Saltar al contenido

7 maneras súper fáciles de reducir los costos de atención médica

Cuidar de su ayuda es muy importante, pero debería retrasarlo tanto que pueda permitirse otras cosas. Aquí hay algunos consejos simples que puede usar para ayudar a reducir los costos de atención médica.La atención médica, como los impuestos, es un gasto inevitable que todos tenemos que pagar. En la mayoría de los casos, especialmente cuando surgen situaciones, estás contento de tenerlo. Desafortunadamente, sin embargo, el costo de la atención médica parece estar en constante aumento. Su costo mensual, deducible y facturas y servicios médicos generales parecen ser más caros que nunca.

Muchas veces te encuentras pagando una cantidad significativa porque tu deducible es alto o descubres que tu plan de atención médica simplemente no cubre tanto como esperabas. Además, optar por el plan más barato generalmente significa optar por el peor plan con el deducible más alto.

No obstante, no debería tener que pagar la mitad de su sueldo para obtener la atención médica adecuada. Afortunadamente, hay una serie de pasos y hábitos que puede adoptar para reducir sus costos. Considere probar estas siete formas de reducir los costos de atención médica.

1. Mantener hábitos saludables

Si bien ciertos problemas y preocupaciones de salud pueden ser inevitables, no es ningún secreto que mantener un estilo de vida saludable puede eliminar o aliviar la necesidad de procedimientos médicos de alto costo.

Tomar las medidas adecuadas e inculcar los hábitos correctos hacia una dieta equilibrada y hacer ejercicio son las claves para mantenerse saludable. Manténgase alejado de demasiados alimentos procesados ??o basura, haga ejercicio regularmente y tome adecuadamente cualquier medicamento que tenga.

Puede que no parezca mucho, pero se sorprenderá de lo mucho que estos pequeños hábitos preventivos pueden ayudar a reducir los costos de la atención médica. Además, tenga cuidado de mantener una higiene adecuada también, para protegerse cuando otros hayan enfermado.

2. Utilizar cuidado preventivo

Además de los pasos que puede seguir personalmente para mantenerse saludable, también hay una variedad de opciones preventivas para ayudar a garantizar su salud.

Entre las visitas regulares al médico, las vacunas y los exámenes anuales, puede mantener su salud en buen estado y, si hay un problema, detectarlo antes de que se convierta en un problema mayor. Hable con su médico acerca de su historial de salud y sus inquietudes para determinar qué procedimientos o vacunas serían apropiados y beneficiosos para usted.

Publicación relacionada: Cómo Step Trackers puede ayudar a su salud y finanzas

3. Compare

Probablemente no compraría el primer automóvil que condujo, y tampoco debe ir necesariamente con el primer plan de salud que se le presente. Al igual que lo haría antes de realizar una compra importante, asegúrese de darse una vuelta antes de elegir oficialmente un plan.

Revise los costos de copago, deducibles, primas mensuales, detalles de cobertura y redes de varios planes. Luego, decida qué es lo mejor para usted y su familia.

¿Qué necesidades de salud tiene actualmente o qué podría anticipar para el futuro? Considerar cuidadosamente cada detalle, tanto en el plan como con sus necesidades médicas, puede ayudarlo a descubrir qué no solo le proporcionará el servicio adecuado, sino que también reducirá los costos de la atención médica.

¡Use estos consejos para mantenerse saludable y ahorrar dinero! Haga clic para tuitear

4. Ahorre en medicamentos

Sus medicamentos son sin duda una de las cosas que aumentan el costo de su atención médica. La mayoría de los medicamentos tienen un costo exorbitante y la proporción que el seguro de salud parece cubrir está disminuyendo lentamente. Dicho esto, encontrar formas de reducir el precio de los medicamentos recetados es una forma segura de reducir los costos de atención médica en general.

Antes de aceptar la primera sugerencia de su médico, pregunte si hay una alternativa genérica o alternativa. Los genéricos, en su mayor parte, usan los mismos ingredientes activos que las marcas, y generalmente hay más de un medicamento disponible para tratar varias dolencias.

Otra gran alternativa es ver si su receta está disponible por correo. Cortar al intermediario y recibir un suministro para un par de meses suele ser mucho más económico que pasar por la farmacia.

5. Permanecer en la red

Si bien todos tenemos nuestros médicos y médicos, si el suyo no está en su red de salud, podría costarle más. Su compañía de seguro de salud se ha asociado con ciertos proveedores, hospitales e instalaciones para brindarle servicios de menor costo. Y salir de esa red aprobada puede costarle cientos de dólares más.

Ergo, para que las visitas al médico sean lo más económicas posible, busque la lista de proveedores de su plan de seguro y siga con uno de ellos.

6. Utilice atención de urgencia o conveniencia

Las salas de emergencia son conocidas por costarle un brazo y una pierna. Desafortunadamente, hay momentos en que su médico de familia puede estar cerrado y simplemente no tiene otra opción. No obstante, existen alternativas a las salas de emergencias, siempre que no sea realmente una emergencia, que podrían ahorrarle cientos de dólares.

La próxima vez que necesite asistencia médica fuera del horario de atención de una oficina, opte por una atención de urgencia. Cuentan con un buen equipo de médicos y enfermeras que están totalmente equipados para tratar lesiones y enfermedades menores a una fracción del costo.

Además, para otras afecciones y enfermedades de rutina, como dolor de oído o erupción cutánea, puede ahorrar aún más y optar por un centro de atención de conveniencia. Estos generalmente se encuentran en una farmacia o tienda de comestibles.

7. Pregunte sobre el procedimiento y las alternativas de prueba

Muchas veces, los médicos ordenarán una variedad de pruebas y procedimientos médicos simplemente para descartar ciertas afecciones y enfermedades. Si bien su precaución es bienvenida, esas pruebas pueden costarle miles de dólares.

Antes de aceptar oficialmente una prueba o procedimiento, asegúrese de discutir cada opción con su médico. Averigüe qué es realmente médicamente imperativo, qué es precautorio y pregunte sobre otras alternativas que podrían costar menos. Hacerlo podría salvarlo de grandes facturas médicas.

Además, asegúrese de preguntar sobre posibles instalaciones ambulatorias en caso de que necesite someterse a una cirugía o procedimiento menor. A menudo son más baratos que una visita al hospital.

Su salud es una de las cosas más preciadas de la vida, porque cuando no estamos saludables o enfermos, nos damos cuenta de cuánto lo damos por sentado. Aun así, mantenerse saludable no debería significar pagar miles de dólares cada año por seguro de salud y otros costos médicos.

Si bien sin duda es un servicio y un plan lo que necesita, la atención médica adecuada no debería evitar que ahorre para otros objetivos importantes en su vida. Al sopesar todas sus opciones y estar al tanto de algunos consejos y trucos, puede encontrar formas de tener una gran atención mientras ahorra dinero.

¿Ha encontrado útil a su médico cuando intenta encontrar alternativas para reducir los costos de atención médica?

marcador de posición sa-cautivate

Califica este Articulo!