Saltar al contenido

¿Cuál es tu público objetivo?

Qual o seu público alvo? Una realidad bastante común cuando una empresa decide expandir su actuación o necesita alcanzar un mayor número de clientes es perder el foco de quién es su público objetivo. Aprovechar esta oportunidad para mencionar la analogía utilizada por Walter Longo y José Luis Tavares, autores del libro “Marketing en la era de Nexo” (Best Seller) compañías lanzaron una bola de bolos (un comercial, un anuncio, etc.) y buscaron a derribar el máximo de pines (personas) que pudieran.

Pero, hoy, una época en que estamos inundados por medios en todo momento y en que el consumidor salió del frente de la TV [Bb] y tiene mayor poder de elección sobre lo que ver, leer y escuchar – él elige qué información desea recibir -, es difícil acertar donde están y cuáles son los pines (consumidores); “Abatenlos”, entonces, ni se habla. Actualmente, me parece improbable la posibilidad de crear un producto y divulgarlo de tal manera que todas las personas lo consideren muy legal o necesario para sus vidas.

Las personas, desde mucho tiempo, se organizan en grupos, nichos, tribus, que disponen de las mismas necesidades, voluntades o de características similares. Es común que los iguales se busquen y se unan. Esto es supervivencia y siempre ha sido así. La realidad que menciono no fue creada por mí o por un grupo de investigadores. Es un simple hecho que siempre ha ocurrido.

Todo esto para decir que no hay sentido en hacer publicidad de su producto para todas las personas, independientemente de quién sean ellas. “Ah, pero las grandes marcas hacen anuncios todo el tiempo y todo el mundo, para la masa” usted debe estar pensando. Pues es, ellas son grandes, famosas y tienen mucho dinero. Quieren marcar presencia, pero aún así se centran en públicos específicos.

Si tuviera el dinero [Bb] que ellas tienen, tal vez hiciera algo un poco diferente. Experimentaría acciones enfocadas en aquellos con interés en saber sobre mi nuevo producto o sobre la promoción vigente, en vez de simplemente comprar anuncios en la TV o entregar panfletos y periódicos. Los nichos han mostrado fuerza y ??muchas marcas aprovecharon para identificarse con los grupos. Intenta algo dirigido, para quien quiere y necesita oír lo que tienes que decir. Por eso la importancia de conocer a sus clientes y público objetivo.

“Aunque son creativas, de impacto e incluso premiadas, si tomamos tales propagandas e intercambiamos la marca de una empresa por la de su competidor, el efecto del mensaje continuará siendo el mismo. Es decir la propaganda sirve para cualquier anunciante. No promueve ninguna distinción, ni tiene personalidad. “Augusto Nascimento y Robert Lauterborn, autores del libro” El 4 es Marketing y Branding “(Editora Campus)

Insista en esa idea, cree una cultura de siempre crear productos y promociones para personas que estén insertadas en su público objetivo, en lugar de salir por ahí creando productos que no sabe si alguien un día va a comprar. La gran idea aquí es hacer un producto que la gente quisiera tener. Por eso, acercarse a su público objetivo, nicho, tribu, grupo de personas a su alrededor y ver si se interesaría por su producto. Y las manos a la obra.

Foto de crédito a freedigitalphotos.net.

¿Cuál es tu público objetivo?
5 (100%) 4 votes