Saltar al contenido

Gu√≠a de la Inversi√≥n √Āngel cuando los √°ngeles dicen Am√©n

Ángeles-post Este artículo es parte integrante de un libro y de una charla con el mismo tema y título de mi autoría. Hay muchas controversias sobre la inversión ángel, un tema relativamente nuevo, muy debatido en el ecosistema empresarial y que provoca una gran cantidad de curiosidad y de significados que pueden llevar a engaño.

A pesar de ser ampliamente difundido, el perfecto entendimiento es difícil para quien está recién enverado en el asunto. La Inversión Ángel puede ser, de forma simplista, definida como apoyo en negocios en su etapa inicial, mentoría, asesoramiento, suministro de infraestructura, soporte, networking, tiempo y dedicación.

En la práctica, sin embargo, es mucho más que eso. Es el aval y el hombro amigo que el emprendedor necesita para llevar su sueño adelante y, por supuesto, también el soporte para sistematizar la inversión financiera en concepto de cash-in, con el fin de satisfacer necesidades mensuales a cambio de un porcentaje del negocio .

Ser Inversionista Ángel es una actividad complementaria a mi trabajo de Conferencista, Escritor y CEO de la Plataforma B2B de Internet Ticketing Show de Boletos. El inicio de esta actividad se dio por haber emprendido en varios negocios; unos victoriosos, otros no tanto.

De repente, me vi carente de apoyo en un nivel superior. Tanto en relación a ideas, rumbos a seguir, actitudes a tomar y consejos. Mi experiencia viene de actuar como empresario en serie “arranque”, es decir, a hacer negocios sin inversiones financieras de terceros con sus propios recursos, escasos y limitados o mediante la generación de modelo de negocio propio.

A partir de la sensación de sentirse huérfano, o como se dice en el popular, tener que “girar en los treinta”, carmín mi pasaporte para la asertividad en la elección de los proyectos que merecen ser apoyados.

Historias de empresarios que se volvieron una buena idea (la inversión ángel) en algo millonario sólo ocurren en las revistas o en los cuentos extravagantes sobre la base de “American Dreams”. Trayendo a la realidad, una buena idea sirve sólo de diferencial para activar el proceso inicial de conquista del Inversor Ángel ideal. Las variables a partir de ahí son muchas y necesitan estar bien establecidas.

¿Cómo los Ángeles dicen Amén?

Una respuesta rara. Y no es una visión pesimista. Por el contrario, encaro de forma bien simple la realidad del emprendedorismo las cosas van bien y dan mal para TODOS. Y no piense que esto es privilegio sólo suyo. No es fácil para nadie.

El Amén que tanto esperamos oír está en el sentido de “Bien, estamos juntos, vamos adelante, voy a invertir en su proyecto, voy a bancarlo y sus problemas acabaron”. Se trata de empatía, objetivos comunes. El gol. El éxtasis. Bingo. Contrato cerrado. Vendido. Martillo batido. ¡El Amén es tan importante que transforma las estimaciones, cambia vidas!

De la parte técnica y teórica, se habla mucho de “Elevator Pitch”, “modelo de negocio de la lona”, “pobre de inicio” y etc. En realidad, todo esto es muy importante y necesario. Metodologías son muchos útiles, pues ayudan en la preparación, en la presentación en la validación, desde que se utilizan como ayuda e inteligencia.

Todo cabe en el papel o en PowerPoint. En el punto de vista de un inversionista, lo más importante es conseguir tener visión amplia e inmediata de un todo, de cómo el proyecto será ejecutado, de escala y de monetización. Es decir, dinero de verdad.

Las 3 Leyes del éxito de la Inversión Ángel

Fue entonces que de tanto evaluar proyectos, estudié y investigue, a través de hechos reales, lo que verdaderamente lleva a un Ángel a elegir un determinado proyecto en detrimento de otro. He descubierto que las observaciones siguen tres reglas (o leyes) relativamente simples.

Voy a llamar “Leyes de la nueva Kepler para el éxito en la inversión ángel”, por lo que una buena analogía con a mi nombre “Kepler” y, por supuesto, un homenaje a tres famosas leyes de Kepler, el astrónomo y matemático Johannes Kepler, una figura clave la revolución científica del siglo XVII.

La primera nueva ley de Kepler Ley de la atracción de los ángeles ideales – “MATCH”

Es importante entender que no se encuentran “ángeles volando y haciendo milagros” por ahí en el mercado. El sentido de “ángeles” como ya fue explorado en este artículo es de apoyar y de “Vamos juntos al Paraíso”. No basta “oración” para el ángel favorito, hay que ser consistente, saber encontrar, hacer lo que yo llamo MATCH.

La búsqueda por el inversionista debe ser enfocada y de nicho. Si el negocio del Inversor Ángel es el e-commerce, al por menor o marketing, por lo tanto, envíe propuestas y proyectos en esta área o segmento de mercado. La búsqueda por su Ángel ideal comienza por la investigación minuciosa y detallada.

Antes de cualquier enfoque, estudie la biografía del inversor, siga en las redes sociales, analice la cartera de empresas que ha invertido, descubra amigos en común que puedan recomendarlo y, finalmente, entender SE ese inversor tiene su perfil y puede realmente ayudarte. Esta percepción depende exclusivamente de ti. Así, no habrá pérdida de tiempo de ambos lados.

A la hora de enviar su idea o su proyecto, haga antes de cualquier cosa un resumen, una hoja, un resumen ejecutivo y envíelo sólo de forma particular a uno a la vez.

Después, si ese Ángel se interesa en conocer el resto, encamine el proyecto. Este resumen debe tener un propósito y objetivos claros, informando qué es, qué mercado, qué problema resuelve, qué innovación, algunas posibilidades, posibles retorno, público objetivo y competidores.

No salga por ahí hecho loco enviando mailing a ventures e inbox de su “descubrimiento” de su negocio para todos que tiene la palabra Ángel en su Biografía, abordando todo el mundo en los eventos, diciendo “tengo un negocio sensacional”. En realidad, todos los emprendedores que conozco creen que su negocio o idea es increíble. Ella puede incluso ser, pero vaya con calma.

Otra sugerencia que doy es no estar insistiendo por una respuesta a un correo electrónico o una presentación enviada. Es un recuerdo de vez en cuando, pero nunca se cobra. Eso es malo, muestra su desesperación. ¡Es fatal!

Un camino más rápido y una gran sugerencia que doy cuando identificar el MATCH, es decir, cuando encuentre un ángel para su increíble proyecto, es llamarlo para ser su mentor, acción en la que debe invertir solamente tiempo, networking y conocimiento en el intercambio de acciones.

En consecuencia, si la asociación es buena, asegúrese de que puede querer “bancar” algo, ya que va a estar involucrado en el negocio.

Tenga en cuenta que los inversores también buscan los proyectos y los emprendedores que optar por navegar en este océano, no sólo por necesidad, sino por su absoluta vocación en incubadores, aceleradores, eventos, Demo Day, universidades, coworking y grupos en redes sociales.

La segunda ley de Kepler Ley del “punto de interés”

El “punto de interés” es cuando el inversor funde sus intereses con los que usted tiene que ofrecer. La cabeza de un ángel varía de acuerdo con el perfil de cada uno. Los proyectos innovadores y que resuelven problemas específicos son el paso inicial. Al igual que en las relaciones, la clave es la emoción, la pasión y la química con el negocio. Cuando esto sucede, las cosas empiezan a encajar.

El “punto de interés” pasa también por el “buen sentido”, disponibilidad de tiempo, afinidad al segmento de mercado ya la oportunidad. Nadie pone dinero en un negocio que no sea palpable, que tenga posibilidad efectiva de retorno o de salida, “pie en el suelo” y que pueda medir con cierta seguridad y responsabilidad y los posibles riesgos y resultados.

En mi caso, mi “punto de interés” pasa por gustar de gente que no para en las barreras, gustar de gente con brillo en los ojos, gustar de gente instigada, gustar de gente con actitud, gustar de gente humilde y sencilla, la gente que hace, gustar de gente que peca por el exceso, gustar de gente cuidadosa y caprichosa – percibí que es de este tipo de gente que la mayoría de los Inversores Ángeles buscan.

Es importante entender que los inversionistas exitosos invierten en las personas y no sólo en los negocios. Invertir en el digital es inversión en capital intangible y, por eso, tener un buen equipo en la startup es factor fundamental para el éxito de la empresa.

El perfil y el capital intelectual del emprendedor hacen toda la diferencia en el resultado. Entonces, si tienes un buen perfil, refuerza y ??apueste para ver si hay sinergia en el “punto de interés” con tu proyecto.

Tercera nueva Ley de Kepler “Teoría de la Asertividad” – ROI / A

El tradicional Retorno sobre Inversión gana otro factor, el de la Asertividad, que tiene una simple fórmula aritmética basada en notas de 0 a 10 para cada ítem de una evaluación.

La Fórmula (R – A); (-) A = Riesgo del Negocio + Barreras de Entrada + Dedicación del Ángel + Dinero a Invertir (Cuanto mayor los puntos, MEJOR) (-) A = Riesgo del Negocio + Barreras de Entrada + Dedicación del Ángel + peor). Tenga en cuenta un máximo máximo de R = 40 puntos y A = 40 puntos.

Si el resultado final del (R – A) es superior al 10% positivo para el A, es confiable entrar en el negocio, pero cuanto más cerca del 50%, mayores serán las posibilidades de entrada y participación activa en la operación del negocio.

Para llegar a este punto, las dos primeras Leyes ya fueron alcanzadas, o sea, el “Match” y el “Punto de Interés”. A partir de eso, los Ángeles necesitan tener las respuestas a algunas preguntas básicas para poder calcular el ROI / A, como por ejemplo

  • ¿Cuál es la Oportunidad? ¿Cuál es el problema que su negocio se resolver?
  • ¿Cuál es la solución? ¿Cómo su negocio atender a esta necesidad?
  • ¿Cuál es el mercado? ¿Cuál es el perfil de los clientes?
  • ¿Cuáles Recursos? ¿Cuánto necesita dinero, cuánto tiempo y para qué? Además de dinero, ¿qué más necesitará?
  • ¿Cuál es la receta estimada? ¿Cuál, cómo, cuánto tiempo y de dónde viene la ganancia y la monetización?
  • ¿Quién son los Jugadores de mercado? ¿Quiénes son los principales competidores directos e indirectos?
  • ¿Cuáles son las hipótesis probadas? ¿Cuáles son las barreras de entrada?
  • ¿Cuál es la etapa del proyecto? Inicio, MVP, listo, facturando?
  • ¿Cuál es la innovación? ¿Cuáles son sus diferencias con respecto a lo que ya existe?
  • ¿Cuál es el tiempo? Describa un pequeño historial de cada socio, principales actividades y participaciones en el negocio.

Con estas respuestas, los puntos se inserta en la fórmula del ROI / A y cada ángel puede medir la posibilidad real de inversión. Es una unión de factores que si son debidamente equilibrados pueden hacer un proyecto tener éxito y alcanzar vuelos mucho más grandes y, por supuesto, todos ganan dinero.

De todos modos, en la conferencia y el libro explico en detalle con ejemplos y casos reales como “Leyes de Kepler El nuevo para el éxito en la inversión ángel” trabajo.

Para concluir, dejo una constatación de que nada se compara a la emoción y la sensación de invertir en negocio que resuelva algún problema y que pueda ser útil a la sociedad.

Si esto viene agregado a esa fórmula ideal presentada y, claro, con la valorización del capital invertido o con una remuneración del dinero mayor que el retorno en las inversiones tradicionales, mejor aún. Es en ese momento que el Ángel dice ¡Amén!

Foto de freedigitalphotos.net.

Guía de la Inversión Ángel cuando los ángeles dicen Amén
5 (100%) 2 votes