Saltar al contenido

La casa propia y el inmueble como inversión

La casa propia y el inmueble como inversión Por muchas veces hablamos sobre inmuebles como alternativa de inversión. El tema sigue siendo muy oportuno. Cuando el país presenta un crecimiento sostenido, óptimas opciones de inversión [Bb] en un abrir y cerrar de ojos. Así, estar preparado para aprovechar una buena oportunidad de multiplicar su capital es siempre un gran desafío.

El primer punto que voy a abordar viene de un asunto extremadamente polémico la casa propia. Después de todo, la casa propia es o no es una inversión? Todos sueñan con huir del alquiler y una gran mayoría lo considera como uno de los grandes villanos de la vida moderna. El Navarro ya ha abordado la cuestión en otro excelente artículo, “Propiedad, comprar o alquilar?”

Reconozco que pagar una cantidad alta por una vivienda que no es suya puede ser desgastante, pero en algunos eso representa una oportunidad, principalmente para parejas que están comenzando una vida a dos. En el país donde cualquier financiamiento cobra intereses relativamente altos, el alquiler puede tener su lado bueno. Puede. Pero lo que usted entiende de los inmuebles [Bb] ?

Todavía hoy he escuchado una noticia sobre la entrada del Banco do Brasil en el mercado de financiamiento inmobiliario, con tasas anuales del 14%. A efectos de comparación, el crédito inmobiliario en Francia es del 4% anual. ¿Será que invertir el valor de la parcela (o del financiamiento), no trae retornos más interesantes?

El valor invertido puede garantizar mejores oportunidades en el futuro, especialmente para aumentar el valor de la entrada o incluso para la compra a la vista del bien. En términos prácticos, invertir es la capacidad de multiplicar cierto valor. La inversión también es garantizar la liquidez para la utilización del dinero de manera rápida, no dependiendo de las voluntades ajenas.

Cuando tenemos nuestra casa, nuestro único inmueble, difícilmente nos proponemos venderlo, incluso después de una gran valoración. Cambiar a una casa más pequeña, en otro barrio, y disfrutar de los ingresos es algo que pasa por su cabeza? No conozco a nadie que ha sido o quiere ir por este camino. Peor, la gran verdad de la venta de inmuebles es su uso como entrada en inmuebles aún más caros.

Entonces, el argumento de que los inmuebles se valoran-defendido de forma férrea por algunos lectores- no siempre se aplica a todos los inversores. Pues un inmueble [Bb] valorado sólo se convierte en dinero y en efectivo ganancia en el bolsillo cuando se vende. ¡Piense en eso!

Inmuebles como inversión
Fuera de las cuestiones que involucran la casa propia, hay algunas buenas opciones de inversión en inmuebles. Las más comunes son las que buscan aprovechar oportunidades de venta, como las de inmuebles ofrecidos por personas que necesitan vender el inmueble (en razón de problemas de salud, cambio de ciudad, muerte en la familia, etc.).

En estas ocasiones, las personas aceptan precios inferiores al valor de mercado del inmueble, con vistas a la venta rápida. La realidad es que he visto a muchas personas construir verdaderas fortunas con esta práctica. Este tipo de inversión, a pesar de la buena rentabilidad, pasa por el problema de la liquidez no ser inmediata después de la compra, el nuevo propietario a menudo necesita un buen tiempo para repasar la casa a un nuevo comprador dispuesto a pagar el precio de mercado o más caro.

¿Y el alquiler?
Muchos optan por mantener los inmuebles como parte del patrimonio y deciden alquilarlos. Esto es una inversión bastante conservadora. En el promedio, el mercado trabaja con un ingreso mensual bruto del 0,5% al ??0,7% del precio de la propiedad. Como el valor es bruto, los gastos de mantenimiento, impuestos y tasas están fuera del porcentaje.

Observe que la tan incomprendida y atacada libreta de ahorro garantiza rendimiento neto de al menos 0,5% al ??mes. Así, en muchos casos el valor del inmueble aplicado en la libreta de ahorro rinde más que valor recibido en el alquiler. Otro punto a considerar es el incumplimiento de los inquilinos y las dificultades jurídicas en períodos de desocupación.

Y los fondos inmobiliarios?
Hay otra forma de invertir en inmuebles, sin que usted necesita una gran suma para comprar un inmueble comercial caro por ejemplo (los que rinden más). Usted puede participar en un Fondo de Inversión Inmobiliario, o FII.

Es como si usted adquiriera pedazos de emprendimientos en forma de cuotas. Es como formar parte de un condominio, formando un fondo cerrado de capital. Este dinero será administrado por una institución financiera, que rendirá cuentas a CVM (Comisión de Valores Inmobiliarios).

Todo ello con el objetivo de invertir al menos el 75% del patrimonio en uno o más emprendimientos inmobiliarios, como hoteles, centros comerciales, edificios comerciales, hospitales, flats, escuelas, etc., estén durante la construcción, recién inaugurados o incluso en pleno funcionamiento.

Como todas las inversiones, existen cuestiones a ser bien estudiadas. Este es un tipo de inversión que no garantiza retornos inmediatos – recuerde que las buenas inversiones [Bb] se construyen con el tiempo. Cabe también aquí el consejo esencial de todo especialista (aquí adaptado a los FII) no invierte todos sus recursos en un único FII y tampoco en ellos.

Me despido con una idea interesante, Fernando Pessoa, que creen expresar el verdadero sentido de la vida

“El valor de las cosas no está en el tiempo en que ellas duran, sino en la intensidad con que suceden. Por eso hay momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables “

Disfrutar el fin de semana para disfrutar de lo mejor de la vida. Buen descanso, buena suerte y buenas inversiones. Siempre!


Analista Financiero de Ricardo Pereira, de ABET Corretora de Seguros, que trabajó en el Banco de Investimentos Credit Suisse First Boston y editar la sección de Economía de Dinheirama.
? ¿Quién es Ricardo Pereira?
? Leer todos los artículos escritos por Ricardo

Crédito de la foto de stock.xchng.

La casa propia y el inmueble como inversión
4.7 (93.33%) 6 votes