Saltar al contenido

Dinero y felicidad elementos complementarios para quienes planean el futuro

Dinheiro e felicidade elementos complementares para quem planeja o futuro Ya tengo tiempo que pienso en escribir un artículo hablando de felicidad. Es común, muy común, por ejemplo, por cierto, se nos dice que vieja máxima de ver “El dinero no puede comprar la felicidad.” ¿Hasta qué punto esta afirmación es correcta? ¿Estás de acuerdo? La respuesta común, ya menudo irónica, que mucha gente disfruta es “él (dinero) no puede traer, pero envía a”. Pues …

La verdad es que, cada día que pasa, estoy más convencido de que lo que nos hace o no felices cuando hablamos en dinero es la forma en que lidiamos con él. No sólo en los momentos de crisis, sino en todos los momentos de nuestra vida. Casi siempre, sólo percibimos cuán algo es importante para nuestras vidas cuando dejamos de tenerla. Esta verdad puede ser empleada para el dinero también.

Ejemplos son ellos que mueven el mundo.
Es natural buscar ejemplos en la vida práctica que sirvan de inspiración y fuente de motivación para alcanzar el éxito. ¿Cuántos por ahí no confirman poseer mucha admiración por deportistas, personalidades de la televisión y actores de cine? Pero, difícilmente percibimos (al menos en el público joven) la identificación con personas de éxito en el mundo de las finanzas.

Al final, ¿qué es más legal la figura del joven actor de la novela de las ocho o el joven que luchó y alcanzó, con su propio esfuerzo, su independencia financiera antes de los 30 años? La visión romántica del éxito es más “cool”, más simple de explicar a los demás y más fácil de “emular”.

Estamos condicionados, desde siempre, a vivir una realidad de hace de cuenta. Aprendemos de forma equivocada que para tener algo en la vida hay que endeudarse. Ayer mismo en el camino para participar en una conferencia, escuché a alguien hablando eso. Miré para ver quién era y, para mi asombro, eran dos jóvenes de poco más de 20 años. Muy triste.

¿El brasileño todavía vive en la década de los 80?
Tengo la nítida impresión que todavía estamos viviendo en Brasil desde la década de los 80, donde era prácticamente imposible planificar el presupuesto financiero a largo y medio plazo. La inflación, que golpeaba fuerte en el poder adquisitivo de la población, todavía está presente, pero hoy tenemos la posibilidad de pensar el mañana con muchas posibilidades.

Para empezar, podemos soñar con posibilidades inimaginables en aquel tiempo. Hoy es posible invertir para valer en la carrera (sí, educación es inversión!). El Brasil de hoy y del futuro es carente de mano de obra especializada, algo que usted ya está cansado de saber. ¿Quiere más? El desempleo se encuentra en niveles relativamente bajos y la renta es creciente, lo que nos permite estructurar el presupuesto doméstico con tranquilidad y priorizar la construcción de patrimonio.

¡Felicidad hoy y siempre!
Hoy es una necesidad indispensable pensar el futuro, trabajar para crear un modelo nuevo y privado de jubilación. Usted, joven lector, debe sentirse privilegiado tiene mucho más tiempo y posibilidades de aprendizaje (acceso a la información) que sus padres o abuelos. ¿Qué haces ante esta realidad?

¿Y cómo queda la felicidad en esa historia? Ahora bien, hoy es mucho más fácil encontrar la felicidad. Y, vamos a dejar la hipocresía de lado, ella pasa necesariamente por cuestiones financieras, sea por la tranquilidad de no estar debiendo a nadie o incluso por las posibilidades de conquistar bienes de consumo y realizar deseos y sueños personales / familiares. El dinero y los ejemplos que surgen en la forma en que lidiamos con él son importantísimos.

Para finalizar, presto un homenaje a un gran brasileño que recientemente nos dejó Millôr Fernandes. Una persona admirada por muchos y que también manifestó algunos grandes pensamientos en relación al dinero “Lo que el dinero hace por nosotros no es nada en comparación con lo que la gente hace por él”.

Estoy seguro de que la reflexión sobre esta frase complementa y, al mismo tiempo, da el tono del artículo de hoy. ¡Hasta la próxima!

Foto de sxc.hu.

Dinero y felicidad elementos complementarios para quienes planean el futuro
4.8 (96%) 10 votes