Saltar al contenido

¡La Riqueza en la Palma de su mano!

La riqueza siempre ha sido objeto de codicia de las sociedades antiguas y modernas, y se ha traducido de varias formas a lo largo de la historia.

Su foco y poderío transitó por la posesión de tierras y esclavos, dominio del comercio mercantil, introducción de las máquinas y control de la producción, acumulación de capital, bienes e inversiones, y desarrollo de la ciencia y tecnología.

Sufrió fuertes influencias de los señores feudales, de la iglesia cristiana, de gobiernos y regímenes políticos, de las fuerzas armadas, y del interés diversificado de empresarios, países y economías globales.

Como podemos observar, la riqueza siempre ha sido disputada por las naciones y sus pueblos, generando como consecuencia, mucha opresión, guerras y muertes.

Pero usted ya ha parado para pensar lo que de hecho es ser rico, en un ámbito individual? ¿Qué de hecho caracteriza la acumulación de riqueza para las personas “normales”, como yo y probablemente como usted?

Antes de avanzar, vale señalar que el término “riqueza” es muy subjetivo cuando se discute en el ámbito de los individuos, pues las ambiciones y conceptos de vida difieren de persona a persona.

De esta forma, en muchos casos, la riqueza está vinculada al hecho de tener una vida tranquila, con salud, y la posibilidad de, a través de mucho trabajo, proporcionar y vivenciar el bienestar de la familia, y quien sabe, conseguir la tan soñada independencia financiera. En otros casos, está vinculada la necesidad férrea de acumulación de capital en detrimento de todo lo demás. Claro que hay un término medio y otras variaciones …, y usted piensa de qué forma?

A continuación, las recomendaciones y actitudes para “gente como la gente”, que es parte de un enorme contingente de trabajadores con cartera firmada o en busca de ella, profesionales liberales, funcionarios públicos y autónomos. No incluyo aquí, por lo tanto, empresarios y emprendedores de grandes y exitosas empresas, que están, con todo el mérito, en otro nivel en términos de capacidad de acumulación de riqueza. También no incluyo, por otro lado, individuos cuya riqueza deriva de herencias familiares, ganancias con juegos de azar, talentos deportivos, artísticos y obviamente actividades ilícitas.

Recomendaciones y actitudes para ayudarte a acumular cierta riqueza.

  1. Invierta en educación y objetiva ganancias por encima de sus gastos, con mucha disciplina financiera

Invierta en su educación, y en la de sus hijos, pues como regla general, el conocimiento genera más oportunidades y valorización para las personas, tanto en el mercado de trabajo como en sus vidas personales. Estas oportunidades están directamente relacionadas con mejores puestos y salarios que contribuir a un nivel de vida más alto. Para que estas ganancias mayores se reflejen en alguna acumulación de riqueza, se exige un mínimo de educación y disciplina financiera – haga clic en el enlace para acceder al artículo “Tenga Disciplina Financiera”.

  1. Mantenga una buena salud física, emocional y mental, y con ello viva y trabaje con más calidad y creatividad

Concentra tus esfuerzos y energía, en actividades que te permitirán una buena salud física, emocional y mental, pues su calidad de vida y la de tu trabajo dependerá directamente de ello. En el caso de que se produzca un cambio en la calidad de vida de las personas que viven en el país,

Además, la creatividad y la productividad de las personas depende de una cabeza sana, descansada y fértil. Muchas ideas y creaciones surgen de ese ambiente, sobre todo en esa era global, integrada, virtual y tecnológica que vivimos.

  1. Gaste menos de lo que necesita, de ojo en el futuro …

Sabemos que gastamos más de lo que necesitamos, y aún así lo seguimos. El motivo principal es la abundancia de recursos a nuestra disposición, en la punta de oferta, y nuestra disponibilidad financiera para adquirirlos.

En tiempos de crisis, como la vivida recientemente con la huelga de los camioneros, que paró todo el país, estamos obligados a ahorrar y utilizar más conscientemente los recursos disponibles, pasando entonces a necesariamente adoptar un patrón de consumo más consciente – haga clic en el enlace para acceder el artículo “Consumo Consciente”.

En el caso de que el hábito de consumo consciente se transforme en un lema de vida, y que podamos sensibilizar a otras personas, amigos y familiares, divulgando la importancia del mismo para el medio ambiente y la sociedad como un medio conjunto. Que nosotros, siempre que sea posible, podamos reutilizar, reparar, transformar o reciclar productos y embalajes, y sobre todo reflexionar sobre las necesidades reales del consumo y, en la medida de lo posible, vivir con menos, de cara al futuro.

  1. Invierta siempre pues eso crea el hábito y la disciplina

No importa cuánto gane mensualmente, separe siempre un poco de dinero para su ahorro, pues eso le permitirá adquirir hábitos de economía, organización, planificación, responsabilidad y disciplina, que serán fundamentales en la construcción de su patrimonio a largo plazo.

A medida que usted tiene condiciones de realizar una planificación más estructurada, recomiendo fuertemente el uso de una hoja de flujo de caja – haga clic en el enlace para acceder al artículo y las herramientas disponibles “Flujo de Caja, sencillo y eficiente”.

Defina, por lo tanto, los objetivos de dónde, cómo y cuándo llegar, y adopte ese parámetro para calibrar sus ahorros mensuales o anuales. Ciertamente esto le permitirá disfrutar de un futuro más tranquilo, donde sus sueños y deseos podrán ser realizados, y situaciones de emergencia más fácilmente contornadas. Como ya se mencionó en otro artículo, y es de hecho una triste realidad, conocemos a muchas personas de renombre y óptima formación en varias áreas, que simplemente no tuvieron la capacidad de acumular patrimonio a lo largo de la vida, y hoy pasan sus últimos días a depender de la buena voluntad de terceros.

“Recuerde que la riqueza es una conquista subjetiva e individual de cada persona, por lo tanto tenga sus parámetros y se planifique para conquistar la suya y de su familia, de forma ética y estructurada”

¡La Riqueza en la Palma de su mano!
5 (100%) 4 votes