Saltar al contenido

¬ŅConsigui√≥ pasar menos? ¬ŅQu√© tal ahora ganar m√°s?

Conseguiu gastar menos? Que tal agora ganhar mais? Este artículo está dedicado a aquellos que lograron controlar sus gastos, que adquirieron (al menos hasta ese instante) buenos hábitos financieros y salieron del rojo. Esto es óptimo, aún más con los altos índices de morosidad que tenemos actualmente en Brasil. Tener las cuentas al día es poder dormir mejor, concentrarse más en el trabajo y hasta tener una relación [Bb] más tranquilo.

Pero, ¿y después? ¿Qué viene después de las cuentas al día? ¿El parar de deber es suficiente?
Si hoy se puede limpiar sus gastos a su presupuesto para tener en cuenta y seguir siendo una parte pequeña, puede incluso tener el sueño de los dioses (que es bueno para la salud), pero desafortunadamente puede estar bloqueando su “desarrollo consumista.” Este es un término nuevo y puede sonar un poco extraño, pero resumidamente, sería lo mismo que “limitar el horizonte de sus sueños”.

Vivimos de sueños soñamos en conocer lugares nuevos, tener un coche mejor, ropa mejor, una casa mejor y por ahí va. Así como los animales se desarrollan para subir en la cadena alimentaria, nos desarrollamos financieramente para gastar (y comer está incluido) mejor. En cierta forma, es como la ley del más fuerte, cuanto más recursos tenemos, más podemos tener.

¿Qué tal ganar más?
La salida para que usted tenga más recursos es partir al paso siguiente dentro de la “escala evolutiva”, que es ganar más. Hay algunas maneras de hacer que suceda recibir una herencia, lanzar una canción “chicle” en el mercado y explotar en las radios, jugar bola muy bien, casarse con alguien rico, ganar en la lotería, salir a la empresa [Bb] o subir en la carrera.

Vamos a centrarnos en las dos últimas. Tanto subir en la carrera cuando se convierta en un emprendedor requiere una cierta dosis de osadía y disposición para asumir riesgos. A veces, la empresa actual se vuelve pequeña para nuestras ambiciones y es necesario soltar la comodidad de aquel empleo “seguro” por otro, desconocido.

Abrir una empresa requiere no sólo el valor, pero muchos cálculos, un buen plan de negocios y sangre fría para la emoción no entorpece. Tener el negocio propio implica gestionar y lidiar con funcionarios, contabilidad y otros temas relacionados con las mejores prácticas de gestión empresarial.

La educación financiera es fundamental!
En ambos casos, la educación financiera es que le permitirá dar ese paso. Imagínese un equipo de fútbol [Bb] sin reservas, que sólo puede contar con sus jugadores titulares. Él tiene que torcer para que nadie se lastimar. Lo mismo sucede con quien desea evolucionar y ganar más. No siempre las cosas suceden a la velocidad que deseamos y es a través de nuestras reservas que la evolución tendrá tiempo suficiente para suceder.

La educación financiera no es sólo la clave para un sueño tranquilo. Es la clave para su futuro. ¡Éxito y hasta la próxima!

Foto de sxc.hu.

¿Consiguió pasar menos? ¿Qué tal ahora ganar más?
4.8 (96%) 10 votes