Saltar al contenido

La diferencia entre Análisis Técnico y Análisis Fundamentalista

A diferença entre Análise Técnica e Análise Fundamentalista Se ha hablado mucho de las teorías de análisis fundamental y análisis técnico (gráfica) para tratar de predecir el comportamiento de los precios de las acciones e identificar las oportunidades de inversión. Diferente de lo que muchos dicen, los análisis fundamentalista y la gráfica no son antagónicos, sino complementarios.

Entender el funcionamiento de cada una de estas poderosas herramientas sirve para ayudar al inversionista a la hora de elegir una acción ya la hora de determinar su estrategia para invertir en el mercado financiero. Pero entonces, ¿cuál es, después de todo, la diferencia entre el análisis fundamentalista y el análisis técnico? Vamos a empezar con un poco del concepto básico y de la historia de estas dos escuelas.

El Análisis Fundamentalista
El análisis fundamentalista se configura con la más tradicional de las dos, siendo utilizada hace más tiempo y considerada de más confianza entre los analistas de mercado. Se compone por el conjunto de estudios y análisis de los fundamentos macro y microeconómicos de las empresas que operan en el mercado.

Este enfoque parte, por lo tanto, de datos económicos y financieros provenientes del entorno económico en el cual la empresa actúa y de los propios resultados operativos derivados de su actividad para medirse como va su desempeño.

Los conceptos básicos del Análisis Fundamentalista se remontan al inicio del estudio económico y contable. No obstante, este enfoque comenzó a ser utilizado con el foco de maximizar inversiones en el mercado de capitales apenas a finales del siglo XIX.

Ben Graham e Warren Buffett Uno de los mayores exponentes de esta escuela fue el economista Benjamin Graham (1894 – 1976), que además de estudiar los fundamentos de las empresas en sus propias inversiones fue un gran organizador y académico del marco conceptual utilizado en la actualidad en el análisis fundamental.

Uno de sus mayores discípulos es el de varios de América – multimillonario Warren Buffett, quien es ampliamente reconocido por una gran cantidad de dinero a través de estrategias de análisis fundamental “comprar y mantener”, es decir, para evaluar empresas infravaloradas en el mercado, invierten y esperan beneficios maximizar y sus cuotas valorizar a medio y largo plazo.

El Análisis Técnico
El Análisis Técnico, o Gráfica, se caracteriza por el conjunto de técnicas y estudios apoyados en los movimientos históricos en los precios de mercado de los activos financieros. Las herramientas gráficas y técnicas matemáticas que forman parte de este enfoque buscan prever los movimientos futuros en las cotizaciones de títulos y acciones, pares de monedas, índices, precios de commodities, etc., negociados en mercado abierto.

Básicamente, los estudios gráficos realizados buscan sugerir patrones de comportamiento en los precios de activos volátiles y de difícil predicción y deducción matemática.

Entre los padres de análisis técnico son los estadounidenses William Peter Hamilton (1867 – 1929) y Charles Dow (1851 – 1902), uno de los fundadores de Dow Jones y el Wall Street Journal. Charles Dow formuló una serie de estudios que vinieron a componer el núcleo del Análisis Técnico y que se conocieron como la Teoría de Dow.

La confrontación de los dos análisis
Para el análisis fundamentalista, existe una diferencia crítica entre el valor de la empresa negociado en forma de precio de mercado, derivado de las cotizaciones de sus acciones en las bolsas de valores, y el valor verdadero (o potencial) de la empresa. Este valor se refiere como valor intrínseco y refleja el verdadero precio de la empresa a partir de sus premisas operativas, indicadores macroeconómicos y expectativas de crecimiento.

Así, el Análisis Fundamentalista busca mapear y medir los fundamentos económico-financiero-operacionales de la empresa, como ingresos, costos, deudas contraídas, inversiones efectuadas, etc. y busca evaluar cómo tales factores pesan en la actividad actual de la empresa.

A partir de este estudio se busca estimar cómo estas cifras crecer a lo largo del tiempo. Se puede, por lo tanto, proyectar cuál será el flujo de caja esperado de las empresas – y, con este flujo futuro, se puede descontar una tasa de interés y llegar a un valor presente de la empresa. Este es, para los analistas, el valor real de la empresa, el valor intrínseco.

Además, hay una serie de otros indicadores financieros que ayudan a evaluar cómo está la salud financiera de la empresa. Todos estos números se derivan de los estados financieros de las empresas, y son fáciles de encontrar, ya que son públicos. Vea algunos ejemplos de indicadores utilizados para analizar Petrobras (PETR4).

PETR4 - Brújula del Inversor

Podemos, con esos números y resultados, identificar oportunidades de inversión para evaluar cómo andan financieramente las empresas, compararlas con otras del mismo sector y por ahí va.

A la hora de elegir una empresa para invertir su dinero, es muy importante hacer un estudio mínimo para ver cómo anda el desempeño operacional y financiero de la empresa ver si tiene potencial de generar ganancias a largo plazo. Si su valoración está muy por encima del precio de mercado, por ejemplo, se espera que el precio busque el valor intrínseco, lo que hará que sus inversiones valoren a lo largo del tiempo.

El análisis técnico busca utilizar su arsenal de indicadores y dibujos gráficos para identificar tendencias, variabilidad, reversiones y rupturas en los movimientos de los precios. Así, en lugar de analizar si la empresa está creciendo operacionalmente y si su valor tenderá a crecer por ello, las técnicas gráficas buscan identificar un patrón de crecimiento de los precios históricos para identificar un buen momento para la compra y la venta de los activos.

A continuación, vemos un ejemplo simple de un análisis elaborado con Andrew’s Pitchfork para mostrar un constante crecimiento en el Índice Bovespa (IBOV). El Andrew’s Pitchfork no es más que una herramienta de dibujo que busca trazar canales de tendencia controlando la amplitud de variación de los precios a fin de identificar oportunidades de compra y venta.

Análisis Técnico - Brújula del Inversor

Los recursos del análisis gráfico también pueden ser empleados, por ejemplo, como alerta para dejar una posición, lo que se llama stop-loss. Algunas figuras y movimientos particulares de los precios pueden indicar que su inversión está cayendo por debajo de un normal soportable que puede ayudar como alerta para deshacerse de la posición y evitar perjuicios más intensos.

Así, el análisis gráfico, por poder ser aplicado a cualquier frecuencia de los gráficos de los precios y en cualquier corte temporal puede ayudar a montar estrategias de compra y venta. Tanto para obtener ganancias o minimizar pérdidas, sea cual sea el movimiento de los precios (caída, alta, estables).

conclusión
Como hemos visto, el marco conceptual y el arsenal de herramientas de los dos enfoques son amplios y presentan diferencias cruciales. A pesar de que las escuelas tienen orígenes y conceptos distintos y su empleo es muy diferente, las dos se centra en el mismo problema cómo maximizar sus inversiones y evitar pérdidas en el mercado de capitales.

La gran diferencia entre las dos vertientes, además de las diferencias conceptuales presentadas, viene del foco que el propio inversionista desea dar para sus inversiones.

Un inversor que desea utilizar el mercado de capitales para guardar su dinero, como una alternativa a las formas tradicionales de ahorro, debe utilizar el análisis fundamentalista para evaluar si las empresas en las que está invirtiendo tienen futuro, o sea, si van a generar beneficios a largo plazo que hagan valorar sus cuotas.

Para el inversionista que desea ganar dinero haciendo operaciones de compra y venta más a corto plazo, o incluso en el intraday (durante el día), los fundamentos quedan muy lejos de explicar los movimientos en los precios. Por eso, en este enfoque es indicado adoptar técnicas básicas de análisis gráfico para garantizar un buen retorno, o al menos minimizar pérdidas.

El análisis técnico arma al inversionista con más munición para enfrentar las oscilaciones de corto plazo en el mercado y montar diversas estrategias de compra y venta, en lugar de la estrategia buy and hold proveniente del análisis fundamentalista.

Se debe tener en cuenta que utilizar las técnicas gráficas para montar innumerables operaciones de compra y venta a corto plazo puede, realmente, maximizar su retorno, pero también hay altos costos de transacción (como la tasa de corretaje) y tributarios, ya que la la tasa de interés para las inversiones en períodos cortos es mayor.

Además, las dos exigen conocimiento y estudio de quien quiera aprenderlas. Usted tomará un tiempo para convertirse en un Warren Buffet o un Charles Dow! Pero es sólo tener ganas de aprender y aprecio por sus inversiones que todo se hace más fácil.

Si desea analizar más datos, tener acceso a más niveles de negocio y herramientas de análisis de gráficos y fundamentalistas, me invito a visitar nuestro sitio web para conocer www.bussoladoinvestidor.com.br y probar nuevas formas de invertir mejor. Luego volveré con más textos sobre inversiones en el mercado de acciones. Hasta la próxima.

Fotos sxc.hu y divulgación.

La diferencia entre Análisis Técnico y Análisis Fundamentalista
4.8 (95.56%) 9 votes