Saltar al contenido

Innovación Busque un mindset innovador y no digital

Si usted nació a partir del año 2000 y le gusta la fotografía, difícilmente recordará la ansiedad que nosotros, de la generación anterior, sentíamos al ir a buscar las revelaciones de una película con 12, 24 o 36 poses. Imaginábamos cuántas habían quemado y cuántas realmente eran buenas. Recuerdos impresos y que hoy casi no se ven. A partir de 1990, los métodos analógicos empezaron a tornarse obsoletos y ese es nuestro punto de partida. Las máquinas digitales fueron lanzadas, pero Kodak tardó mucho para entender, y aceptar, esa nueva demanda.

Lo que podemos llamar ‘Case Kodak’ es hoy uno de los mayores ejemplos de que la falta de innovación puede acabar con los negocios. Fundada en 1888, la empresa entró con una solicitud de concordato en 2012, dejando de existir de la manera como yo y tantos otros profesionales la conocemos en los áureos tiempos.

eBook libre recomendada Cómo hablar de dinero con su hijo

La innovación no es sinónimo de digital

Hoy, ya vemos que grandes empresas han invertido su tiempo y dinero en el desarrollo de alianzas con startups, o aún inaugurando ambientes favorables al desarrollo de nuevas ideas. Sucede que todo esto, a pesar de ser un buen comienzo, está lejos de ser el ideal.

Más que nunca es necesario comprender que la innovación, o mejor, el mindset de la innovación no está necesariamente ligado a la disrupción digital, pero está sí conectado al cuestionamiento, a la duda sobre cómo se hacen las cosas y qué es posible hacer para mejorarlas , con el objetivo de aprovechar la calidad de vida del ser humano en el planeta, y de preferencia de forma sostenible. La tecnología, en esos casos, llegó para coronar la idea. Y aquellos que no se atenten a eso, correrán serios riesgos.

Un ejemplo creo que usted o su familia, ya necesitaron viajar, y al cotizar el precio de los hoteles en la región buscada se encontraron con altos valores. La idea de alquilar una casa hasta ocurrió, pero usted no conocía a nadie disponible o dispuesto a eso. Fue entonces que Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk, surgieron con el Airbnb. Para tener una idea, en Brasil, la herramienta ya cuenta con un millón de usuarios.

Descubrir LCI y LCA, todavía se puede invertir?

El mindset emprendedor

Antes de comenzar, es importante dejar claro que esa iniciativa tiene que partir de la cumbre de la empresa. Y vale la pena subrayar que algunas compañías todavía cargan en su directorio, profesionales acostumbrados al ritmo del pasado, en que la innovación real llevaba cerca de cinco o diez años.

Pero hoy ese ritmo cambió, y no sólo por la tecnología, sino porque las generaciones más recientes entendieron que la evolución ocurre a partir de nuevas alternativas para hacer lo que ya hacíamos. ¿Quieres entender mejor?

Recientemente vimos la noticia de que otra gran empresa estadounidense, Toys R Us, entró en la justicia con una petición de concordato. Triste, pero ¿no podría haber sido prevista y revertida hace algunos años? Una tienda del tamaño de Toys R Us no podría haber invertido en un mercado para juguetes, por ejemplo? O tal vez en otra forma de llegar a sus consumidores, y que podría haber mantenido la empresa en el mercado. En ese momento es que la cuestión ‘cómo puedo mirar esa oportunidad y convertirla en un negocio mejor para mi empresa?’, Debería haber surgido.

¿Qué son los dividendos? ¿Cómo elegir acciones que pagan dividendos?

Bebiendo de la fuente

Es imposible hablar de innovación y no citar su ‘naciente’ el Valle del Silicio. El hogar de tantas empresas como Netflix, Apple, Facebook, LinkedIn y Tesla, respira, aunque de modo cliché, la innovación. Y allí sí es un lugar para buscar ideas, o mejor, desarrollarlas.

Aunque otros polos tecnológicos y de innovación existan y carguen una gran fama, no hay como compararlos al Valle. Usted puede incluso crear, innovar y mover con el mercado, pero para vivir y beber de la fuente, hay que ir hasta allí.

¿Y podemos ir más allá, por qué no invertir en un centro de investigación y desarrollo por allá? Hoy, empresas como Ford, Wal-Mart y Johnson & Johnson (empresas tradicionalmente distantes del Valle del Silicio), entre muchas otras, ya tienen su propio espacio de investigación en el Valle, y eso se debe al ambiente favorable a las buenas ideas. Si por aquí todavía enganchamos creyendo que el auto autónomo sigue siendo un sueño a La Jetsons, sepa que el Foro Económico Mundial de Davos, ya ha proyectado que en 2025, al menos el 10% de los coches estadounidenses serán autónomos.

Y no hay problema si usted decide invertir en China, Alemania, en el Polo Digital de Recife o en San Pedro Valley, en Minas Gerais, pero como el Valle del Silicio, otro lugar no hay.

Innovación Busque un mindset innovador y no digital
4.8 (95.56%) 9 votes