Saltar al contenido

Invertir tiempo, energía y esfuerzo por una buena negociación

Invertir tiempo, energía y esfuerzo por una buena negociación Valdemar Engroff comenta “Ricardo es lamentable cuando, en ciertas redes de gran tamaño (al menos aquí en Rio Grande do Sul es así), que tiene la intención de hacer una compra en efectivo y no hay ningún descuento apropiado. La primera propuesta es siempre la parcelación en 10 o 12 veces SIN JUROS. En términos legales y de derecho del consumidor, ¿se puede hacer en este caso? ¿La manera es incluso chupar?

Este es el típico caso en que los grandes almacenes y las grandes redes muestran cuál es su verdadero negocio. La venta de carnés (lea dinero [Bb] y la ganancia obtenida con ese negocio es lo que motiva a las tiendas a ofrecer siempre la opción de venta a plazo. Aparentemente, no hay nada malo con la “oferta”, pero cuando ella es tentadora y parcelada en innumerables veces se vuelve peligrosa.

En el aspecto legal, creo mejor buscar orientación en los órganos de defensa del consumidor, como el Procon de su ciudad o incluso el Idec (Instituto de Defensa del Consumidor). Sin embargo, la oferta es lícita y no hiere su derecho a negociar – particularmente creo que la fuerza del consumidor debe darse de otra forma, con energía, negociación y una dosis de perseverancia.

Primero, pelee por el descuento. Siempre!
La lógica dice que si el precio a la vista es el mismo del precio parcelado, hay margen (mucho margen) para negociar y conseguir el buen y viejo descuento. Muy probablemente al pedir el descuento al vendedor, éste lo negará y hará de todo para disuadirlo de la posibilidad de comprar a la vista.

En ese momento, vale la pena poner en práctica la investigación en otros lugares, que servirán de argumentación. Más, si el descuento no fue concedido, pase a un enfoque más contundente, agresivo, pero siempre educado y serio (interesada) solicite la presencia del gerente e insista!

Entonces explique, critique y presente sus propuestas.
Cuando el gerente llegue, actúe de forma firme y explique que hizo una buena investigación de precios y logró identificar otros lugares con mejores condiciones comerciales. Pasa entonces a valorar tu relación con la tienda, explicando que, como cliente de la tienda, me gustaría obtener más ventajas en el valor del bien deseado.

Juega al encargado la responsabilidad de explicar por qué el valor a la vista es el mismo del valor parcelado. Negocie y demuestre que usted sabe que hay margen para la concesión del descuento. Muestre controlado, pero decidido a salir de la tienda de manos sacudiendo – y haga esto si es necesario.

La práctica demuestra que la firmeza y la contundencia, aliadas a la información y la educación, son, en ese momento, responsables del éxito [Bb] y la eficiencia en la solicitud de los descuentos y en las buenas negociaciones. Deja la pereza de lado.

Por lo tanto, huya del parcelamiento. ¡Pague a la vista!
Si la conversación no da en nada y la tienda se muestra realmente irreductible, use la mayor arma existente en un país que valora el libre comercio busque otra tienda. Considere evaluar los precios y condiciones de compra también en Internet, porque muchas empresas ofrecen descuento a la vista en el boleto y envío gratis. Muchas incluso.

Por supuesto, encontrará buenos negocios en la tienda al lado o en el sitio de comercio electrónico que su amigo indicó. Lo importante es tener conciencia de que, en ese momento, lo peor sería pagar un alto precio o parcelar, usando el crédito, simplemente por falta de coraje e iniciativa.

¡Pequeños valores, grandes negocios!
La importancia que los pequeños valores ganan, si bien empleados en el transcurso del tiempo, muestra cómo la negociación y la búsqueda de descuento necesitan convertirse en hábitos en Brasil. Actualmente, pocas personas se atreven a luchar por su futuro financiero, optando sólo por la satisfacción inmediata.

Pues es, en general, somos despreparados financieramente. Pero lo peor no es eso. El desinterés es que mucho me desanima. Si necesitamos cambiar, ¿qué estamos esperando? Aquellos que tienen éxito financiero [Bb] y llegaron a la independencia crearon ese hábito importante y hacen de esas lecciones diferenciales de éxito.

No esperes más. Ahora está contigo. ¿Vamos a transformar Brasil con nuestro ejemplo? Utiliza el espacio de comentarios para compartir tus experiencias en busca de descuentos. ¿Qué funcionó? ¿Qué idea tiene para negociar mejor? Sea el resultado positivo o no, sólo el hecho de dividir las lecciones mostrará nuestra fuerza. ¡Hasta la próxima!


Ricardo Pereira es un educador financiero y conferenciante, que trabajó en el Banco de Investimentos Credit Suisse First Boston y editar la sección de Economía de Dinheirama.

? ¿Quién es Ricardo Pereira?
? Leer todos los artículos escritos por Ricardo

Crédito de la foto de stock.xchng.

Invertir tiempo, energía y esfuerzo por una buena negociación
5 (100%) 1 vote