Saltar al contenido

Lula mand√≥ a la c√°rcel. ¬ŅPor qu√© A√©cio, Temer y otros no?

Juez Sergio Moro, el Tribunal 13 de Criminal Federal de Curitiba (PR), responsable de los procesos de operación de la lava Jet en primera instancia, ordenó la detención del ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

La decisión fue tomada tras el STF (Tribunal Supremo Federal) negar el pedido de habeas corpus preventivo, el 4 de abril. La defensa pidió al tribunal que el ex presidente respondiera en libertad hasta el final del proceso.

El decreto de Moro es el resultado de un proceso que comenzó aún en 2016. En diciembre de ese año, el Ministerio Público Federal (MPF) denunció a Lula y otras 8 personas en la Operación Lava Jato.

En 2017, seis meses después de la denuncia, Moro condenó al ex presidente a la cárcel por corrupción y lavado de dinero en el caso del tríplex de Guarujá.

Lea también URGENTE Lula advierte que no se rendirá en Curitiba

Justicia Selectiva en Brasil

Algunos usuarios cuestionaron la “Justicia selectiva” que había condenado a Lula, pero que nada hizo en relación al presidente Michel Temer y al senador Aécio Neves.

¿Será que de hecho la justicia es selectiva en Brasil, o algunos instrumentos jurídicos y políticos seguirán siendo utilizados dentro de la ley y lograron hasta el momento proteger a Temer y Aécio?

El tal del Foro Privilegiado

Ciertamente el instrumento de mayor protección utilizado por políticos con mandatos es el Foro Privilegiado.

Como el propio nombre ya dice, es un privilegio para pocos. En el Supremo Tribunal Federal son procesados ??y juzgados el presidente de la República, los diputados y senadores, los ministros de estados y los ministros de tribunales superiores.

De acuerdo con la ley, las autoridades públicas en general tienen derecho al foro privilegiado si recurren. El gran “privilegio” de este instrumento es que cuanto más alto sea el cargo que la persona pública ocupará, más alta será la jerarquía del tribunal que la juzgará. Por lo tanto, los ocupantes de Administración Pública, en el ámbito nacional, como el senador Aécio Neves y el presidente Michel Temer, sólo podrán ser juzgados por el Tribunal Supremo.

En el caso de Lula es ex presidente y no tiene foro, fue condenado en primera instancia por el juez Sérgio Moro, de la 13ª Vara Federal de Paraná, y en segunda instancia el miércoles por el Tribunal Regional Federal de la 4ª Región (TRF- 4).

En 2016, Dilma Rousseff llegó a nombrar a Lula como su ministro de la Casa Civil. Pero el nombramiento fue suspendido. En caso de haber permanecido en el cargo, tendría derecho al foro.

En marzo del mismo año, el Ministro Teori Zavascki, el Tribunal Supremo dictaminó que Moro envió a las investigaciones de la Corte Suprema de Operación lava Jet que implican al ex presidente.

Teoría tuvo en cuenta el argumento de entonces de la Abogacía General de la Unión de que hubo irregularidades en la divulgación de interceptaciones telefónicas que involucra a la presidenta Rousseff.

Después del movimiento, las investigaciones sobre Lula regresaron al juez Sergio Moro por decisión también del ministro Teori. En la época, él remitió a la primera instancia la acción en que Lula fue condenado hoy, sobre el tríplex del Guarujá.

En la misma decisión, Teori anuló la escucha telefónica en que Lula y Dilma Rousseff, entonces presidente, discutían los trámites para que el petista asumiera la Casa Civil.

Después de ser duramente criticado por ministros del STF, el juez Sérgio Moro pidió disculpas por haber divulgado la llamada telefónica entre los políticos.

Lea también Sólo el 5% aprueba gobierno de Michel Temer

Los diputados no acatan denuncias contra Temer en la Cámara

La denuncia contra el presidente Michel Temer, por delito de corrupción pasiva, fue rechazada dos veces en la Cámara de Diputados.

El temor sólo podría ser juzgado por el STF si la Cámara de Diputados hubiera autorizado el proceso.

El peemedebista emprendió una expresiva articulación para conseguir votos de los diputados a su favor, liberó enmiendas y elevó gastos para mantenerse en el cargo.

Aécio, a los trancos y barrancos Factor PSDB

Aécio Neves es elegido senador, mantenido en el cargo por el voto decisivo de la ministra Carmen Lucía.

, Dijo a la AFP. Sólo el ministro Marco Aurelio Mello le ordenó a regresar a la oficina. Él no fue absuelto.

Aécio Neves es investigado en diversas encuestas que involucra corrupción y propina. El Procurador General de la República, Rodrigo Janot incluso pidió que devolver la política, en base a denuncias de JBS, pero el ministro Marco Aurelio también negó.

En mayo de 2017, el senador fue alejado del cargo, cuando las informaciones de la delación de la JBS se hicieron públicas. Los partidos Red y PSol pidieron la retirada del mandato de Aécio por quiebra de decoro parlamentario.

En junio, sin embargo, la solicitud de casación Aécio fue presentada por el senador Alberto Joao Souza (PMDB), presidente de la Ética del Senado. El argumento del presidente fue que “faltaban pruebas” contra Aécio.

A pesar de retomar el mandato y no haber sido arrestado, el político no fue absuelto de las investigaciones, que siguen en el STF.

Es importante destacar que durante todos los años de la operación lava chorro, ningún político de expresión del PSDB fue arrestado. Sólo el día de hoy Paulo Vieira de Souza, ex director del estado de Sao Paulo, Dersa, fue detenido por la Policía Federal en Sao Paulo.

Conocido como Paulo Preto, es señalado como operador de campañas del PSDB. La prisión preventiva fue determinada por la Justicia Federal, que también autorizó la búsqueda y aprehensión en su residencia.

En el año 2009 y 2011, según el Ministerio Público Federal (MPF), Paulo Preto comandó la desviación de 7,7 millones de reales destinados al reasentamiento de individuos desplazados por Dersa durante la construcción del tramo sur del Rodoanel, de la prolongación de la avenida Jacu Melocotón y de la Nueva Marginal Tietê, en la Gran São Paulo.

Las desviaciones se han producido durante las administraciones de tucanes Gobernadores José Serra y Geraldo Alckmin.

Lula mandó a la cárcel. ¿Por qué Aécio, Temer y otros no?
4.8 (96%) 10 votes