Saltar al contenido

Empresa rica, dueño pobre ​​antes de comer, hay que esperar el pastel crec

Yo todavía era pequeño y escuchaba a mi anhelado abuelo repetir ese mantra para mí “empresa rica, dueño pobre”.

Y no era sin motivo, al final, yo siempre cuestionaba la vida frugal del viejo patriarca frente a sus pares empresarios. El abuelo, siempre impasible, me daba la misma respuesta.

De hecho, estaba lejos de ser pobres, sino más bien buenas experiencias del estado; buenos momentos en familia a coches caros; y, siempre, aumentar su patrimonio y sus generadores de ingresos.

Para él, era muy simple jamás sacar de la empresa más de lo que ella podía dar y, por encima de todo, reinvestir. Se tardó algo para entender lo que él quería decir, después de todo, el aprendizaje sucede a lo largo de la vida.

Respete el tiempo de crecimiento de su empresa

Pero todo se reduce a esto no se puede, o al menos no se debe comer el pastel antes de que crezca; es tan simple como eso. Y, en medio de todo eso, hay una cuestión de perfil usted realmente nació para ser empresario?

Ebook libre recomendada Tener una vida Rica Sólo depende de ti

Recientemente he descubierto que yo y amigo Richard Rytenband tomo este punto de vista. Así, decidimos grabar un vídeo sobre el tema, tan emocionados que nos quedamos con el tema.

En él, que usted puede ver abajo, queda claro exactamente lo que intento decir aquí en ese texto como el “no respetar el crecimiento financiero de la empresa” está íntimamente ligado a la alta tasa de mortalidad de los emprendimientos.

Yendo más allá, como todo esto apunta al “ser o no ser apto” a emprender. En el video

¿Te gusta? ¿Estás de acuerdo con lo que ha leído este post y lo que hablamos en el video? En tiempo no tener perfil para emprender no es demérito ninguno. Poseerlo tampoco quiere decir que nadie es mejor que nadie.

Es de esa suma de competencias y diferencias que se construye una sociedad productiva y evolucionada.

No se olvide de comentar, firmar nuestro canal (haga clic aquí) y, por supuesto, volver a nuestro próximo encuentro. ¡Un abrazo y hasta allí!

Empresa rica, dueño pobre ??antes de comer, hay que esperar el pastel crec
5 (100%) 2 votes