estadisticas web Saltar al contenido

Cómo concentrarse en el trabajo cuando se acercan unas largas vacaciones

Apuesto a que conoces esta situación.

Es lunes por la mañana. Su alarma suena a las 6 a.m. Has dormido toda la noche, pero parece que no has dormido nada. Todavía estás exhausto y somnoliento, pero te levantas. Te vistes, te cepillas los dientes, agarras tu bolso y ya estás fuera.

En el camino al trabajo, compra café y una merienda. Miras tu reloj. Son casi las 8 a.m. Llegas al trabajo a tiempo. Te sientas frente a tu computadora, en el mismo lugar que has estado sentado cinco días a la semana durante el año pasado. Nada ha cambiado.

Han pasado solo unos minutos, pero tus ojos ya están ardiendo por el resplandor de la pantalla de la computadora.

La gente habla por todas partes y camina hacia allí y de regreso al lado de su cubículo. No puedes soportarlo.

Relájate, pronto terminará. La próxima semana, estarás lejos de aquí, tumbado en una playa y escuchando el océano, te consolas.

Desafortunadamente, los hermosos pensamientos sobre sus próximas semanas de vacaciones son destruidos instantáneamente por su jefe que aparece de la nada y le recuerda sus deberes. Tienes ganas de golpearte la cabeza contra la pared.

No puedes concentrarte. Eventualmente, terminas desplazándote por Facebook y viendo videos divertidos en YouTube hasta el final del día.

Miras el reloj en la pared. Son las 5 p.m. Cuando llegas a casa, navegas por Internet hasta que te duermes.

Allane el camino hacia sus sueños: 7 pasos para hacer realidad su idea de negocio en 2017

A la mañana siguiente, te levantas cansado, otra vez, y repites la rutina.

Soy un fracaso, piensas.

Aquí está lo que sucederá después:

Pierdes toda la semana de trabajo, lo que significa que tendrás que compensarlo cuando regreses de tus vacaciones.

Pero no te importa. Solo quieres estar lejos de aquí.

El día ha llegado. Empacas tus cosas, te diriges al aeropuerto y enseguida caminas por las calles de Florida.

Te quedas horas en la playa, haces turismo, nadas en el océano, comes deliciosas comidas en restaurantes caros y te diviertes en bares hasta la medianoche. Estás en el paraíso

Sin embargo, pronto, una semana de sus vacaciones ha terminado. Empiezas a sentirte ansioso.

¿Por qué el tiempo vuela tan rápido? te preguntas a ti mismo.

Sabes que la semana que viene tendrás que volver a trabajar, a ese cubículo horrible, gente molesta y mucho trabajo por hacer (sin mencionar los proyectos que no terminaste antes de tus vacaciones).

Tu estado de ánimo disminuye. Antes de que te des cuenta, estás de vuelta en casa, yendo al trabajo por la mañana y sintiéndote como si no hubieras descansado. Necesito otras vacaciones, piensas. Deprimido, intentas hacer algo de trabajo.

Si fueras un robot, aquí está tu batería:

15%: necesita carga.

Te sientes terrible

Ahora, la pregunta es, ¿hay alguna manera de cambiar este escenario?

¿Cómo tener unas vacaciones tranquilas?

Mochilero en pareja: viajen juntos para fortalecer su matrimonio con estos 6 consejos

Todos necesitan unas vacaciones al menos una vez al año. Sin embargo, no todos saben que lo que haces antes de tus vacaciones impactarán tu estado de ánimo durante tanto como después las vacaciones

Por lo tanto, si se va de vacaciones con la sensación de logro, es probable que pase un buen rato lejos, recargue sus baterías y vuelva a trabajar feliz, satisfecho y listo para enfrentar sus deberes.

Pero, si se va de vacaciones estresado y tiene mucho trabajo sin terminar, es probable que se sienta ansioso durante sus vacaciones. No descansarás Luego, volverás a casa infeliz, preocupado y enojado porque tienes que volver al trabajo.

Entonces, para tener unas vacaciones relajantes, debe gastar calidad tiempo en la oficina antes de que te vayas. Solo así podrá aprovechar al máximo sus vacaciones y regresar sintiéndose renovado.

Sé lo que quieres decir ahora: es más fácil decirlo que hacerlo. Después de todo, ¿cómo puede mantenerse motivado en el trabajo cuando está agotado y todo lo que quiere pensar es en las maravillosas vacaciones de las próximas semanas?

Bueno, hay algunas maneras de hacerlo realidad:

1. No posponga hasta después de las vacaciones lo que se puede hacer antes de las vacaciones.

Tómese un momento para pensar cómo se va a sentir en sus vacaciones cuando sepa que tendrá mucho trabajo por hacer cuando regrese. Te sentirás bastante estresado y ansioso, ¿verdad?

Por lo tanto, no se vaya de vacaciones preocupándose porque hay muchas cosas que hacer cuando regrese. En cambio, termine todas las tareas de antemano.

Además, recuerde, el tiempo pasa más rápido cuando está ocupado. Entonces, en lugar de reflexionar sobre sus fabulosas vacaciones, haga un poco de trabajo.

Ahora, para hacer que su última semana en el trabajo sea más productiva (y soportable), cree una lista de cosas por hacer y clasifíquelas de las que no son importantes a las más importantes. Luego, elige una de las tareas importantes y haz tu mejor esfuerzo para completarla.

¿Lograste? Si es así, ¿cómo te sientes? Bastante satisfecho, ¿verdad?

Imagine lo satisfecho que estará al final de la semana cuando todas las tareas estén terminadas

Deja que este pensamiento te motive.

2. Divida su jornada laboral en varios períodos.

Cuando estás agotado mental y físicamente, puede ser difícil trabajar seis u ocho horas seguidas. Una sola idea de un día de trabajo tan largo puede dejarlo deprimido, sombrío y estresado.

Por lo tanto, para evitar el mal humor y la depresión laboral, divida su jornada laboral en unos pocos períodos y tome más descansos.

Considere: ¿sería más fácil para usted trabajar tres veces durante dos horas o seis horas seguidas? La respuesta es obvia, ¿verdad? Cuando divide su día en períodos, la jornada laboral parece más corta, menos aterradora y menos abrumadora.

Se vuelve pareja más soportable cuando planifica con anticipación lo que va a hacer en cada período. Por lo tanto, tome un pedazo de papel y planifique todo su día de trabajo. Por ejemplo, puede verse así:

  • 8:00 – 10.00 A.M .: Contestar correos electrónicos.
  • Pausa para almorzar. Verificación de redes sociales.
  • 10.30 – 12.30 A.M .: Llenado de documentos.
  • Salir a caminar y cenar.
  • 2.00 – 4.00 P.M .: Trabajando en un proyecto.
  • Té y charlando con colegas.
  • 4.30 – 5.30 P.M .: Edición de contenido.
  • Ir a casa.

Ahora cree su propio horario único y sígalo.

3. No lleve su trabajo a casa y no traiga sus responsabilidades personales al trabajo.

Por qué deberías convertirte en un madrugador: 10 beneficios de levantarte antes del amanecer

Antes de unas largas vacaciones, es probable que su cabeza se llene de pensamientos no solo sobre el maravilloso tiempo que tendrá que irse, sino también sobre lo que debe organizarse antes de irse. Los boletos deben comprarse, las cosas empacadas, la ropa lavada, las compras hechas y mucho más.

Tales pensamientos pueden distraer y, por lo tanto, reducir su productividad en el trabajo.

Para poder concentrarse en el trabajo cuando esté en la oficina, recuerde dejar todas sus diligencias personales para la noche. Habrá tiempo para cuidarlos después del trabajo, así que no se preocupe.

Además, solicite a los miembros de su familia que respeten sus horas de trabajo y que no lo llamen cuando esté en la oficina. Si eso no funciona, silencia tu teléfono y guárdalo. Estás en el trabajo. Todo lo demás necesita esperar.

Del mismo modo, no te lleves tu trabajo a casa. Tienes muchas horas para terminar tus tareas cuando estás en la oficina. Si no te las arreglas, tienen que esperar hasta mañana. En casa, hay otras cosas que requieren su atención, como familia, tareas domésticas o pasatiempos.

Recuerde, un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida es la clave para una mejor productividad y un mejor estado de ánimo.

5 consejos extra para tontos.

Ya sea que esté antes de las vacaciones, después de las vacaciones o ni siquiera piense en tomarse vacaciones, puede tener problemas para concentrarse en sus tareas en el trabajo. Las razones pueden ser numerosas. Sin embargo, las soluciones son las mismas para cada situación.

Por lo tanto, aquí hay cinco consejos adicionales sobre cómo concentrarse en el trabajo cuando no puede. Son simples y obvios, pero pueden hacer milagros:

  • Escucha música pacífica y motivadora,
  • Organiza tu espacio de trabajo,
  • Aproveche al máximo cada descanso y recargue sus baterías (por ejemplo, si es introvertido, busque un lugar tranquilo y lea un capítulo de un libro. Si es extrovertido, socialice con sus amigos),
  • Juega con juguetes inquietos mientras trabajas,
  • Desenchúfelo de vez en cuando y ejercítese un poco.

Qué hacer ¿pensar?

Si tiene otros consejos sobre cómo concentrarse en el trabajo antes de las vacaciones, ¡compártalos con nosotros! Me encantaría saber lo que piensas.

Sobre el Autor

Emily Johnson es estratega de contenido en OmniPapers. Ella escribe artículos perspicaces sobre marketing digital, trabajo remoto y productividad. Sus blogs sobre marketing de contenidos y blogs ayudan a los escritores a mejorar sus habilidades.

Si se va de vacaciones estresado y tiene mucho trabajo sin terminar, es probable que se sienta ansioso durante el mismo. Aquí hay algunos consejos. # consejos de vacaciones # trabajo # productividad

Cómo concentrarse en el trabajo cuando se acercan unas largas vacaciones
4.8 (95.83%) 48 votes