Saltar al contenido

Liderazgo Principio es Diamante, Valor es Carbón

dinheirama post-liderazgo-principio-valor Diamondback carbón La comparación entre el diamante y el carbón es muy común, tal vez usted ha escuchado al respecto. En resumen, el diamante no es más que carbón de alta presión, durante un largo período de tiempo. En su estructura molecular son prácticamente lo mismo, todo es carbono. Lo que hace un más resistente que el otro es su estructura, o sea, como los carbonos están relacionados entre sí.

Los principios y valores se pueden comparar con el diamante y el carbón, respectivamente. Observe que los principios son rígidos como el diamante. Son constantes y no pueden ser quebradas. Nadie rompe el principio; es el individuo que se rompe en relación al principio.

El carbón, por otro lado, es un intento de ser diamante, así como nuestros valores son intentos de alineación a los principios. Los valores son internos y subjetivos. Los principios son externos y objetivos. Es el intento de converger el universo interior al exterior.

Cuanto más un individuo estrecha esos puntos, mayor será su sinergia con un todo, principalmente con el equipo que lidera, sea cual sea familia, empresa, iglesia y etc.

Sabemos que el carbón se convierte en diamante debido a la presión. Los valores han sido bombardeados por presión. Se percibe que, dependiendo del tipo de influencia, el carbón no evoluciona hacia el diamante, pero se rompe, se deteriora y se convierte en polvo.

Los valores no son atribuciones rápidas de conquistar, sino rápidas de perderse. En el intento de aumentar la velocidad, se pueden romperlos. Los valores son frágiles en este aspecto, ya que pueden ser alterados o incluso vendidos. Usted puede tener un valor hoy y no tenerlo mañana, por lo que es subjetivo.

Imagínese que uno de sus valores sea la honestidad. De repente, su gestor le pide que ejecute una tarea de forma dudosa, que pueda debilitar su valor. Este tipo de presión es más común de lo que se imagina. No es una presión positiva hacia la evolución hacia el diamante, sino un cambio del valor que intenta convertirlo en precio. El verdadero valor es todo lo que para usted no puede ser comprado.

El líder, cuando busca lo mejor, es decir, por los principios, no ve su vida como una carrera, sino como una misión. Esta visión le da un sentido de propósito que intenta alinearse con las leyes universales.

La conversión de valores en principios es como transformar carbón en diamante lento, difícil, pero compensador. Valor es lo que estás. Principio es lo que es.

Para terminar, piense que los principios no son más que valores bajo alta presión, durante un largo período de tiempo. Esta alineación es continua y perdurará por toda nuestra trayectoria.

¿Qué tienes que decir sobre liderazgo, principios y valores? Deja tu opinión en el espacio de comentarios. ¡Hasta la próxima!

Foto de diamante en una pieza de carbón, Shutterstock.

Liderazgo Principio es Diamante, Valor es Carbón
4.8 (96%) 10 votes