estadisticas web Saltar al contenido

Cheques de caja: qué son y dónde ir

cashier

¿Quiere saber con certeza que un cheque que envíe o reciba borrará el banco? Si es así, usar un cheque de caja puede darle la tranquilidad que está buscando.

Los cheques de caja son una forma de pago en la que el banco pagador garantiza que los fondos estarán disponibles para la persona que recibe el pago. A diferencia de un cheque personal, un cheque de caja legítimo nunca rebotará.



Eso los hace más seguros que otras formas de pago. Y pueden ser necesarios para compras grandes (como el pago inicial de una casa) cuando no puede usar una tarjeta de débito o crédito. Esta guía explica cuándo usar cheques de caja y qué esperar cuando solicita uno de su banco.

¿Qué son los cheques de caja?

Un cheque de caja, también llamado cheque bancario, es un documento que se parece y actúa de manera muy similar a un cheque personal. Ambos incluirán el nombre del beneficiario y la cantidad en dólares para la que están siendo escritos. Sin embargo, los cheques de caja son diferentes en un aspecto.

Los fondos para el cheque son fondos garantizados. Eso significa que en el momento en que solicita un cheque de caja, su banco elimina ese monto en dólares de su cuenta corriente. Debido a que el banco hace esto, se garantiza que el cheque se borre. Y esto ofrece una capa adicional de seguridad para la persona que recibe los fondos.

Es importante señalar que si bien los cheques de caja son una forma de pago altamente segura, todavía existen estafas a su alrededor. Con mayor frecuencia, los estafadores envían cheques falsos por correo y solicitan que se devuelva una parte del dinero mediante transferencia bancaria.

A menudo, la víctima no se da cuenta de que el cheque es falso hasta después de haber gastado o transferido parte del dinero. Para protegerse, siempre tenga cuidado al aceptar un cheque bancario de alguien que no conoce. Cuando sea posible, verifique el cheque con un cajero antes de depositar. O espere varias semanas antes de usar el dinero para asegurarse de que los fondos se compensen.

¿Cuándo debo usar un cheque de caja?

En general, un cheque de caja tiene sentido cuando realiza una transacción de persona a persona que implica mucho dinero. Algunos propietarios requieren que sus inquilinos paguen con ellos. También se le puede pedir que use uno si está tratando de comprar un automóvil, bote o vehículo recreativo de un vendedor privado (como su vecino).

Un contratista general puede solicitar un cheque bancario para una remodelación dependiendo de la naturaleza de la transacción. También pueden permitirse o exigirse para compras importantes, como el pago inicial de la casa o la compra de un automóvil.

En el pasado, los cheques de caja pueden haber sido utilizados para transferir fondos de una cuenta bancaria a otra. Hoy en día, las transferencias electrónicas de fondos (EFT) o las transferencias de la Cámara de Compensación Automatizada (ACH) suelen ser más rápidas y seguras.

En general, los bancos y las cooperativas de crédito cobran una tarifa ($ 5- $ 20) por un cheque de caja, por lo que no desea usarlos para cada transacción. Pero la capa adicional de seguridad los convierte en una excelente opción para grandes compras si no es posible usar EFT o ACH.

¿Dónde puedo obtener un cheque de caja?

El mejor lugar para obtener un cheque de caja es de la cooperativa de crédito o banco que tiene su cuenta corriente. Algunos bancos le permitirán comprar uno sin una cuenta, pero las políticas varían según la institución. Si un banco le permite comprar uno, deberá traer efectivo al banco.

Algunos bancos, especialmente aquellos que no tienen sucursales, emitirán cheques de caja en línea. El banco le permitirá especificar la dirección donde debe enviarse el cheque. ¡Asegúrese de obtener esta dirección correcta! Recuerde, estos cheques son fondos garantizados. Es poco probable que los bancos vuelvan a emitir uno sin mucha molestia.

Finalmente, algunos bancos cobran una tarifa por procesar cheques de caja, otros no. Si tener esta característica es importante para usted, considere cuidadosamente su elección de banco.

¿Qué necesito para obtener uno?

Para obtener un cheque de caja necesita todo lo siguiente:

  • Dinero: Necesita efectivo o dinero en su cuenta corriente para obtener un cheque bancario.
  • El nombre del beneficiario.: Los bancos generalmente no emiten cheques de caja en blanco. Necesitará un nombre de persona o nombre comercial para que el cheque sea válido.
  • identificación fotográfica: Su banco solicitará una identificación con foto, como una licencia de conducir o un pasaporte, para que el cajero pueda verificar su identidad.
  • Una cuenta (a veces): El lugar más fácil para obtener un cheque de caja es de su banco o cooperativa de crédito. Algunos bancos solo los emiten a sus clientes. Si no tiene una cuenta bancaria, llame a las sucursales con anticipación para conocer la política de los bancos.

¿Cómo puedo cobrar un cheque de caja?

Es fácil depositar un cheque de caja en cualquier cuenta de ahorro o corriente. La mayoría de los bancos le permitirán depositar el cheque a través de una aplicación móvil, un cajero automático o mediante un depósito en persona. Pero si su objetivo es obtener dinero en efectivo (moneda física), tendrá que saltar algunos aros.

Puede visitar una sucursal bancaria donde tiene una cuenta corriente y solicitar cobrar el cheque. Como los fondos están garantizados, el banco generalmente le permitirá cobrar el cheque de inmediato. También puede cobrar el cheque en el banco emisor (por ejemplo, si el cheque proviene de Wells Fargo, puede cobrarlo en una sucursal de Wells Fargo).

Finalmente, normalmente puede cobrarlos en cualquier lugar que también ofrezca servicios de cambio de cheques personales, como tiendas minoristas o puntos de venta de efectivo. Walmart's Money Center es uno de los lugares más económicos para cobrar un cheque, ya que solo cobra $ 4 por cheques en efectivo menores a $ 1000 u $ 8 por cheques en efectivo mayores a $ 1000. Vea nuestra lista completa de los mejores lugares para cobrar un cheque.

¿Cuáles son algunas alternativas?

Los cheques de caja no son la única forma de transferir fondos garantizados a otra persona. Si no cree que un cheque bancario sea adecuado para usted, hay algunas alternativas diferentes a considerar.

Primero, puede iniciar una transferencia bancaria con su banco. Tenga en cuenta que existe una gran cantidad de fraude por transferencia bancaria, por lo que debe tener mucho cuidado al aceptar las transferencias electrónicas. Para compras más pequeñas, las aplicaciones de pago de persona a persona (como Venmo o PayPal) pueden tener más sentido.

Desafortunadamente, las transferencias electrónicas o las aplicaciones de pago no serán una buena alternativa para usted si no tiene una cuenta bancaria. En ese caso, el uso de efectivo físico puede ser más simple para pagos pequeños, mientras que un giro postal podría ser una buena opción cuando desee garantizar cantidades mayores.