Saltar al contenido

La din√°mica entrevista Leandro Morais, co-fundador de B2ML Sistemas

Dinheirama entrevista Leandro Morais, co-fundador da B2ML Sistemas El B2ML Sistemas es una empresa especializada en soluciones de computación en nube en Java que se desarrolló en el INCIT – Incubadora de Base Tecnológica Empresas de Itajubá. Decidimos entrevistar a Leandro Morais, director de la empresa, para hablar sobre el proceso de incubación y de formación de nuevas empresas, abordando cuestiones que pueden ayudarle y su empresa a dar el siguiente paso hacia el éxito.

Si usted desconoce el concepto de Incubadora de empresas, lea el artículo que ya publicamos para entender lo que es una incubadora de empresas y cuál es su importancia en el escenario de desarrollo económico nacional. Disfrute de la lectura y siéntase cómodo para hacer preguntas y crear una discusión en torno a este tema en nuestro espacio de comentarios.

Leandro Morais es un ingeniero de la informática y la maestría en ingeniería industrial con énfasis en la tecnología en la Universidad Federal de Itajubá. Es co-fundador y director de nuevos negocios de B2ML Sistemas, empresa graduada de INCIT. Es parte de la directiva de Inteligencia en Compras y de la Web de resultados, dos prometedoras start-ups brasileñas. El software de plan de negocios galardonado Emprender es parte de los productos de los sistemas B2ML.

Usted es socio de una empresa que recibió muchos premios durante el proceso de incubación. ¿Usted cree que si usted y sus socios hubieran iniciado la empresa sin el apoyo de la incubadora habrían alcanzado el mismo éxito?

Leandro Morais (LM) no creo B2ML tendría éxito si no hubiera pasado por el proceso de incubación. Lo que el público de fuera ve son los premios, el crecimiento, los nuevos clientes, etc. Lo vemos, pero también los errores que hemos tenido, el aprendizaje a lo largo de los años, entre otras cosas.

Sin la incubadora, habríamos quebrado en el primer revés. El ambiente de incubación nos ayudó mucho en un proceso durísimo de aprendizaje con los errores, el intento y la experimentación. Todo esto fue muy importante para ganar experiencia y madurar nuestra visión emprendedora.

La incubadora de empresas es un lugar de desarrollo de ideas, productos, empresas, emprendedores, etc. Mirando desde este punto de vista, parece ser ideal para el desarrollo de todo tipo de emprendimientos. ¿Eso es verdad? ¿Cuál es su opinión sobre el asunto?

LM Creo que algunas empresas pueden desarrollar mejor con el proceso de incubación que otros. El perfil del emprendedor también afecta directamente este aprovechamiento. Los emprendedores inexpertos, como nosotros éramos, crecen, ganan experiencia y aprenden mucho más dentro de una incubadora que aquellos con más práctica. Lo que digo es que la incubadora añade más a los menos experimentados y lo veo como algo natural y alineado con su papel.

En términos de negocios es lo mismo la incubadora ayuda en el nacimiento de la empresa, pero también cobra su precio. Usted necesita dar algunas contrapartidas, su tiempo no siempre es el tiempo de mercado, etc. Además, no todas las incubadoras son para todo tipo de negocios. Por el contrario, la mayoría de las incubadoras atiende algunas líneas específicas como biotecnología, diseño, tecnología, etc.

De acuerdo con su experiencia personal en la incubación de empresas, ¿qué puntos positivos de formar parte de esta organización? ¿Y cuáles son los puntos negativos, aquellos que entorpecen al emprendedor en su día a día?

LM La incubadora es un entorno muy fértil. Si usted sabe extraer todo lo que puede de allí, usted consigue mucha cosa positiva. En mi caso específico, aproveché mucho los cursos de gestión ofrecidos por la incubadora, la infraestructura suministrada, la red de contactos, la participación en eventos y la visibilidad del programa de incubación de Itajubá.

Yo veo como punto negativo la cuestión del equipo. El mercado es más rápido que la respuesta de la incubadora en algunas ocasiones. Acontece también que en algunos momentos tenemos que participar en algunos eventos de divulgación de la incubadora que yo considero importantes y necesarios, pero que acaban quitando el foco. Pero, los puntos positivos ciertamente son mayores que los negativos. Hasta porque si no fuera así no existiría fila de emprendedores queriendo participar del proceso.

¿Y cuáles son, en su opinión, los factores que más influencian en la aprobación de una empresa durante el proceso selectivo de una incubadora?

LM Para una empresa de entrar en una incubadora como INCIT, los empresarios necesitan tener buenas habilidades técnicas y perfil empresarial. Además, el negocio tiene que ser innovador y con un buen potencial de crecimiento. Básicamente, la incubadora va a analizar si el producto es innovador y tiene potencial de mercado y también si los emprendedores tienen capacidad para ejecutar lo que está en el plan de negocios.

¿Para quién usted indica la inscripción en un proceso selectivo como ese, para participar en el proceso de una incubación de empresas?

LM Yo propongo a la incubadora para jóvenes emprendedores con buenas ideas, pero todavía tienen que desarrollarse en términos de gestión y comercialización. La incubadora es una escuela. Si el emprendedor ya es experimentado y tiene recursos y contactos desarrollados, el papel de la incubadora disminuye considerablemente. Me gusta mucho ese modelo de incubadora que enfoca su actuación en recién graduados y estudiantes de postgrado. Este público logra sacar mucho conocimiento y resultado de un proceso de incubación.

Es muy común ver, en incubadoras, empresas que buscan y necesitan inversiones externas, como inversión ángel, venture capital (capital de riesgo), etc. ¿Su empresa también buscó ese tipo de inversión? ¿Cuál es su visión, y también de sus socios, sobre ese tipo de inversión? ¿Algún compañero de incubadora recibió ese aporte financiero? ¿Cómo fue la experiencia?

LM Los inversores son muy importantes para el desarrollo de negocios innovadores. Ellos funcionan a menudo como una palanca para el negocio, trayendo no sólo inversión, sino también conocimiento de mercado y red de contactos. Sin embargo, el momento de pasar por un aporte varía de empresa a empresa y algunas ni las necesitan.

En el caso de las fábricas de software como la nuestra, las inversiones son más comunes en una fase más consolidada del negocio. Por eso, todavía no buscamos inversores para B2ML. Otras empresas incubadas y hasta Mútuos y la Web de resultados, empresas de las que forma parte de la directiva, tienen actualmente un perfil actual más adherente a inversores externos.

Tenemos en la incubadora algunos casos sí. Lo que da para percibir es que el “negocio aportado” gana otra dimensión y, generalmente, pasa por una buena revisión en el modelo de negocios y también por un proceso de profesionalización. Estoy seguro de que mis colegas emprendedores de INCIT están satisfechos con los nuevos socios y me siento mucho para que tengan mucho éxito.

Leandro, creo que tuvimos una conversación bastante enriquecedora. Muchas gracias por la disponibilidad y la atención de compartir su experiencia con nosotros.

LM Siempre es un placer hablar de B2ML, el espíritu empresarial y la innovación y un honor a hablar con Dinheirama. ¡Estoy a disposición para nuevas charlas!

Crédito de la foto divulgación.

La dinámica entrevista Leandro Morais, co-fundador de B2ML Sistemas
5 (100%) 3 votes