Saltar al contenido

El conocimiento también es un activo corporativo

O conhecimento também é um ativo corporativo El conocimiento siempre desempeñó un papel importante en la sociedad y hoy ocupa un lugar central en los procesos de trabajo. Las personas transforman la información en conocimiento haciendo comparaciones, analizando, buscando conexiones e intercambiando experiencias. En las empresas, está integrado en documentos, rutinas, prácticas, normas y diálogos en el trabajo, conduciendo la toma de decisiones y el desarrollo de nuevos productos o procesos.

La verdad es dicha, el conocimiento no es algo nuevo. Pero nuevo es reconocerlo como activo corporativo generador de ventaja competitiva sostenible. Nuevo es entender la necesidad de gestionarlo. Este activo tiene un potencial catalizador para la innovación, al ser un combustible importante para la competitividad de las organizaciones, como se señaló Rodrigo Carvalho, BDMG investigador (Banco de Desarrollo de Minas Gerais).

La Gestión del Conocimiento para el éxito de las empresas
Para trabajar los saberes y transformarlos en estrategia competitiva surge la Gestión del Conocimiento [Bb] y sus herramientas, que el maestro Valeria Leite, UNIFEI, se describe como “conectan de manera eficiente los que saben con aquellos que necesitan saber y convertir el conocimiento individual en conocimiento de la organización.”

Los diversos enfoques sobre Gestión del Conocimiento comienzan a aparecer a principios de los años 90, resultantes de algunos cambios significativos ocurridos en ese período. La principal, de acuerdo a José Cláudio Terra, fue la aparición de Internet [Bb] y el consiguiente aumento en la cantidad y la velocidad de acceso a la información.

Compartir conocimiento es una actividad natural, excepto en las organizaciones, donde ese intercambio necesita ser más y mejor estimulado. Al final, los métodos estructurados de la Gestión del Conocimiento permiten que las organizaciones trabajen con sus activos de información.

La Gestión del Conocimiento en Brasil
Muchas empresas brasileñas ya percibieron la importancia de la adopción de acciones dirigidas a la Gestión del Conocimiento en la búsqueda de la innovación y ventaja competitiva, conquistando rebanadas del mercado significativas. Dos ejemplos son Natura y Embraer.

Véase el informe del señor Silva, Presidente de WEG, una compañía que ha adoptado la cultura de aprendizaje y ahora es el mayor productor de motores eléctricos en el país, con ingresos superiores a $ 600 millones al año

“Brasil y el mundo están cada vez más preocupados en cómo administrar de la mejor manera posible la enorme cantidad de información a la que estamos expuestos diariamente, cada vez queda más claro que el éxito y el fracaso de cualquier empresa dependen de esa habilidad”

Es importante recordar que el conocimiento debe ser una herramienta importante en la búsqueda de resultados y no un fin en sí mismo. Esta característica está disponible para todas las empresas. Incluso las de pequeño tamaño pueden y deben implantar programas de Gestión del Conocimiento; para ello, sugiero que busquen las universidades, pues éstas poseen, en sus programas de postgrado, investigadores capaces de auxiliar en ese sentido.

¡Pero atención! La gestión del conocimiento existente en las estructuras organizativas no es tarea sencilla. Es necesario crear una cultura de aprendizaje y establecer una política interna coherente donde los líderes [Bb] ¡creen que el conocimiento es fundamental!

Crédito de la foto de stock.xchng.

El conocimiento también es un activo corporativo
4.8 (96%) 5 votes