Saltar al contenido

Palabras y el universo corporativo

Palavras e o universo corporativo Algunas palabras tan usadas dentro de las empresas traen consigo una arqueología de costumbre donde se esconden jerarquías subliminales, preconceptos enraizados y una visión mecanicista de las relaciones. Muchas de estas palabras demuestran, por quien las profesa, su posición dentro de la cadena productiva. Como ya he dicho mi maestro del lenguaje Inglés [Bb] “Estamos diciendo. Al decir lo que pensamos. “

Las expresiones como suelo de fábrica, bahías, radio-peón y recursos humanos cargan en sí el peso de la descalificación del trabajador, herencia de un pasado “taylorista” que insiste en existir en pleno siglo XXI. Pasado, donde el control rígido sobre las actividades eran ejercidos por los “superiores” cómodamente instalados en sus mezaninos. ¿Algo semejante con los días de hoy? Desafortunadamente sí, en muchas empresas.

Al conocer el origen de algunas palabras del universo corporativo podemos hasta sorprendernos y entender algunos comportamientos fácilmente vistos o practicados. Puede parecer extraño, pero el peso de ese modo de pensar expresado por medio de las palabras está en el inconsciente colectivo.

Veamos algunos ejemplos extraídos de mis anotaciones en las clases de la disciplina “Trabajo y Educación” del curso de Pedagogía [Bb]

  • Trabajar hasta el siglo VI, el verbo tripaliare significaba tortura. Tripalium era un instrumento de tortura. El trabajo traía consigo el peso del dolor;
  • Negocio negotium, la negación de descanso y el sentido de transacción ganado sólo en el siglo 12 en Francia;
  • Empresa manejar, con fuerza de agarre derivado de la prehensa América. El significado de unión para generación de lucro surgió en el siglo 15;
  • Trabajo doloroso que más tarde fue sustituido por el trabajo;
  • Banco prestamistas medievales de mesa en Italia;
  • Precio Pretium, América, que se utiliza para nombrar un valor de un objeto o una persona. Se nota que objeto y persona se encontraban en el mismo nivel;
  • Venta Vendere, ser expuesto a la venta, el mismo sentido prostituere dado;
  • Lider líder de Inglés, en razón de plomo que se usa para hacer balas de plomo ();
  • Lema grito de guerra en el idioma celta.

Es importante tener la conciencia de lo que se dice. Las palabras tienen su peso, no son solamente palabras. Recuerdo mi profesor de Ergonomía [Bb] que llevaba muy en serio el poder descalificante de las expresiones y dinámica excluyente surgida por medio de ellas en sus clases, prácticamente se prohíbía la pronunciación de vocablos como mano de obra, bahías y suelo de fábrica. ¿Algo para pensar, concuerda?

Foto de crédito a freedigitalphotos.net.

Palabras y el universo corporativo
5 (100%) 2 votes