La gu√≠a financiera de la novia –


El sue√Īo de muchas mujeres es o√≠r el sonido de la marcha nupcial. Incluso aquellas que son m√°s modernistas desean, un d√≠a, encontrar al hombre de sus sue√Īos. Y si la intenci√≥n es conmemorar el momento con todo lo que se tiene derecho, avisamos novias, preparen los bolsillos!

Por incre√≠ble que parezca, hay fiestas que llegan a costar de 1 a 2 millones de reales. Por supuesto, ese no es el caso de la mayor√≠a de las personas. Y para asegurarse de que no va a gastar demasiado y acarrear problemas para la pareja, vale la pena invertir tiempo en la planificaci√≥n, la investigaci√≥n y la organizaci√≥n. As√≠ ser√° posible dar una hermosa fiesta y a√ļn viajar en luna de miel.

A pesar de que muchas novias tienen el hábito de planificar e idear todo solas, tal vez sea positivo considerar que su futuro marido se involucra en los planes. Al final, él también merece opinar y dar una ayuda extra con el presupuesto. Por lo tanto, considere que este proceso es una tarea de la pareja, se involucra en ello juntos.

La regla de oro planificación

Planear con antelaci√≥n es la regla de oro para todo y cualquier deseo, principalmente, los que involucran dinero. Por lo tanto, para conseguir ahorrar y gastar lo menos posible es bueno seguir los consejos para planificar la boda y a√ļn disfrutar de todo el proceso

casamento2 "src =" http//blog.guiabolso.com.br/wp-content/uploads/2013/11/casamento2.jpg "width =" 520 "height =" 545 "srcset =" https // blog. 650w guiabolso.com.br/wp-content/uploads/2013/11/casamento2.jpg, 286w https//blog.guiabolso.com.br/wp-content/uploads/2013/11/casamento2-286x300.jpg " size = "(max-width 520px) 100vw, 520px" /></p><div class='code-block code-block-4' style='margin: 8px auto; text-align: center; display: block; clear: both;'>
<div data-ad=

Deje claro sus deseos

Anote como ustedes se imaginan que la ceremonia y la fiesta deben ser, as√≠ como el viaje de luna de miel. Obviamente, ustedes deben so√Īar dentro de la realidad financiera de la pareja para no acarrear frustraciones innecesarias. Consultar revistas especializadas, agencias de viajes e Internet le proporciona buenas referencias que pueden ser √ļtiles para materializar el ideal de los novios.

Tiempo es dinero

Si hay tiempo hábil para investigar, se ahorrará en los gastos. Por lo tanto, los expertos recomiendan programar la ceremonia con al menos 12 meses de antelación. Durante ese período, ustedes podrán elaborar todos los planes con calma y seguramente conseguirán negociar mejores precios, principalmente en el caso del viaje de luna de miel.

La investigación es igual a la economía

La palabra de orden es buscar. Desde el menor elemento, hasta los más grandes, como la iglesia, el ceremonial y el buffet. Es bueno considerar también indicaciones de amigos y conocidos. Todos los proveedores necesitan ser bastante confiables para no dar furor y arruinar el gran día.

Metas y acción

Establezca metas claras como debe ser la ceremonia, la fiesta y el viaje de bodas. Luego subdivida las tareas y estipule plazos hasta el gran día. Con eso ustedes garantizan que todo suceda sin atropellos y no pierden el blanco de vista.

Calcule los costos

Cumplidos los pasos preliminares de la planificación, será posible saber, en valores aproximados, el importe necesario para cubrir todos los costos. Ahora es el momento de poner en el papel todos los ingresos y gastos de la familia y relacionar donde se puede ahorrar. Es necesario elaborar una hoja de cálculo específica para el evento, donde deberán estar relacionadas todos los gastos con fiesta y viaje, así como los valores que se están ahorrando desde el principio.

Ahorro para realizar el sue√Īo

La idea es que, con la economía mensual, ustedes consigan juntar dinero suficiente para pagar la mayoría de los gastos. Algunos de ellos como, ceremonial, iglesia, ceremonialista pueden tener el valor total parcelado hasta el día del evento. Si es posible hacer ese tipo de prestación y aun juntar dinero, será la mejor opción. Así, una parte de lo que va a gastarse ya estará totalmente quitada en el día del "sí". Y lo que falte, puede ser negociado a la vista o en pocas prestaciones.

Hay quien opte por hacer una gran fiesta e ir pagando después del matrimonio. Pero eso está lejos del ideal. Comenzar una vida juntos ya con las deudas no está indicado. Ahorrar, pedir ayuda de los familiares y planificar es siempre la mejor opción. Con un poco de enfoque y disciplina, no va a ser difícil realizar el matrimonio con toda la pompa que la ocasión merece.

Si el hábito de ahorrar y planificar se cultiva desde el principio de la relación, la pareja disfrutará de una vida bien organizada financieramente, que es la clave para que ambos consigan construir una unión próspera y libre de sorpresas desagradables.

comentarios

comentarios