Saltar al contenido

¬ŅC√≥mo las mujeres se ocupan de las finanzas?

“La mujer de hoy es con todo.” Esta es la forma en Carolina del Ruhman, fundador del sitio Mujer Finanzas, establece la última hora de la mujer brasileña.

Además de estar conquistando cada vez más espacio en el mercado de trabajo, estudia más que los hombres (el 60% de la población universitaria de Brasil son mujeres), trabaja más (entre el trabajo y la segunda vuelta de las tareas domésticas, las mujeres trabajan, en promedio, 10 horas más a la semana que los hombres) y quiere tener todo una carrera, familia y todos los deseos de consumo que tenga.

Sin embargo, según Carolina, eso no quiere decir que gastan más que ellos. “Los hombres y las mujeres sólo tienen perfiles diferentes de consumo. Ellas compran más ‘picado’, poco a poco, pero constantemente. Dado que gastan más en ocio y tiempo para ir de compras, el ticket promedio es más alto “, dice.

Carolina cuenta que la relación de la mujer con el dinero es reciente sólo en 1962 tuvimos derecho a tener CPF en Brasil – lo que quiere decir que antes de eso no daba para abrir una cuenta en el banco sola. ¿Cómo ganar, guardar y gastar dinero de esta manera?

“A poco, las mujeres vienen aprendiendo cada vez más sobre la gestión financiera – y se están haciendo excelentes en eso. Hasta porque el hábito ya existía antes el 74% de las mujeres brasileñas son las gestoras del presupuesto doméstico. Con más información y herramientas, se vuelven cada vez mejor en la tarea comprometida por mucho tiempo “, dice Carolina.

Lectura recomendada ¿Quién debe hacerse cargo de la familia de dinero, hombre o mujer?

El principal desafío es hacer sobra dinero al final del mes

De acuerdo con un estudio realizado por el instituto de investigación online Opinion Box en sociedad con el sitio Finanzas Femeninas, el principal obstáculo en las finanzas es hacer sobra dinero al final del mes.

Entre varias alternativas que presentaban dificultades en relación a dinero, la principal respuesta dada por las entrevistadas fue no poder hacer sobrar al final del mes (38%). La segunda principal respuesta fue buscar entender las diversas formas de invertir (19,2%).

La dificultad de ahorrar puede estar relacionada con los costos de la casa, ya que el 33% de las entrevistadas asumen por lo menos la mitad de los gastos; El 21%, de hecho, pagan la mitad de las cuentas y el 13% son responsables de la mayoría de las cuentas.

Hay que considerar también que casi el 17% de las entrevistadas son solteras o divorciadas y arcan con todas las cuentas por sí solas. Es interesante notar que el 37% de las entrevistadas afirmaron mantener conversaciones periódicas con el socio acerca de las finanzas sin estrés sobre el asunto.

Para el 13% de ellas, sin embargo, hablar de dinero es siempre motivo de peleas y genera trastorno y el 7% de las mujeres dijeron que tratan de discutir el tema lo mínimo posible y hasta lo evitan. El 2% no habla de las finanzas en el hogar.

Cuando el asunto es endeudamiento, el 72% de las mujeres entrevistadas ya tuvieron una deuda en algún momento de la vida. De este total, alrededor del 20% gastaron de 1 a 3 años para retirar las pendencias.

En cuanto al momento actual, los datos muestran que los porcentajes de mujeres sin deudas y aquellas que están arcando con pendientes financieras están bien equilibradas el 51,4% está con alguna deuda, contra 48,6% que están libres del endeudamiento.

En relación al gasto del dinero, casi el 53% de las mujeres dijeron ser consumistas, frente al 47% que se consideran ponderadas. En cuanto al uso de la tarjeta de crédito, la mayor parte de las entrevistadas garantiza que mantiene los gastos bajo control.

Al menos 6 de cada 10 mujeres dijeron que saben exactamente cuál es el valor de la factura al final del mes. En la otra punta, casi el 20% dijo que el valor de la factura es siempre una sorpresa. El 20% de las encuestadas dijo que no tenía tarjeta de crédito.

El cuidado con el presupuesto es una preocupación de la mayoría de las entrevistadas. Sin embargo, llama la atención el hecho de que casi el 27% de las entrevistadas afirman que no controlan los gastos.

En cuanto a los métodos de control, en general, la mayoría prefiere controlar los gastos de la manera más convencional, anotando todo a mano (40%), seguido de la hoja de gastos (24%), el archivo de extractos (19,3%), y, por último, el uso de aplicaciones (6,8%).

Lectura recomendada Las mujeres y las finanzas personales un viaje a través de las etapas de la vida

Mujeres e Inversiones

Cuando el asunto es inversiones, las mujeres normalmente son conocidas por ser más conservadoras que los hombres. Sin embargo, de acuerdo con Sandra Blanco, autor del libro “Mujer valores inteligentes dinero” y “El caso de las mujeres,” esto no es más que un mito.

“Después de lo que distingue el suelo, donde se pone de pie, o la adquisición de la información, el conocimiento y entender el riesgo de que se trata, la mujer puede ser un inversor más agresivo que un hombre”, dice.

Carolina Ruhman cree que las mujeres son menos familiarizadas con el mercado financiero y por eso buscan más información. “Con eso, pueden hasta conseguir retornos mayores y más consistentes en sus inversiones. Falta romper la barrera de que no saben nada sobre inversiones y es mejor dejarlo para los padres o maridos. Además, un lenguaje más accesible es preciso “, dice.

De acuerdo con un estudio del Instituto Assaf, la participación de las mujeres en la Bolsa de Valores alcanzó el auge en 2012, con el 25,30% de los catastros, pero ha venido retrocediendo en los últimos años. Desde 2008, la relación entre hombres y mujeres está prácticamente estable.

Según Sandra Blanco, la situación económica es la razón por la participación de la mujer no haber avanzado en los últimos años. “Las acciones de las empresas que eran tenidas como inversiones defensivas, del sector de energía eléctrica, sufrieron con la injerencia del gobierno. Vale sufrió con la caída de los commodities. Petrobras involucrada en la Lava Chorro. Mucha gente perdió dinero con acciones del grupo X. Fueron sucesivos años de pérdidas en las inversiones en acciones. Por último, las perspectivas de futuro todavía son nebulosas. En ese contexto, no hay estímulos para invertir en acciones “, lamenta. “Para aumentar la participación femenina en el mercado de valores, falta un entorno económico favorable”, añade.

Lectura recomendada conocer mujeres detalles de su participación en la Bolsa

Foto “Woman and Money”, Shutterstock.

¿Cómo las mujeres se ocupan de las finanzas?
4.7 (94.29%) 7 votes