Saltar al contenido

Competencia y su importancia en el mercado de trabajo

Competencia y su importancia en el mercado de trabajo Se oye mucho la palabra competencia [Bb] y se habla sobre ella en las conversaciones informales, en la escuela y en las empresas. La competencia es esencial? ¿Competencia representa posibilidades de mayor productividad y aprendizaje? Usted ya se ha detenido para reflejar lo que significa esa palabra y sus implicaciones en su vida profesional? Iniciamos esta conversación desde algunas definiciones.

El sociólogo francés Philippe Zarifian define la competencia como el “tomar la iniciativa y asumir la responsabilidad.” Sin embargo, el especialista en aprendizaje en las empresas Karl-Erik Sveiby define la competencia como la capacidad que tenemos para actuar sobre la base de nuestros conocimientos teóricos y tácito. Estos dos autores centran sus conceptos en la acción.

Para mí, la definición más didáctica se encuentra en un artículo escrito por los profesores de la USP Afonso Fleury y María Teresa Fleury, donde la competencia se piensa de como la intersección de conocimiento, habilidad y actitud. Estas tres dimensiones necesitan “mezclarse” para que podamos decir que somos competentes en determinada área.

Racing!

Aprender sobre las tres dimensiones que componen la competencia es importante para que se pueda trabajar en la dirección correcta del desarrollo profesional [Bb] Es personal. Vale pensar en algunos puntos interesantes

  • El conocimiento es el saber. Envolver la educación formal, saber qué, saber el por qué, saber para qué y la capacidad de aprender;
  • La habilidad es el saber hacer. Son las experiencias, el saber cómo, las técnicas, el conocimiento tácito y el modelo mental;
  • La actitud es el saber ser. Es decir, tener determinación, responsabilidad, compromiso, motivación e iniciativa.

Para consolidar la definición, daré un ejemplo de competencia a partir de esas tres dimensiones. Un determinado protético es muy solicitado por los dentistas, pues es bastante competente en la confección de prótesis dentales. Él tiene un saber académico óptimo (conocimiento), sabe esculpir la prótesis muy bien debido a su precisión manual (habilidad) y entrega los pedidos rápidamente gracias a su capacidad de planificación, organización y voluntad de atender al cliente rápidamente (actitud).

Moraleja Si estas dimensiones estaban en un nivel mucho más bajo de rendimiento tal vez esta prótesis no se consideraba competente.

El mercado de trabajo siempre buscó a individuos competentes técnicamente para ocupar los puestos de trabajo. Con el paso del tiempo y con las nuevas demandas surgidas a partir de modernos modelos de gestión, las empresas pasaron a buscar individuos calificados intelectual y técnicamente, pero también competentes emocionalmente.

Esto quiere decir que las empresas valoran el saber, el saber hacer y el saber ser. Es común la realización de procesos selectivos teniendo como foco las competencias comportamentales como la comunicación, la planificación, la relación interpersonal, la autonomía, el autocontrol y la capacidad de resolución de conflictos. La gestión por competencias ya es realidad en muchas empresas, siendo utilizada como un instrumento estratégico para alcanzar objetivos específicos.

Creo que ya es capaz de responder a la pregunta inicial ¿cuál es la implicación de las competencias en la vida profesional? La propuesta que traigo hoy es un breve ejercicio de autoconocimiento. Ante este contexto competitivo, vuelva la mirada hacia usted y trate de evaluar cómo está su nivel de empleabilidad – es decir, cuánto usted es el atractivo para el mundo del trabajo.

¿Cuáles son las competencias que usted posee y las que necesita mejorar? Haga una lista de sus puntos fuertes. Mire de nuevo a los tres círculos. Compruebe cuáles son sus conocimientos técnicos, sus habilidades y reflexione sobre sus actitudes [Bb] en relación con las dos primeras. Observe donde estos tres puntos se cruzan y encuentre su competencia.

Pero refleje y encare el tema con seriedad. Hasta para que en el próximo artículo podamos continuar esta conversación sobre competencia y su desarrollo personal y profesional. ¡Buena semana y una gran reflexión!


Bernadette Vilhena es educadora de negocios, consultor en varios niveles de la práctica educativa en las empresas. Especialista en Gestión de Personas y estudios en las áreas de Ergología, Gestión del Conocimiento y Educación en el trabajo.

Crédito de la foto de stock.xchng.

Competencia y su importancia en el mercado de trabajo
4.7 (94.29%) 7 votes