Saltar al contenido

Mercado financiero 3 consejos para operar a & # 8220; volatilidad política & # 8221;

Cuando las primeras confirmaciones de Lula como ministro brotaron en las redes, el dólar disparó casi un 1% en apenas 15 minutos. Hasta aquí, todo dentro de lo esperado, la inseguridad de los inversores es uno de los motivos que provoca un alto en la moneda.

Pero lo que tomó a mucha gente de “pantalones cortos” es que el dólar devolvió el movimiento entero a la misma velocidad que subió, y siguió acentuando las ventas para cerrar el día en caída. Curiosamente, esa mañana se había publicado en Twitter @PortaldoTrader “ministerio Lula sacude el mercado, pero este truco no puede mantenerse en pie por mucho tiempo.”

Después del baile que el dólar dio en muchos traders, algunos me preguntaron qué me hizo “prever” el movimiento del dólar. Como la respuesta debe interesar a muchas personas, me pareció mejor escribir un texto al respecto. Por lo tanto, aquí van consejos básicos, pero muy valiosos

Aprende con la historia, ya que se repite

En primer lugar, en el mercado el pasado se repite varias y varias veces cambiando el personaje, pero manteniendo la misma ropa; la vieja frase “sube en el rumor y cae en el hecho” nunca va a salir de la moda.

Fue exactamente el día que Fitch dio el grado de inversión a Brasil, el 29/05/2008, haciendo que el Ibovespa marcase su máxima histórica – nunca más revisitada desde entonces. Por lo tanto, hay que aprender con el pasado para no repetir los errores en el futuro, y fue más o menos esto lo que sucedió con este episodio del nombramiento de Lula.

Lectura recomendada El aumento de la volatilidad favorece a los inversores (leer y disfrutar)

El ex presidente en el ministerio ya venía siendo mencionado antes de la manifestación del día 13/03 y el mercado trató de precificar esta expectativa hasta alcanzar el ápice, con un movimiento agudo en el preciso momento en que todo se confirmó. Una vez que el movimiento se cumplió, nada más natural que embolsar el lucro, de ahí el repentino movimiento contrario.

Y tiene más cuando hablaron sobre la suspensión de este nombramiento, el mercado apenas se movió, pues lo que debía caer, ya había caído. Por eso, no se sorprende si, en el momento en que la caída de la presidenta se confirme, los mercados inician un fuerte movimiento de realización de ganancias.

A lo largo de mi carrera, he recogido algunos balcones excepcionales, como una venta en Sadia un día antes de anunciar la pérdida con derivados cambiarios en 2008, y una recomendación de venta en el dólar a la máxima de 2013.

Como muchos otros expertos de mercado, he tenido muchos aciertos y errores también, por supuesto, pero los hechos excepcionales siempre están marcados. Y cuando me preguntan sobre la mejor técnica para analizar el mercado, mi respuesta es el siguiente tema.

Utilice el sentido común

Sé que esto es subjetivo, pues lo que es buen sentido para mí, no será para otra persona, pero no raramente el mercado huye de la racionalidad impresa en los gráficos y datos macroeconómicos; por lo que, en estas ocasiones, pensar fuera de la caja es esencial.

Sólo para resaltar, volveré a los ejemplos que acabo de citar

  • Sadia era una de las pocas empresas que caían el 25/09/2008 (con volumen de negociaciones por encima de la media), sin noticias aparentes, en un día de buena alza y optimismo en el Ibovespa;
  • El dólar, el 22/09/2013, golpeaba un alto récord de los últimos 4 años cuando Tombini canceló un importante viaje a Jackson Hole tras una reunión con la presidenta para discutir medidas para contener la alta eufórica de la moneda.

En ambos casos, fueron eventos atípicos, y no un simple candle o indicador técnico, que me llamaron la atención. Claro que la herramienta técnica ayudó y tuvo su papel en toda la historia, pero tales técnicas, solas, jamás me habrían ayudado a llegar a las conclusiones que llegué.

A veces el mejor gatillo para una oportunidad de operación está abierto en los bastidores del mercado, camuflado en el vaivén de Brasilia.

Lectura recomendada 6 consejos para conseguir que fuera de la igualdad y lograr el éxito financiero

No se puede negar que la línea entre buen sentido e insensatez es muy tenue, pero, por otro lado, no es necesario estar calejado en el mercado para percibir que él no siempre es sensato. Por eso vamos al último tópico de este texto.

A veces buenas noticias es bueno, pero malas noticias es mejor todavía

Cuando decimos que la salud económica de las naciones más influyentes del mundo está progresando, incluso los inversores y empresarios más ingenuos y despreparados entienden que se trata de una buena noticia.

Con la progresión de economías como las de China, Estados Unidos y Europa, viene el avance en otras naciones menos influyentes, como Australia, Corea del Sur y hasta Brasil. En este contexto, considerando nuestro punto de vista, los inversores internacionales se sienten cómodos y confiados para invertir en activos de mayor riesgo y, de esta forma, aportes expresivos de capital llegan a las empresas brasileñas.

Sin embargo, si la mayoría de las naciones del globo prosperan, pero sólo Brasil vive un momento de crisis, es natural que los inversores extranjeros busquen otras opciones, como India, Indonesia, Rusia, entre otros.

Por lo tanto, si somos la “linterna” de la prosperidad económica, cada señal de desaceleración de los líderes globales se conmemora como un gol a favor, pues es mejor todo el mundo malo que estar aislados allí. Y es así que cada dato económico americano decepcionante, como empleos por debajo de lo esperado, tiene un efecto positivo en nuestra moneda y bolsa de valores.

Hay otra interpretación de este fenómeno, visto durante la crisis subprime en 2008, y más recientemente con la desaceleración china. Generalmente cuando las cosas van de mal en peor, se espera algún estímulo proveniente de los Bancos Centrales, de tal forma que cada signo negativo en la economía alimenta la expectativa de nuevos estímulos y, consecuentemente, anima los mercados.

Una variación de este fenómeno viene sucediendo por aquí desde que los inversores decidieron que la caída de la Dilma es el camino más rápido para una recuperación económica. De esta forma, cada fracaso que el gobierno tiene – como la reprobación de la CPMF, por ejemplo – tiene un efecto positivo en el mercado.

Lectura recomendada La inversión es una elección el aprendizaje viene con dedicación

conclusión

Espero que haya quedado clara la relevancia de analizar la situación en lugar de simplemente ejecutar mecánicamente media docena de reglas técnicas. Con el tiempo, eso se vuelve cuestión de supervivencia, pues a largo plazo todo “cazador del setup ganador del momento” se vuelve un rehén de la situación … y no dura mucho tiempo.

Foto “Business figures”, Shutterstock.

Mercado financiero 3 consejos para operar a & # 8220; volatilidad política & # 8221;
4.8 (95%) 8 votes