Saltar al contenido

Econom√≠a (y pol√≠tica) brasile√Īa el s√≠ndrome del b√ļnker sitiado & # 8211; Parte 2

Por Gustavo Chierighini, la plataforma editorial Editorial Brasil.

Estimado lector, no es siempre que se despierta inspirado el día en que se necesita entregar un artículo escrito. Simplemente es algo que no se controla, pero casi siempre cuando la inspiración falta, el esfuerzo necesita compensar. Por otro lado, cuando golpea la puerta, me siento agraciado por dos elementos conexión inmediata con el texto y ahorro de tiempo con buena calidad final (al menos por mi óptica).

En tiempos de búnker sitiado (haga clic aquí para leer la primera parte de este texto), cuando la imaginación falla, el noticiero ayuda. Y hoy no fue diferente. Acceso a los periódicos y veo las noticias directas del búnker, donde se abordan los últimos acontecimientos de la reunión ministerial post reforma.

Creer, no debe ser fácil la vida en el búnker, y esta vez quedo hasta Paraguay, que está allí quieta, observando los acontecimientos políticos en el gigante dormido.

En una materia de la Folha que nuestra Líder se refirió al movimiento que ocurre en el parlamento por su impedimento como un posible “golpe democrático a la paraguaya”, haciendo inicialmente obvia referencia al ocurrido con el presidente impedido Fernando Lugo.

No satisfecha en descalificar los dispositivos previstos en la propia constitución, con rito, proceso y encadenamientos claramente regulados, completó la “pedalada” afirmando que “Brasil no es Paraguay” y que “tenemos instituciones fuertes”, atribuyendo un innecesario juicio implícito sobre la ” la solidez de las instituciones del Paraguay.

Esto todo después de una semana desastrosa en la que el gobierno emprendió una fuerte ofensiva dirigida al relator del TCU, recogiendo como resultado la unanimidad del tribunal tanto en el apoyo al ponente, como en la reprobación de las cuentas gubernamentales apreciadas, que ahora pasan bajo el análisis del congreso (que a su vez, aprovechó para dejar claro sobre el poder que tiene sobre su propia agenda, al no votar los vetos presidenciales relacionados con la agenda todavía restante).

Sin embargo, las contribuciones en el búnker surgen de todos los lados. Con la reforma ministerial frescura, y el equipo económico insistiendo en el argumento de que la nueva CMPF duraría por corto período y de que hasta por ese motivo no sería tan dañina al contribuyente -que, convengamos, vive para pagar impuestos-, he aquí que el nuevo ministro de salud surge, y como una de sus primeras declaraciones afirma defender que la CPMF sea definitiva. Eso mismo, lector, para siempre, eterno.

Lectura recomendada Renta fija la inflación Win y blinde su patrimonio de las crisis políticas y económicas

Es eso, seguimos acompañado, pero queda aquí un cuestionamiento para reflexión ¿qué sería del gobierno si tuviera que enfrentarse a una oposición organizada? En resumen, sobró para Itamaraty. ¡Hasta el próximo!

Foto “Brazil on a bad day”, Shutterstock.

Economía (y política) brasileña el síndrome del búnker sitiado & # 8211; Parte 2
4.8 (95.56%) 9 votes