Saltar al contenido

El recorte del 1% en la Selic, la morosidad y el año 2009

El recorte del 1% en la Selic, la morosidad y el año 2009 Hoy vamos a hablar un poco sobre la economía. Los asuntos dentro de ese campo son varios y la pauta económica mundial sigue siendo conducida en función de la crisis económica mundial. Más que un sentimiento financiero que fue muy bien dimensionado en el último año con la monumental caída del mercado financiero [Bb] , este año las cosas parecen caminar hacia otro peligroso camino el de los cambios e impactos en el aspecto productivo. Las noticias en los periódicos y revistas alertan para un año de muchos desafíos y cambios. ¿Y ahora?

Lo que más existe de negativo y que mejor expresa esta cuestión son los despidos que empiezan a seguir aquí y allá. En ese tiempo, uno de nuestros grandes guardianes de la economía, más conocido como Comité de Política Monetaria (COPOM, para los íntimos), sorprende con un recorte del 1% en la tasa Selic, que baliza las tasas de interés del mercado financiero, ahora en 12,75% al ??año.

¿Será que finalmente el Banco Central percibió cuánto la crisis financiera contaminó a los demás sectores del país? Sinceramente, creo que no. Este corte fue más en el sentido de atender un llamamiento de los medios y del propio Presidente Lula – que algunos días antes se había comprometido en trabajar en busca del corte.

Siempre que pensamos en crisis y recesión, el peligro inflacionario está estacionado. Es decir, en ese momento específico la inflación no se considera un problema real e inmediato. Mi opinión es clara nuestra tasa todavía está muy alta. Ah, sí, todavía somos el país con la tasa de interés real más alta del mundo. Y muy alta para un país que de hecho se preocupa en enfrentar momentos de crisis.

La Selic y el consumidor
Como usted debe imaginar, la tasa Selic para el consumidor final tiene un reflejo prácticamente irrisorio, visto la disparidad de esa tasa y la cobrada por el mercado financiero sobre líneas de crédito, tarjeta de crédito, cheque especial y por ahí va.

Los bancos y financieras con margen utilizando el término para definir la diferencia entre lo que el banco tendría que el costo de oportunidad del dinero (lo que haría sin riesgo) y la tasa de interés que se cobra. Y cómo es fácil de ver, que era (es) una mina de oro para los bancos – que ha advertido de que la difusión no caerá este año.

El incumplimiento preocupa
Sin embargo, algunos reflejos negativos de esa “farra financiera” empiezan a aparecer. El nivel de endeudamiento de las personas sobrepasó el límite de lo tolerable y con ella llegó el aumento del incumplimiento. Como no canso de repetir, crédito fácil en Brasil es sinónimo de crédito caro.

Las personas no percibieron, especialmente ante las oportunidades de consumo, que el costo de los préstamos iba mucho más allá del valor que recibían por la línea de crédito. Y se fueron emprendiendo por la compra de coches nuevos, equipos electrónicos, financiamiento habitacional, etc. Todo sin el mínimo de inteligencia financiera [Bb] .

Hoy ya sabemos que la morosidad de la persona física es la mayor desde 2002. La tasa de morosidad del crédito del sistema financiero brasileño subió al 4,4% en diciembre, informó el Banco Central. En noviembre, ese indicador estaba en el 4,2%.

Lo que llama la atención dentro de ese universo de incumplimiento es el sector automovilístico, con el mayor índice de atraso de pagos desde que se inició esa medición. El dato concreto es que las parcelas en atraso con más de 3 meses llegan a la impresionante cifra de R $ 3,5 mil millones. ¿Será que el tan temido “subprime del sector automovilístico” está llegando?

Con la perspectiva de desempleo que se diseña para el año 2.009, ¿será que las personas lograrán mantener las cuentas al día o se preocuparán en mantener lo básico para sobrevivir? Hay quien dice, por ejemplo, que el incumplimiento de tarjetas de crédito se elevará considerablemente este año.

La lección una vez más nuestra cultura en tiempos de bonanza no era que debemos cuidar y formar una reserva financiera [Bb] para los momentos difíciles (que siempre llegan). Como personas físicas, no ahorramos o nos preocupamos por el futuro – simplemente nos dejamos conducir al pozo sin fondo del consumismo sin control.

¿Que podemos hacer? ¿Qué hay de cambiar?
En primer lugar, los intereses básicos deben seguir cayendo para que de hecho puedan influenciar la economía real y el mercado productivo. Segundo, el gobierno necesita de hecho entender que el momento es de gran preocupación. Tenemos que disminuir el tamaño de la máquina pública inmediatamente. Cortar gastos de costeo y pensar en las inversiones productivas – principalmente en infraestructura.

Y, finalmente, debe realizarse una reducción de la carga tributaria. No podemos pagar intereses de agiotas e impuestos altísimos para servicios tan precarios y de pésima calidad. 2009 será un año muy diferente de los cinco años pasados. Sin embargo, esta frenada mundial puede servir para colocar a Brasil en posición de competitividad aún mayor que antes de la crisis, pues con crisis surgen grandes oportunidades.

Más que nunca es importante cobrar una posición correcta e inteligente de nuestro gobierno.


Ricardo Pereira es un educador financiero y profesor acreditado por Disop Instituto, trabajó en el banco de inversión Credit Suisse First Boston y editar la sección de Economía de Dinheirama.
? ¿Quién es Ricardo Pereira?
? Leer todos los artículos escritos por Ricardo

Crédito de la foto de stock.xchng.

El recorte del 1% en la Selic, la morosidad y el año 2009
4.8 (95.56%) 9 votes