Saltar al contenido

Es un buen vendedor y nunca se quede sin dinero

En el último texto que escribí, he lanzado este asunto de ventas como la profesión más versátil y rápida para generar ingresos.

He comentado sobre la necesidad de aprender algunas habilidades sobre el proceso de ventas y sobre el producto o servicio a ser vendido. Sin embargo, he puesto sólo algunas palabras clave asociadas a las ocho habilidades enumeradas.

Hoy quiero completar el texto anterior, explorando mejor estas habilidades, para que usted tenga una mejor comprensión del poder que ellas ejercen en su trabajo como vendedor, y eso está directamente asociado con su lucro, o su renta.

1. Comunicación

Un buen comunicador aprende a expresarse de forma clara y objetiva, y la lectura es una excelente herramienta para mejorar la comunicación. También es importante estar actualizado sobre los más diversos temas, pues eso facilitará su repertorio durante los diálogos que van a conducir a su cliente hasta la compra de su producto o servicio.

Es fundamental estudiar la competencia y también conocer a fondo los productos y servicios que usted ofrecerá a sus clientes, pues eso también proporciona buenas argumentaciones durante el proceso de ventas.

Esté siempre atento a las oportunidades de comunicarse y principalmente de crear nuevas relaciones con potenciales clientes o influyentes. Al conversar con ellos, prefiera utilizar palabras más precisas, hechos relevantes y números reales.

Si existe posibilidad, comuníquese usando ejemplos, curiosidades, ilustraciones y otros recursos visuales que ayuden en la fijación de la idea principal.

2. Disciplina

Tenga objetivos claros y coloque energía para alcanzarlos. Busque planificar sus actividades, y sobre todo seguir fielmente el plan. Tenga mucho cuidado con las distracciones y sepa decir “no” para aquello que quita su foco.

Utilice la experiencia adquirida para crear métodos de trabajo que generen más resultados. Esto ahorrará un tiempo precioso en su rutina de trabajo y le hará aumentar su tasa de conversión (ofertas x ventas).

Entienda que usted es el responsable de sus resultados, así que asuma sus aciertos (y celebre), pero también asuma sus fracasos (y estudia para no repetirlos).

Mantenga una rutina organizada para cumplir su agenda del día. Busque simplificar sus estrategias para alcanzar su meta de ventas, y no se queja, por el contrario, sea proactivo para encontrar soluciones a los problemas que puedan surgir.

Lectura recomendada La disciplina, la solución para conseguir rico, perder peso y vivir mejor

3. Investigación

Aprenda a hacer preguntas y principalmente a escuchar atentamente lo que su potencial cliente tiene para decirle. Entienda sus necesidades y sólo entonces muestre cómo su producto o servicio le ayudará a resolver su problema.

Es importante asignar los problemas que enfrenta su cliente y los deseos que tiene, ya que buena parte de la toma de decisiones tiene un componente emocional.

Mantente atento a tus competidores, investigando todo lo que puedas sobre ellos. Busque informarse sobre su mercado de las más variadas formas. Es fundamental acompañar las acciones de otros vendedores y percibir la reacción de los clientes.

Durante sus conversaciones con el cliente, procure crear hipótesis sobre situaciones que involucran la solución que usted está ofreciendo, y haga preguntas para explorar mejor sus pensamientos.

Por último, valorice a todas las personas, desde el portero hasta el presidente, pues todos ellos poseen informaciones importantes y que serán útiles para el desarrollo de su trabajo de ventas.

4. Creatividad

Conduzca su conversación con los clientes potenciales haciendo que ellos se imaginen estar disfrutando de los beneficios de los productos y servicios que usted vende.

Esté siempre buscando alternativas para relacionarse mejor con los actuales clientes e intente extraer de ellas nuevas posibilidades de contacto. Cree formas para premiar a sus clientes actuales para que indiquen al menos a 5 amigos que puedan tener interés en sus productos y servicios.

Encuentra formas de superar los miedos que te están bloqueando y aprende con los errores, tanto tuyos como los demás. Vive experiencias desafiantes (como aceptar participar en algún deporte de aventura) y luego recuerda las sensaciones de victoria y superación cuando estás trabajando.

Desafíe los estándares establecidos, piense fuera de la caja y juegue con las ideas. Nada es tan bueno que no puede ser mejorado. Esté atento a los detalles y escuche a su cliente, ya que también tiene mucho que enseñar.

5. Empatía

Es importante crear una conexión verbal y no verbal que sea agradable para ambos, pero principalmente desde el punto de vista del cliente. Para ello, estudie el ambiente y los hábitos de su cliente, y tenga una postura y apariencia lo más cerca posible de la que adopte.

Busque formas de identificarse (crear identidad) con su cliente. El objetivo aquí es generar algo importantísimo en el proceso de ventas, que es la confianza mutua.

Al percibir que algún detalle de la conversación despertó el interés del cliente, vaya a fondo en ese tema, y ??trate de conectarlo al producto o servicio que usted está ofreciendo.

La cortesía, la humildad y la buena educación siempre serán bienvenidas en cualquier situación, pero sobre todo durante un proceso de negociación.

Canal de vídeos recomendados TV Dinheirama – Aprender a cuidar de su dinero

6. Networking

Crear buenas relaciones y expandir constantemente su red de contactos es una herramienta muy poderosa para ampliar su capacidad de ventas.

Para ello, usted necesita ser conocido y también ser recordado, pues más que conocer a muchas personas, ellas necesitan saber quién es usted y cuál es su propuesta de valor, que está incrustada en el producto o servicio que usted vende.

Después de conocer a una persona y cambiar las tarjetas con ella, trate de hacer algún contacto algunos días después, para que no se olvida de usted; y cuidado para que no te vea con una persona interesada, pues su objetivo es ser interesante.

Siempre que sea posible, ayuda a las personas de su red de contactos sin esperar nada a cambio. Haga indicaciones, cree nuevas conexiones para ellas, y así usted será cada vez más respetado y estimado.

7. Adaptabilidad

Aprenda a lidiar con los diferentes tipos de clientes, estando atento a su forma de vestir (presentación personal), de hablar y también a los recursos extras que podrá (o no) utilizar durante su abordaje.

Tenga control emocional para administrar bien las frustraciones y para saber si por delante ante situaciones inusitadas y tensas, generadas por su potencial cliente. Mantenga el foco en la negociación y piense mucho antes de actuar, para no ser visto como una persona débil o ansiosa.

Sea flexible para modificar su estrategia rápidamente si aparecen obstáculos y desafíos que no se han previsto. La improvisación es una gran herramienta en estas ocasiones.

En el caso de estar lidiando con personas de difícil relación, mantenga el control y actúe con naturalidad, evitando discusiones y respuestas agresivas.

8. Esfuerzo

Ahora que has visto que tienes muchas cosas para aprender o mejorar, necesitarás mucha energía para conseguir ponerlas en práctica. Esta energía puede llamarse esfuerzo personal.

Sea optimista ante los desafíos. Sea persistente, buscando nuevas alternativas para avanzar. Esto es diferente de ser insistente (intentar siempre lo mismo, sin resultados).

Ejercite su mente para ver siempre el lado positivo de los acontecimientos, pues usted se sentirá más dispuesto a buscar alcanzar sus metas.

Cuida tu postura. Ella debe ser firme, altiva, y debe transmitir seguridad, tanto para usted y para quien interactúa con usted. Ser autoconfiante, no sacudiendo con los varios “no” que recibirá diariamente, o con desafíos que tendrá que enfrentar.

Por último, trace metas anuales, pero haga el desdoblamiento en metas mensuales, semanales y diarias. Distribuya su esfuerzo de igual manera, para alcanzar la meta del día, de la semana, del mes y finalmente del año.

Lectura recomendada Las oportunidades no son iguales para todos, para luchar!

conclusión

Espero que este texto te haya ayudado a ver mejor las habilidades o competencias que diferencian a un vendedor amateur de un vendedor profesional. Hay muchos otros puntos a tratar, pero estos ya serán suficientes para mejorar considerablemente su rendimiento.

Y no se olvide si usted es un buen vendedor usted siempre estará haciendo dinero! Y para aumentar sus ingresos, basta vender más a través de la creación de nuevos canales de ventas (revendedores comisionados, internet, etc.) o elegir productos y servicios que sean más rentables, donde incluso con pocas ventas es posible obtener grandes ganancias.

¡Te deseo grandes negocios y mucho éxito en todas las esferas de tu vida! ¡Hasta la próxima!

Es un buen vendedor y nunca se quede sin dinero
4.7 (93.33%) 6 votes