Saltar al contenido

Las oportunidades en Brasil de la clase media

As oportunidades no Brasil da classe média Inversores, bancos y muchos otros agentes vinculados al mercado financiero [Bb] pasaron el año 2009 bastante atareados. El tímido desempeño de la economía nacional el año pasado trajo preocupaciones, pero también una constatación importante la migración de clases, alimentada por el crecimiento y la estabilidad económica, es una realidad que viene transformando el país. En los últimos cinco años, la clase C recibió 30 millones de brasileños y ya representa el 49% de la población de nuestra nación, o 92,85 millones de personas.

El número en sí no representa mucho, pero su análisis en relación a las clases D y E nos permite concluir que el cambio representa crecimiento y aumento en el poder adquisitivo. De acuerdo con datos de Ipsos, en 2005 la clase D / E contenía el 51% de la población, mientras que la clase C sostenía el 34% de los brasileños. La situación se ha invertido y hoy somos un país de clase media (clase C con el 49% del total) y menos pobre (clase D / E con 35%).

El economista jefe del Centro de Políticas Sociales de la FGV (Fundación Getulio Vargas), Marcelo Neri, dijo a Folha en 07/04 que Brasil debe tener al menos cinco años de la movilidad social, con la adición de 9,4 millones brasileños en las clases A / B hasta 2014 y otros 26,6 millones en la clase C.

El mercado de trabajo calentado, la creación y la formalización de empleos, el espíritu empresarial y el entorno económico estable, son algunos de los ingredientes para tales cambios. Con la renta familiar media también en ascenso, muchos brasileños empezaron a componer su deseo de compra con ítems antes superfluos, como indica un reciente artículo sobre patrón de consumo de la clase C publicada por el diario Folha de S. Paulo.

Bienestar y calidad de vida
La noticia es importante porque evidencia la tan comentada (y necesaria) ascensión social. Cada vez más, los brasileños están teniendo acceso a nuevas oportunidades de trabajo, lo que influye directamente en el ingreso de la familia, su capacidad de construir patrimonio [Bb] e invertir en calidad de vida. La realización de pequeños deseos ofrece posibilidades de elevar la autoestima y, con ella, la felicidad.

Abro paréntesis para una cuestión a veces polémica invertir y posponer el consumo para la realización de sueños no significa que la prioridad sólo se debe dar a los logros futuros. No. Significa destinar parte de sus ingresos para estos objetivos, pero de forma que otra parte del presupuesto sea usada para el equilibrio en el día a día y calidad de vida. Todo para que usted viva bien, satisfaciendo también las voluntades inmediatas. Priorizar sólo uno u otro extremo es no saber valorar todo el cambio que la clase C viene trayendo al país.

Inversión en oportunidades de generación de ingresos
Vale reiterar que con un Brasil más previsible y económicamente sostenible, sobran oportunidades de emprender [Bb] y gestionar el propio negocio. Con una renta creciente y una mayor estabilidad en el trabajo, los clientes potenciales pueden estar dejando de consumir porque su región no ofrece determinados productos. Los servicios generales, antes en la informalidad, ahora pueden profesionalizarse – no el caso del programa MEI (Micro emprendedor individual). Hay más gente por ahí queriendo ajustar y elevar su nivel de vida, lo que es óptimo.

Es claro que el camino parece ser muy diferente de aquel pautado por las extenuantes altas en los precios, dificultad de ahorro y planificación. La moneda única, la oportunidad de utilizar servicios bancarios de calidad, el crédito y la fuerza de trabajo cada vez más cualificada son atributos de un país resiliente, candidato a convertirse en potencia. Y ese es el Brasil que está ante nuestros ojos. Aprovecharlo significa reconocer su trayectoria y valorar aquello que depende de nuestro control nuestro capital moral, intelectual y financiero. Viva el Brasil de la clase media.

Foto de crédito a freedigitalphotos.net.

Las oportunidades en Brasil de la clase media
5 (100%) 1 vote