentos, como villanos de la economía en razón del cobro exagerado de intereses, tasas, etc. En el transcurso de cada nueva presentación de los datos, percibimos un nuevo récord en sus resultados financieros. Beneficio sobre la ganancia. ¿O serán intereses sobre intereses?

Pero, ¿están equivocados?
No, los bancos hoy en día, además de contar con las altas tasas de interés y de sacar de ella buena parte de su lucro (principalmente los grandes bancos), poseen administraciones de primera línea. La tecnología bancaria en el país es referencia internacional, principalmente en las cuestiones de seguridad. Nada es por casualidad o por suerte. Los bancos brasileños están atrayendo gente de fuera y exportando talentos en la administración de carteras y cartera. Tenemos buenos (y ricos) bancos, y de ahí?

Reflejando ese óptimo desempeño y capacidad administrativa, notamos resultados cada vez mejores. En vez de sólo llorar y reclamar de los intereses altos de su cheque especial (llore en el oído de su gerente, no de su vecino), que tal comprar acciones de esos bancos? ¿Qué tal convertirse en socio de esas instituciones? ¿Has pensado en eso?

De esta forma, su visión puede cambiar. Se dará cuenta de que la belleza se ve de acuerdo con el punto de vista de cada uno. En realidad, la reflexión es más profunda. ¿No estamos del lado equivocado de la ecuación? ¿Estamos juntos de los ganadores? Aprovechar la capacidad de enriquecerse de los bancos es posible y es interesante. Aprovechar el poder de los intereses compuestos es imprescindible.

¡No es sólo eso!
No pienses que esta regla sólo vale para los bancos. Recuerde a las empresas del sector inmobiliario, recuerde que los precios de las materias primas todavía pueden sufrir un reajuste del 30% a corto plazo y hay muchas empresas que pueden ganar mucho con eso. En el caso de la economía brasileña, observa que pasa por un período de cuentos de hada, ya con un aura pre investment grade. Tiene mucho dólar y oportunidades rodando por aquí.

Esté atento para identificar a los ganadores, aquellos que tendrán sus ganancias multiplicadas en poco tiempo y, consecuentemente, aumentarán la oportunidad de riqueza de sus accionistas. ¿Y ahí? ¿De qué lado estás?

PS ¿Ha notado que la Dinheirama abrió su foro de discusión? Es una novedad que promete.

—-
Analista Financiero de Ricardo Pereira, que trabajó en el Banco de Investimentos Credit Suisse First Boston Garantía y edita la sección de Economía de Dinheirama.

Foto de crédito a Marcio Eugenio.

¡Prefiera el lado de los ganadores!
4.8 (95%) 8 votes