Saltar al contenido

El emprender es también ejercer el poder de pensa

En el caso de que se produzca un cambio en la calidad de la información, se debe tener en cuenta que,

Parece obvio, pero quiero presentar un concepto de “pensar” un poco diferente de aquel que la mayoría de las personas interesadas en las finanzas conoce. La idea es hacer que usted reflexione sobre cómo un cambio de postura puede contribuir en la prosperidad de su negocio.

Hace casi diez años venimos investigando y escribiendo sobre la relación entre comunicación y tecnologías. Durante este período, me presentaron a Nueva Psicoanálisis, que fue fundada en la década de 1980 y se ha practicado de forma continua por el Prof. El Dr. Magno Machado Dias (MD Magno).

También llamado “Nuevamente”, el proyecto involucra a un grupo de profesores e investigadores que busca traer un entendimiento de los acontecimientos contemporáneos, así como reflexionar sobre las posibilidades de intervención, a fin de lidiar con problemas cotidianos.

Aunque un pequeño texto como éste no es capaz de explicar con precisión todo el alcance teórico que da base al concepto de “pensar” desarrollado por el autor, voy a ilustrar algunas situaciones para aclarar lo que pretendo demostrar.

En el escenario actual, existen programas de computadora y robots, con inteligencia artificial, capaces de vencer a los humanos en juegos complejos (como el ajedrez) y realizar actividades físicas que exigen, por ejemplo, equilibrio, nivelación de fuerzas para cargar objetos y desplazamiento con precisión. Esto es un problema serio, ya que las empresas tienden a invertir cada vez más en la tecnología y muchos empleados pueden perder el empleo para las máquinas.

Lectura recomendada ¿Quieres ganar más? Estudie, practique y se convierta en una referencia

Sin embargo, en estos casos, las acciones de estos softwares y máquinas no se refieren a “pensar”, se trata de seguir órdenes ya establecidas en la plataforma base – la cual fue construida por personas.

Hay quien dice que va a llegar un momento en que las máquinas estarán tan desarrolladas que será difícil diferenciar a una persona de un robot. Mientras esto no sucede, vamos a analizar lo que parece ser un auténtico movimiento a favor de “pensar”.

En el caso de Apple, el fundador de Apple (una de las empresas con mayor valor de mercado de la actualidad), proferido cerca de seis años antes de su muerte prematura, en la que dice lo siguiente

“Cuando escuché este consejo por primera vez a los 17 años, me hizo una fuerte impresión, y desde entonces, en los últimos 33 años, he mirado en el espejo cada mañana y preguntado a mí mismo ‘Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿desearía hacer lo que estoy haciendo hoy? ‘. Y cada vez que la respuesta es ‘no’ durante muchos días seguidos, sé que necesito cambiar algo.

Recordar que pronto estaré muerto es la cosa más importante que encontré para ayudarme a hacer las grandes elecciones en la vida, porque casi todo-todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo el miedo de constreñimiento o fracaso-, esas cosas simplemente desaparecen frente a la muerte, dejando sólo lo que es realmente importante “.

Se percibe que ante una idea de muerte, el intento de “hacer diferente” ya estaba, de alguna forma, en la postura de Jobs. Este tipo de comportamiento parece no estar disponible en las máquinas, ni en otras especies de animales.

Este “hacer diferente”, esta insatisfacción con lo que está dado, esa capacidad de decir “no” a las limitaciones presentes en el día a día, es la base de la idea de “pensar” y puede ser notada en varios momentos de la historia de la humanidad, como, por ejemplo, en la creación del fuego, de la luz eléctrica, del automóvil, del avión, de Internet, entre otras invenciones.

Sin embargo, no es sólo en cosas consideradas grandiosas que ese movimiento está disponible. En pequeños hábitos diarios, en nuestra vida personal o profesional, es posible desarrollar una postura activa que favorezca la capacidad de pensar.

¿Cómo se aplica a la realidad de mi empresa?

Es simple. Hay varios casos que pueden ser analizados, y vamos a citar tres situaciones diferentes

A) El trabajo con la producción de vídeos a YouTube, invertir la misma cantidad en la publicidad en línea, todos los meses, pero no lo suficiente curtidas o suscriptores en el canal;

B) La gestión de una empresa en la que el grado de rotación de los empleados (cifra de negocios) es muy grande;

C) mantener a un gran producto, muy útil, con excelente precio y el rendimiento de la calidad de vida, pero no reciben los clientes.

En A, tenemos el caso de una empresa que tiene la intención de crecer, tiene características, parece entender la importancia de la inversión en publicidad online (YouTube, en este caso), pero no es capaz de darse cuenta, por ejemplo, que la producción de los vídeos debe considerar aspectos como

  • Atracción del vídeo (combinación de elementos como diseño, edición, efectos, etc.);
  • Capacidad de llegar a un público específico;
  • Frecuencia y horario de envío;
  • Relación con YouTubers famosos y calidad de las alianzas con el canal;
  • Uso adecuado de títulos, palabras clave y descripción del vídeo, entre otros.

Al desconsiderar aspectos como éstos y fijar el pensamiento en un patrón que prioriza sólo la cuestión “cantidad de inversión financiera mensual”, se pierde la oportunidad de hacer el negocio crecer.

Vídeo recomendada 3 Las actitudes para cambiar su vida financiera

Ya en B, es una organización en la que el porcentaje de rotación es alta, con frecuentes ingresos y despidos. En ese caso, de repente la gerencia hasta percibir ese movimiento, pero es incapaz, por ejemplo, de modificar su lógica de trabajo o de hacer cambios como

  • Mejoras en el ambiente de trabajo;
  • Capacitación de personal;
  • Mayor reconocimiento y premios para funcionarios eficientes;
  • Aumento salarial;
  • Valorización de la autonomía del empleado, etc.

De esta forma, los empleados insatisfechos tienden a desistir de la “causa” de la empresa y prefieren hacer que su tiempo sea valorado en otro lugar – lo que puede hacer, incluso, con que la empresa salga del mercado.

Con respecto al ejemplo C, esto se debe a que, no importa cómo bueno el producto, saber vender es esencial. Es necesario, en ese caso, considerar diversos factores, como

  • Las formas utilizadas para la divulgación del producto;
  • El tipo de retroalimentación que los clientes están ofreciendo;
  • Su posicionamiento en el mercado;
  • La imagen del producto;
  • Su concepto;
  • La facilidad de acceso, entre otras estrategias para aprovechar las ventas.

Hay casos en que tal vez el producto parezca no estar adecuado al mercado y sea difícil de implementarlo según la expectativa de los dueños del negocio. Todo esto debe tenerse en cuenta, ya que este producto puede ser “óptimo, útil, barato y proporcionar calidad de vida” sólo en la concepción de los dueños de la empresa.

Estos ejemplos, comunes en el cotidiano de miles de empresas por el mundo, muestran una especie de patrón, el cual es responsable de la quiebra de muchos negocios.

Una empresa puede conseguir un posicionamiento en el mercado, entonces comienza a ganar una cantidad de dinero, pero no sabe cómo crecer y queda repitiendo las lógicas que la llevaron hasta allí.

Este movimiento repetitivo es un claro ejemplo de que las personas (físicas y jurídicas) no están pensando todo el tiempo y, además, dejan de lado, muchas veces, el hecho de que su empresa puede fallar si permanece haciendo las mismas cosas que siempre él lo hizo.

En líneas generales, podemos decir que, en esos casos, el ejercicio de pensar no está siendo practicado. Si está ocurriendo, no sucede de forma poderosa lo suficiente para promover un movimiento de creación y de cambio de postura favorable a la prosperidad.

En los tres casos, hemos visto que falta ampliar la visión del negocio, considerar el mayor número posible de variables y hacer el esfuerzo de implementar nuevas lógicas y patrones, asumiendo riesgos que promuevan cambios favorables efectivos.

Por eso, hay que crear hábitos que faciliten el movimiento de pensar, para superar las dificultades e intentar conseguir el deseado éxito. Al final, emprender parece ser eso ejercer el poder de pensar, haciendo el negocio crecer.

Ebook recomendado 10 actitudes para transformar su vida financiera

En el caso de que se trate de una imagen de mi proyecto (@reenquadro), el cual desarrollé con la idea de mejorar mi caligrafía, pero que me ha proporcionado muchas conquistas más allá, solamente, de una escritura más bonita – como, por ejemplo, estar visible para usted, aquí y ahora.

El emprender es también ejercer el poder de pensar

Gracias y hasta la próxima.

El emprender es también ejercer el poder de pensa
4.7 (93.33%) 6 votes