Saltar al contenido

El arte de sumar y multiplicar

A arte de somar e multiplicar Uno de los mayores mitos del espíritu empresarial [Bb] es el de que el emprendedor camina solo su jornada de innovación, buscando alcanzar sus objetivos sin la ayuda de nadie. Por lo general calificado por todos como el nerd, que siempre está en casa, sin interactuar con amigos y sin ir a fiestas de la universidad, pensando en cómo crear el próximo Google.

Este pensamiento está totalmente equivocado. Todos los grandes innovadores del mundo contemporáneo recibieron apoyo de un amigo, de un socio, de los padres o de funcionarios. Pero, desgraciadamente, usted oye hablar sólo de un gran innovador que “cambió el mundo”, siendo que muchos otros participaron de tal realización. Esto es porque los medios de comunicación y la gente les gusta elegir un solo nombre para llegar a la cima, para aparecer en la cima del ranking. Conocemos los grandes nombres, pero muchas veces desconocemos las grandes mentes por detrás de las muchas innovaciones existentes.

Usted no lo sabe todo. Nadie sabe.
Busque, infórmese. Casi toda gran idea tiene una contribución de más de una persona. Un administrador que no sabe programar en lenguaje computacional tiene una idea de crear un software y se siente motivado a crearlo, pero desafortunadamente no sabe cómo hacerlo y abandona la idea. Esto no es emprender.

Emprender, en este caso, sería ir detrás de programadores, amigos o no, buscando viabilizar su proyecto y probarlo cuanto antes. Eso sí es diferente. Eso es destacar. Si usted no sabe algo, no tiene problema. Hay alguien en el mundo que sabe. El gran secreto de las alianzas y de las sociedades es descubrir cómo unir su conocimiento al de otras personas para crear algo positivo para el mundo o para usted.

Pero, como no todo es sueño – y es bueno que eso quede claro -, usted tendrá que pensar todo el tiempo en reducir sus costos como empresa. ¿Y es mejor dividir los gastos con más personas, concuerda? La oportunidad de sobrevivir por más tiempo con su negocio es mayor de esta manera. Por supuesto que hay los socios malos, que quitan dinero [Bb] de la empresa para consumo personal y tal, pero no estamos hablando de ellos. Estamos hablando de los buenos, aquellos que se embarcan en la idea con usted y que se disponen a trabajar incluso sin la certeza de que su empresa va a vengar.

“Preguntar no ofende!”
Además de la opción de sociedad para el desarrollo de ideas y proyectos, veo la asociación con otras empresas como un gran camino a seguir para dar vida a un nuevo producto o mejorar algo ya existente. Y la idea aquí es la misma citada anteriormente usted no sabe todo y ni debe saber. Debe saber sólo lo que necesita para desempeñar su función. Encontrar a alguien que sepa hacer algo que usted no sabe y “corra al abrazo”, es decir, analice las condiciones y cierre el acuerdo.

Discuta bien las funciones, la estructura y el retorno de esas alianzas con las otras empresas. En ese momento, podemos percibir algunos puntos importantes con relación a la real intención de ellas en hacer un acuerdo de negocio con usted. Quédate elegante y pregúnta. Tenga cuidado. Como dice el dicho “preguntar no ofende”. Sólo ofende a los que tienen algo que esconder. Y si la empresa que está pensando en la asociación no quiere poner todas las verdades sobre la mesa, salga corriendo. Ellos no merecen su motivación ni su dinero.

“El mapa que lleva a una buena asociación consiste en constituir alianzas que aceleren el flujo de caja, eleven los ingresos y reduzcan los gastos. Las asociaciones establecidas basan en principios comerciales específicas, ya que éstos tienen muchas más posibilidades de tener éxito “Guy Kawasaki – libro.” El principio del arte “(bestseller)

Con base en lo que escribí aquí hoy, reflexione acerca de las ideas que ha tenido y que no es capaz de “sacar del papel” solo. Ver si hay alguien o alguna empresa que pueda hacer esto con usted y si vale la pena apostar las fichas en ella. No se acomode. Nadie alcanza nada en la vida apenas esperando que la gran suerte golpee a su puerta. Si ha tenido alguna experiencia relacionada con lo que estamos discutiendo aquí en este artículo, no deje de comentar. Un fuerte abrazo.

Foto de crédito a freedigitalphotos.net.

El arte de sumar y multiplicar
5 (100%) 2 votes