Saltar al contenido

La mejor aplicaci√≥n depende de tus sue√Īos

La mejor aplicación depende de tus sueños Después de firmar el contrato de prácticas o de comenzar en su primer empleo, una preocupación del joven debe ser en hacer que el dinero que pasará a recibir sea suficiente para su uso cotidiano y, principalmente, que éste sea usado para la realización de los resultados sus sueños. Siempre refuerzo que, para ello, es importante que se cree el hábito de invertir [Bb] parte de estos ingresos. Con eso el joven tiene por delante otro desafío definir la mejor inversión. Parece obvio, pero no lo es.

Esta demanda hace que la cabeza de los jóvenes se vuelva aún más confusa, ya que una investigación rápida de lo que el mercado ofrece mostrará diversas opciones (ahorro, Fondo DI, Previsión Privada, Bolsa de Valores, etc.). Es cierto, son varias las alternativas. Y, claro, como todo en la vida, cada una tiene diferentes ventajas y desventajas.

Así, antes de aplicar es importante definir el monto mensual que será aplicado y cuanto tiempo será necesario aplicarlo para la realización de los sueños y objetivos trazados. Sí, eso es, el mejor lugar para colocar el dinero [Bb] dependerá directamente del período para alcanzar estos objetivos (corto, mediano o largo plazo).

Si el dinero guardado es para realizar un objetivo o sueño a corto plazo (como un viaje o comprar un aparato electrónico), las mejores aplicaciones hoy en día son el ahorro, un fondo a corto plazo o título de renta fija (CDB por ejemplo), visto que los mismos han alcanzado tasas de rentabilidad interesantes (a veces parecidas) y son seguras – posibilitan una mayor maleabilidad a la hora de sacar el dinero.

Ahora, si la meta es utilizar el dinero en un período a medio plazo (como hacer un curso o comprar un vehículo), usted puede aplicar en acciones, fondos de renta variable, multimercado y de renta fija. Si el plazo es superior a los tres años, vale la pena pensar en una bolsa de valores [Bb] – hasta el porcentaje del 30% de la inversión total.

Cuando el objetivo o el sueño es a largo plazo (como una casa propia o su independencia financiera), debemos pensar y considerar todas las alternativas anteriores, pero también la previsión privada – siempre observando las tasas de carga y administración (las menores tasas están en las aseguradoras ).

Otra buena aplicación para un plazo mayor es la compra de acciones – dando preferencia para acciones de perfil moderado y conservador, principalmente de grandes corporaciones. Es aconsejable que se busque en el mercado especialistas en inversiones en bolsa de valores.

Algunas alertas que siempre hago a los jóvenes inversores merecen destaque

  • No aplicar su dinero en una sola inversión. Es interesante crear una cesta de inversión (CDB, previsión privada, bolsa de valores, etc.);
  • Evitar inversiones arrojadas con tasas de interés agresivas, lo que puede ser una trampa financiera.

Por último, es importante a destacar que es fundamental contar con un destino para el dinero invertido. Nunca guarde dinero sin establecer con antelación qué hará con él en el futuro. Tenga objetivos, metas y respete. Se sabe que cuando no tratamos el dinero con tal disciplina, es casi seguro que la inversión será gastada en la primera oportunidad de consumo que aparezca.


Reinaldo Domingos es un profesor, consultor y terapeuta financiera. También es autor de los libros “El Niño del Dinero” (Editora Gente), “Terapia Financiera” (Editora Gente) y Presidente del DiSOP – Instituto de Educación Financiera.

Crédito de la foto de stock.xchng.

La mejor aplicación depende de tus sueños
4.8 (95.56%) 9 votes