Saltar al contenido

Brasil se busca por una alternativa

Por Gustavo Chierighini (@GustavoChierigh), fundador de Plataforma Editorial Brasil.

Estimado lector, debo decir que no están siendo tranquilos los días de nuestro equipo gubernamental. Como si no bastara la terquedad de nuestra economía en rechazar a despegar ante las políticas “desarrollistas” y de inducción estatal, un universo de “hilos desencapados” surgen aquí y allá.

Ellos representan desde la clase médica en pie de guerra ante las propuestas bolivianas más recientes hasta la fuerza imprevisible de las “calles”, que sin liderazgo vertical quedan blindadas de acuerdos políticos de ocasión (con quienes programar una reunión?). También no podemos olvidar a la insistente e indócil (pero por muchos aplaudida) insubordinación de la base aliada parlamentaria.

Se trata de una típica navegación en mar revuelta, sin radar, con la visión del horizonte cada vez más turbia, pero con el alto almirantado consciente de que el puerto más cercano se encuentra a exactas 17 meses mar afuera. ¿Podrán atracar con éxito? No se sabe.

En resumen, un marco de inestabilidad política sin mayores consecuencias. El cuadro típico de una democracia que aún no ha enfermado, donde el proceso político opera como una fuerza natural, con vida y alimentación propias, provocando cambios, sepultando mitos, instigando la natural sucesión de liderazgos, comportamientos y patrones.

Nada más sano y esperado en una sociedad libre y dueña de su destino. Pero si los vientos soplan hacia la alternancia y la renovación, ¿cuál sería el modelo sucesor? ¿O mejor, quién lo encabezará? Mi nítida sensación es que esta figura todavía no existe.

Es decir, no se destaca, no aglutina opiniones, no propone alternativas, no ejerce liderazgo sustancial y mucho menos causa inspiración. Cambiando en niños, no existe democracia sana y económicamente próspera sin la perspectiva de una oposición preparada y energizada para los procesos sucesorios – en todos los niveles y afectando a todos los grupos políticos.

En el lugar de este hiato, lo que sobresale es el marasmo y la inacción, y estos actores pueden asustar mucho más que persistentes índices económicos de ocasión. Brasil se busca una alternativa. ¿Alguien sabe dónde encontrarla? Hasta el próximo.

Foto de freedigitalphotos.net.

Brasil se busca por una alternativa
4.8 (95%) 8 votes