Saltar al contenido

Econom√≠a brasile√Īa el discurso y la pr√°ctica

Economía brasileña el discurso y la práctica Durante mucho tiempo reclamamos que la presidenta Dilma, el ministro de Hacienda y el número uno del Banco Central tenían discursos diferentes que traían enorme confusión a los mercados y empresarios.

Esto sin incluir a otros ministros de áreas afines o no, ya que todos se daban el derecho de dar sus opiniones sobre cosas variadas de la economía, especialmente la variable más sensible, el cambio.

Finalmente, al menos en el corto plazo, esos partícipes consiguieron unificar discursos, al mismo tiempo que otros ejecutivos se callaron. Esta unificación derivó de la necesidad de atraer inversores externos para el proceso de concesión en el segmento de logística, en un seminario en Nueva York, post-asamblea general de la ONU.

El discurso fue correcto, articulado y bien desarrollado por cada una de las autoridades del primer escalón, pero también trae muchas dudas en lo que se refiere al discurso frente a la práctica.

Como dijimos, el discurso fue positivo, con fuerte referencia al mantenimiento de reglas estables, destacada eficiencia en la gestión del sector privado, mejores retornos para los proyectos y financiamiento público.

La práctica venía indicando situación diversa, con muchos cambios de marcos regulatorios, obligatoriedad de participación del sector público (Infraero y Petrobras), obligatoriedad de nacionalización, bajos retornos y cambios en corto período de tiempo; que sirve para traer dudas y alejar a inversores.

No bastaba esa dicotomía entre discurso y práctica, tuvimos más evidencias con la divulgación, la semana siguiente, del informe trimestral de inflación del tercer trimestre, divulgado por el Banco Central (BC). En tal informe y en la colectiva posterior del director Carlos Hamilton, conseguimos ver otras situaciones dudosas.

Al mismo tiempo que el BC habla de inflación alta y resistente (tema recurrente de posicionamientos pretéritos), incluye que la situación fiscal está dejando de ser expansionista para tender a neutra, eso mismo con el superávit primario sin alcanzar la meta en 2012 y 2013 Casi a la vez que se hace mucho por hacer en el combate a la inflación.

Al mismo tiempo hablan de precios administrados subiendo el 4,5% en 2014 y 2015 y hablan que los precios libres están disociados, pero hay espacio para el BC acomodar aumento de combustible. El informe indica que el superávit primario próximo al actual impulso de magnitud despreciable y la condición neutral para la política fiscal.

Ante todo que ocurrió en el pasado reciente y del nivel de inflación, no se puede entender que el BC tenga esa postura lamentable, abriendo mano de pleitear que el gobierno haga el mayor superávit posible o, al menos, que llegue cerca de la meta.

Si se ponen aún las recientes declaraciones del ministro Mantega, estimando que el crecimiento medio entre 2013 y 2022 será del 4%, las inversiones en el mismo período con crecimiento del 7% y alcanzando el 24% del PIB en 2022 (estamos en el 18% del PIB) y concesiones en el monto de R $ 1,0 billón hasta 2022, veremos que la realidad no corresponde.

Por otra parte, conviene recordar que las previsiones del ministro son siempre superestimadas, como cero el déficit nominal, crecimiento del 4% para 2012 (cerró en el 0,9%) y otras tantas. Hay todavía la realidad del déficit primario de los gobiernos regionales y sus estatales por el segundo mes seguido, en el peor desempeño desde 2001.

Olvídese de las palabras del ministro Kalil Gibran Kalil, diciendo que “tres cosas no vuelven nunca. El agua que pasa a través del molino, la flecha lanzada y la palabra hablada “. A nivel local, estamos más cerca de Stanislaw Ponte Preta (Sergio Porto) y su samba “ascendencia africana loco.”

Bueno, considerando todas las órdenes domésticas y el ambiente externo frágil, principalmente con las discusiones estadounidenses sobre el presupuesto, paralización del gobierno Obama y aumento del techo de la deuda, lo más importante es mantener alguna prudencia operativa.

En ese sentido, las recomendaciones de inversión recaen sobre fondos con menores volatilidades, aunque se puedan aplicar recursos en fondos de acciones y multimercados, ese con operaciones en el exterior. Consultamos a nuestra familia de fondos de Órama. Estoy seguro de que allí van a conseguir aplicaciones de acuerdo con su propensión al riesgo. Hasta la próxima.

Foto blah blah blah, Shutterstock.

Economía brasileña el discurso y la práctica
4.7 (93.33%) 6 votes