Saltar al contenido

¬ŅOportunidades en la crisis y si Brasil no termina?

A cada nuevo día, más y más hechos negativos acerca de la realidad brasileña surgen en nuestros noticieros. Televisiones, radios, periódicos y revistas no nos dejan olvidar que estamos viviendo una crisis. Una crisis económica; una crisis política; sobre todo una crisis de valores morales.

Estamos perdidos en medio del caos, acuados entre el fuego cruzado de Brasilia. El ejecutivo manda bala en el legislativo que, a su vez, reventa con artillería pesada. Los gobernantes que hasta ayer eran aliados, pasaron a ser rivales.

Vivimos en un país sumergido en la corrupción e incompetencia de los gobernantes, en el que un ex presidente que fue sacado del poder vuelve como Senador y baluarte de la moral y de las buenas costumbres.

Un país en el que la presidenta de la República, el alcalde y el Senado son, en el mejor de los casos, personas de carácter dudoso y que sólo conocen preceptos éticos de los libros de filosofía que leyeron en la universidad, si es que los leyeron.

Mientras Brasilia sumerja antes de que el mayor escándalo de la historia de Brasil (y tal vez incluso el mundo), nuestro Presidente Excelencia – incluso con minúscula p – llegó al absurdo de decir “No hubo corrupción en mi gobierno”. ¿Como asi?

Todo esto hizo que nuestra economía se deteriorara poco a poco, hasta llegar a la situación actual. El desempleo, la recesión, la tasa de interés elevada, la inflación, en fin … Peor aún, sólo si la gente fuera a Venezuela!

Salud, educación, seguridad, carreteras, puertos, aeropuertos, todo parece ser superfaturado y nada funciona como debería. Vivimos en un país donde la gente quiere estar en el poder para servir al pueblo y no para servir al pueblo.

En medio de ese escenario de caos pre-apocalíptico, nada más natural que muchos creen que el país no tendrá condiciones de superar esas adversidades que se impusieron en el camino. Hay quien cree que Brasil simplemente sucumbirá en medio de tantos problemas.

Sin embargo, la historia nos muestra que son justamente en los momentos en que nos vemos ante el precipicio, en que los problemas parecen sin solución y que los desafíos dan la impresión de ser demasiado grandes para superarlo es que logramos verdaderamente mostrar la fuerza de nuestro pueblo y dar la vuelta por encima.

Lectura recomendada Crisis económica oportunidad para aquellos que quieren enriquecerse

No es de hoy que vengo diciendo que el caos que se ha instalado en el país y la coyuntura actual para allá de desfavorable trae consigo excelentes oportunidades. Oportunidad para quien siempre soñó con tener su propio negocio tomar el proyecto del papel, oportunidad para quien siempre dejó el dinero parado en el ahorro de empezar a invertir. Oportunidades, oportunidades y más oportunidades.

Tal vez usted está preguntando pero, ¿y la crisis? ¿Voy a abrir mi negocio justo cuando todos los demás están cerrando? ¿Voy a empezar a invertir cuando la Bolsa está sufriendo pérdidas sucesivas? ¡Sí, usted va!

Si quieres ganar dinero y prosperar de verdad es exactamente lo que tienes que hacer. Después de todo, ir a donde lleva la marea nunca hizo que nadie descubre una isla paradisíaca, mucho menos encontrar excelentes oportunidades de ganar dinero.

Foto “Brazilian People”, Shutterstock.

¿Oportunidades en la crisis y si Brasil no termina?
4.8 (96%) 10 votes