¿Cómo superar la falta de tiempo para la familia?

No basta con constituir una familia, hay que hacerse presente. Este es un concepto bastante propagado, así como las dificultades para hacer que sea puesto en práctica.

El cotidiano o incluso la forma en que la estructura familiar está hecha demanda que los padres se enfrentan al desafío de compensar la falta de tiempo para la familia.

¿Por qué no?

Muchas veces, la ausencia se eleva hacia el sentimiento de culpa, para los padres que no tienen la condición de dar la debida atención a los niños, y en problemas para los hijos, que se consideran bastante solos e incluso dejados de lado por los padres o responsable. ¿Es posible revertir este cuadro?

7 consejos para no sufrir con la falta de tiempo para la familia

De acuerdo con la Fundación Maria Cecilia Souto Vidigal, la falta de estructura en la familia puede afectar el crecimiento de niños y jóvenes. Los hijos necesitan las referencias de los padres, sin esas bases tienden a encarar relaciones humanas con despreparo y sin el debido apego. Por eso, es esencial que esto revertir cuanto antes

1 – Responsabilidad

El primer paso para superar la falta de tiempo para la familia es entender que usted tiene una responsabilidad con los hijos y la persona que está a su lado. Al final, la formación de una familia no se limita sólo al momento de decisión, sino que sigue y se acentúa con el paso del tiempo.

Asumir responsabilidad sobre su familia es el primer paso para una vida mucho más feliz

De esta manera, usted tiene que concientizar que van hay momentos complicados, crisis familiares, períodos de turbulencia y jamás serán sólo sonrisas, bromas y fotos felices. Pero tampoco hay nada que sea tan fuerte como el vínculo familiar.

2 – Aceptación de las diferencias

La falta de tiempo para la familia no se trata de una prioridad que se resolver después del nacimiento de los hijos. Las necesidades de un niño cambian, pero no disminuyen con el paso de los años. Un bebé es totalmente dependiente de los padres incluso para alimentarse.

Lo que no significa que los cuidados a los 5, 10 o 15 años deben ser menores. Por eso, es necesario adecuarse desde la llegada del primer hijo con los diferentes matices de cada niño.

3 – Tiempo de calidad

No sirve pasar el día entero sentado en el sofá con el niño jugando en el suelo solo. En realidad, usted no se convertirá en un padre o una madre más o menos presente debido a la acumulación de horas. Después de todo, no se trata de un banco de horas de una empresa.

Aprovechar los momentos al lado de sus hijos reduce considerablemente la falta de tiempo para la familia

Usted puede desempeñar una función extremadamente importante apenas parando para charlar con su hijo por algunos minutos. Por lo tanto, esté totalmente concentrado cuando vaya a hacer algo con los niños.

Ahora, antes de que usted siga para el siguiente tema, dejamos que algunos consejos que desea trabajar en casa para seguir de cerca el desarrollo de los hijos, echa un vistazo

1 – 10 beneficios de trabajar en casa

2 – Motivos para trabajar por Internet

3 – Consejos para trabajar menos de 4 horas al día

4 – Tradiciones familiares

Pocas cosas marcan tanto y compensan la falta de tiempo para la familia que la creación de tradiciones. Realizar las comidas en conjunto puede transformarse en el momento más especial de su día. Usted puede aprovechar esta sensación en el desayuno, en el almuerzo o incluso en la cena.

Crear tradiciones familiares funciona muy bien para estrechar vínculos entre padres e hijos

No importa el horario, pero, trate de realizar una de las principales comidas del día al lado de sus seres queridos y sin la interferencia del celular. Demuestre interés en cada detalle de la rutina de las personas que están a su alrededor, preste atención a la información y dé su opinión incluso en las pequeñas decisiones.

5 – Cobranzas

¿Sabe cuándo su hijo saca una nota baja o alista fuera de casa? Si usted no cuenta con una participación efectiva en las cuestiones más simples de la rutina tampoco tendrá tanta influencia a la hora de exigir un comportamiento diferenciado.

Por eso, es necesario establecer reglas y hacer que cada una de ellas sea cumplida en el día a día. Este es el parámetro básico para que la falta de tiempo para la familia no resulte en problemas en el colegio, en la calle o en el desarrollo de su hijo.

6 – Defina sus prioridades

Usted ha dejado de pensar por qué falta tiempo para la familia en su rutina? Muchos padres creen que si se sobrecarga de trabajo es lo correcto para garantizar una educación de calidad, plan de salud, ropa, equipos tecnológicos y juguetes para sus hijos.

Pero, ¿ya has pedido la opinión de tu hijo? Muchas veces, el niño necesita cariño, afecto y atención de los padres y no necesariamente de un videojuego nuevo. Defina sus prioridades para no convertirse en alguien que es buscado sólo para pedidos materiales y no para un abrazo o incluso un consejo.

7 – Momentos especiales

La falta de tiempo para la familia puede justificarse por la necesidad de trabajar y conseguir el sustento diario, pero usted necesita esforzarse para estar presente en los momentos especiales de sus seres queridos cumpleaños, conquistas, Navidad, Pascua y otro día que tenga un significado diferenciado en su familia.

La falta de tiempo para la familia no sirve como excusa para perder los momentos especiales

Es esencial mostrar que le importa lo suficiente con la gente para hacer cambios en su rutina y estar en las fechas conmemorativas y especiales. Es claro que el papel de padre, madre, marido o esposa no se resume a estos días en el calendario, pero también pasa por ellos.

8 – Cambios en la estructura familiar

Muchas veces, la falta de tiempo para la familia también ocurre en función de la separación de los padres. Los expertos indican que la mejor manera de evitar problemas para los hijos es mantener un cotidiano parecido antes del divorcio, asegurando que los padres todavía son amigos y estarán cerca de los hijos.

Al final, uno de los peores traumas ocurre por no conocer o por perder contacto con el padre o la madre. Por eso, esforzarse por mantener una relación sana con el antiguo compañero (a) vale la pena para que el contacto con los hijos continúe muy cerca y los lazos afectivos puedan estrecharse cada vez más.