Saltar al contenido

Hijos y dinero una relación que necesita comenzar de la manera correcta

En estos días mi hermana me preguntó “Usted habla de dinero con Peter? ¿Cuál es su relación con el dinero? “Confieso que fui sorprendido, al final, como educador financiero, estaba yo educando a mis hijos?

Todo a su tiempo

Vivimos en una sociedad patológicamente ansiosa. Así, tenemos padres ansiosos, que generan hijos ansiosos y la cosa sólo empeora.

Con el bombardeo diario de informaciones del tipo “hazlo, hazlo”, somos la generación de padres que más sienten culpa y ansiedad por no lograr alcanzar el grado de perfección de los gurús de turno.

Pedro, mi hijo mayor, tiene 5 años recién completos. A esa edad, el niño debería (no es regla) al menos saber que el dinero existe, para qué sirve y de dónde viene.

Y eso es exactamente lo que yo le pregunté quién respondió rápidamente, “sirve para comprar cosas y trabajar a ‘comprar’ dinero”.

Sí, mi hijo de 5 años ya tiene la clara noción de que, de hecho, nosotros “compramos dinero” con nuestro tiempo y esfuerzo. ¡Cuánto orgullo! Debo haber hablado de ello en otro texto, pero sinceramente, no recuerdo en cuál.

Bueno, he comprobado que el trabajo está siendo bien hecho, y la próxima etapa, cuando se muestra preparado, es empezar a enseñar nociones de grandeza, precios, caro y barato, cuáles son las notas, y así va.

La parte importante de esto, querido lector, es respetar el tiempo de los pequeños. No quería dar una semana o una semana para un niño demasiado joven, sin que ella esté, de hecho, lista para eso.

Principalmente no lo hagas sólo porque has leído en un libro o blog. Respete el tiempo, que todo saldrá bien.

libro electrónico gratuito recomendada Cómo hablar de dinero con su hijo

La función educativa de la “mesada o semanada”

Hay mucha discusión sobre dar o no la tal mesada o semanada, y cuando empezar. Para responder a la segunda pregunta, volvemos al tópico anterior cuando el niño se muestra listo para ello.

La escuela de mi hijo, por ejemplo, permite el acceso a la cantina de los pequeños a partir del primer año. Normalmente los niños tienen 7 o 8 años de edad.

En ese punto, si no lleva merienda de casa, tendrá que empezar a lidiar con el dinero. Este es un indicativo, no significa que esté listo.

Sobre “dar o no”

Yo estoy a favor de dar un mes, pero atento a algunos puntos importantes

  • En el eBook, “Padre Dinero”, llamo la “mesada” de “remuneración infantil”, pues creo que, la primera función es introducir la idea de “dinero trabajado”. Así, su recepción, debe estar vinculada a las buenas prácticas escolares, al final, ese es el único trabajo de niños y jóvenes (comportarse bien en sociedad es obligación).
  • Cuidado con los excesos en las bonificaciones por buenas notas o castigos por el incumplimiento de las metas combinadas. Establezca metas posibles. El mundo ya es demasiado difícil para tener a los padres dificultando aún más.
  • Sobre “cuánto dar”, es un punto sensible, y debe ser adecuado a su presupuesto. PORQUE (con letras enormes), hay algo que es importante y debe ser respetado “la remuneración no puede ser tan pequeña que cause frustración y ni tan grande que cause displicencia; cuando se tiene todo, se pierde la capacidad de soñar.
  • Todavía sobre valores, es mejor faltar un poco, que sobra. Esta es una oportunidad increíble para enseñar el hábito de ahorrar. Los cofríos son excelentes herramientas en este proceso.
  • Cuanto más jóvenes, menor debe ser el intervalo de tiempo para el pago, ya que los niños con poca edad tienen una relación más inmediata con el factor tiempo, por lo que la semana funciona mejor en este caso. Los más jovencitos ya pueden pasar a la mesada. Basta notar cómo su hijo o hija se ocupa del factor tiempo.

“¡Aprovéchese y baje el eBook” Padre, Dinero! “Donde voy muy bien en el tema educación financiera infantil, preparación de los padres para el futuro de los herederos, y temas relacionados. Incluso hablo de cómo introducir la idea de préstamo e intereses. ¡No te pierdas!

Menos neura, más acción

Al principio hablé de ser la generación de padres más neurótica de que se tiene noticia, y como eso es malo para nuestros descendientes. Por eso, voy a repetir algo que escribo constantemente no existe bien o equivocado.

No es porque está leyendo ese texto que necesita quedarse “burlón” (o boladona) creyendo que lo hace todo mal, o, si encuentra lo mejor de todos, porque hace “todo correcto”. Nada de eso. Lo que vale es encontrar un punto que tenga sentido para usted y no penalizar a su familia.

Dar o no mesada, cuál es la edad para hablar de dinero, cuando empieza a dar mesada o cualquier otra cosa relacionada con el tema … Para todas estas cosas no existe una regla inmutable.

Las buenas decisiones son tomadas por personas observadoras, que respetan el tiempo y la naturaleza de las personas y de la vida.

Así, haga lo que juzgue mejor para su familia, después de filtrar las informaciones que juzgue relevantes y que puedan ser transformadoras. Pero repito ¿la información debe inspirar, y no deprimir, combinado? En vez de lamentar, actúa.

Lectura recomendada Los padres, enseñen a sus hijos a construir su propia riqueza

conclusión

Cada niño es un papel en blanco, donde tenemos la tarea hercúlea de ayudar a pintar qué tipo de seres humanos se convertirán.

Y crea, no serán ni el 15% de lo que, equivocadamente, “planeamos” para ellos en nuestras cabezas, y esa es la belleza de la cosa.

Iluminar los posibles caminos de forma que ellos hagan sus propias elecciones; y para ello, dar el máximo de herramientas posibles.

Para finalizar, recuerde más que hablar, sea el ejemplo. Una actitud suya será copiada y valdrá más que mil palabras que serán fácilmente olvidadas. Para usted y su familia, una vida plena y próspera!

Hijos y dinero una relación que necesita comenzar de la manera correcta
5 (100%) 1 vote