Saltar al contenido

El pan duro, el derrochador, el empresario y el dinero

El pan duro, el derrochador, el empresario y el dinero Regina dice “Navarro no siempre es fácil de definir nuestras propias reacciones cuando se trata de dinero, lo que da miedo. Pensando en ello, pasé a observar mejor los materiales, artículos y libros publicados sobre el tema. Pues bien, es común notar algunos autores que les gusta describir sus modelos y perfiles de las personas y conectarlos a las actitudes de sus clientes y lectores. Por perfil entienda la relación entre las actitudes de una persona y su dinero. Supongo que usted también mantiene algunos perfiles en su trabajo. ¿Estoy correcta? ¿Puede compartir su visión y algunos consejos en este sentido? Gracias “.

Lo interesante sobre el dinero [Bb] es que, de una manera u otra, más hora, menos hora, es razón de reflexión. Algunos piensan sobre qué hacer con el dinero ahorrado o arduamente ahorrado. Otros se detienen para evaluar la situación sólo cuando la grana ya no es suficiente para dar alas a sus deseos más locos. Entre estos dos perfil existen muchas variables e innumerables actitudes esencialmente previsibles.

Interesante porque asumimos diferentes personalidades ante el dinero. Aunque no siempre tengamos el valor de admitir, muchas actitudes son divergentes de lo considerado racional. Si tenemos más de lo usual, tendemos a actuar de forma diferente. Si falta, pensamos de otra manera. Interesante, porque todo depende.

Perfiles y personalidades
De este universo de reacciones surge la necesidad de crear algunos modelos, cuyos objetivos son 1) facilitar la identificación por parte del lector; y 2) alertarle sobre la necesidad de cambio. Pero no se trata de enredar el comportamiento o tratar de limitarlo a través de simples definiciones. El objetivo es pautar la discusión y permitir la auto-reflexión. Con este objetivo, pido permiso para dejar mis impresiones sobre ciertos “tipos”

El pan duro
Olvida el sentido peyorativo o el chiste. Me gusta usar ese nombre porque es rápidamente asimilado e interpretado. La verdad es que me encanta los panes, personas inteligentes y con excelente capacidad de planificación. Con buen sentido común, el pan duro es capaz de mantenerse dentro de su plan incluso en tiempos de crisis o de euforia extrema.

Son grandes en ahorrar y planificar, pero no suelen ser buenos en invertir y arriesgar. Son demasiados conservadores. Evitan alternativas de inversión [Bb] que exigen conocimiento más profundo, optando por las aplicaciones tradicionales cuyos conceptos fueron pasados ??por sus padres y (o) familiares. Invierte bien para el corto plazo, pero no aprovechan el tiempo para buscar retornos más interesantes para el futuro más lejano.

El derrochador
El opuesto del pan duro. Figura común especialmente entre los más jóvenes y en los medios donde el flujo de caja mensual es vultos. Siempre hay figuras así donde se paga muy bien. Pero no piense que se trata del derrochador que le gusta mostrarse en busca de aprobación social. En esencia, le gusta vivir muy bien, aunque eso signifique no ahorrar nada y no pensar en el futuro.

Son excelentes en invertir y arriesgar, pero no lo hacen con disciplina y planificación. Se arriesgan en la bolsa, pero no para cosechar los frutos también a largo plazo. Son inversores [Bb] por naturaleza. Invierte en sí, en sociedades y formación de empresas, proyectos milagros, aunque no se haya llevado a cabo ningún análisis de riesgos. Ah, sí, muchos alcanzan éxito en esta ciranda, pero comúnmente vuelven al punto de donde comenzaron.

El emprendedor
Prevalece el equilibrio, la capacidad de actuar según la situación. Suena como un cliché, es cierto, pero el emprendedor [Bb] reúne las principales cualidades del pan duro y del derrochador, sabiendo usarlas con más parsimonia e inteligencia. El empresario valora el poder del dinero, pero también utiliza el tiempo y las variables económicas para tomar decisiones.

Por lo tanto, ahorrar, planificar, invertir y arriesgar son actividades presentes en la vida de un emprendedor. ¿Conoces a alguien con este perfil? ¿Cuánto es capaz de conquistar y construir? Por supuesto, los emprendedores también tienen defectos, pero su actitud ante ellos es diferente. Ellos prefieren invertir esfuerzos en lo que hacen bien y buscan especialistas para llenar eventuales lagunas de su formación. Funciona.

Tratar de las diferencias entre cada uno de los ejemplos aquí citados es sólo una manera de alentar a las personas. El objetivo es hacerle revisar sus conceptos y actitudes ante las finanzas. Identificarse con uno de los grupos significa reconocer que eres un ser humano como otro cualquiera, pero actuar ante las conclusiones que la reflexión puede traer es lo que realmente importa.

Las pocas palabras del texto no se pueden tomar como guía. Las utiliza como puntapié inicial para algunas preguntas y respuestas que trascienden las habilidades de este ciudadano que aquí escribe cómo es posible lidiar mejor con su dinero, hoy y siempre? ¿Sus actitudes financieras diarias hacen que las decisiones de ahorrar, planificar, invertir y arriesgar más conscientes? ¿Qué valor tiene la educación financiera en el querido hogar de su familia?

Ejercite las respuestas, comparta las preguntas. No dependa sólo de libros, blogs y artículos de expertos para tener mejores actitudes en relación a su dinero. Usted es el responsable. Pausa para la reflexión. ¿Vio cómo mucho se puede mejorar? ¡Pronto, hora de actuar!

bb_bid ??= “74”;
bb_lang = “es-BR”;
bb_name = “fixedlist”;
bb_keywords = “invertir dinero, mercado de acciones, independencia financiera, bolsa de valores, cerbasi, inversión de dinero”;
bb_width = “600px”;
bb_limit = “6”;

Crédito de la foto de stock.xchng.

El pan duro, el derrochador, el empresario y el dinero
4.8 (96%) 10 votes